"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 14 de julio de 2013

Policía municipal de Madrid carga contra skaters.

Hoy quisiera hablar sobre un suceso que tuvo lugar hace casi un mes, a finales de junio, cuando un grupo de chavalxs estaban disfrutando del día internacional del skate en la conocida Bajada de la cabra, que anualmente, por esa señalada fecha, congrega a mogollón de peña con su patín para bajarse desde Plaza de Castilla hasta la Plaza de Colón, reivindicando, en una marcha no autorizada, el uso del monopatín por las calles de la capital, cada vez más controladas y restringidas.

Este año, al llegar a la plaza de Colón, lxs chavalxs estaban patinando cuando la policía municipal de Madrid cargó sin provocación previa. La excusa fue que estaban "ocupando ilegalmente la calle", y porra en mano, arremetieron contra la peña, que abandonó la plaza sin oponer mayor resistencia.


Curioso el detalle de que, en la misma plaza desalojada por lxs maderxs, se preparaba la llamada "Noche del deporte", acto institucional enmarcado en la promoción de la candidatura olímpica de Madrid, con grandes stands y paneles publicitarios, canchas etcétera, y cómo no, ocupando la plaza, pero como estos le hacían la rosca al ayunta y a las diferentes entidades financieras interesadas en convertir, una vez más, las calles de la metrópolis en un omnipresente centro comercial donde los espacios para la circulación inerte de mercancías se amplía a costa de limitar los espacios para las personas y sus relaciones, pues a ellos se les da permiso y a los otros, ¡se les echa a ostias!

Es cada vez mayor la presencia policial y de cámaras en las calles de Madrid. La gentrificación avanza y los barrios que no forman parte del pijo escenario de consumismo que debe ser el centro de una ciudad moderna sucumben, poco a poco, a la vorágine. Parar al monstruo depende de todxs.

Sólo queda decir que además del salto de tornos (conocido deporte de muchxs habitantes y no-habitantes de Madrid consistente en saltar los tornos del metro en las estaciones donde no hay seguratas amargándonos la existencia), Madrid es una ciudad que se recorre muy bien en patín o en bici, así que ya sabes, arranca y revienta el asfalto.

Madrilonia ha patrocinado este espacio.
Gracias por su colaboración en el diseño de una ciudad más "limpia".
La urbe nos está matando...