"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 19 de julio de 2013

Ir a una manifestación masiva en el Estado español en unos sencillos pasos.

Dejo aquí esta reflexión, con un toque de humor pero también tristemente cierta, que encontré por ahí circulando y que decidí cambiar un poquito, añadiendo alguna cosa de aquí y quitando otra de allá. Acerca del modelo de "convocatoria" y "protesta" que la ciudadanía bienpensante, en su carrera hacia el continuísmo democrático éxito, ha sabido convertir en predominantes, con el resultado de detenidxs y heridxs grandes logros como por ejemplo el Asedia el Congreso, las Mareas Ciudadanas y en definitiva, cualquier artículo del catálogo de protestas de colorines que han venido sucediéndose en los últimos meses/años en el Estado español.

-----------------------

1- A algún/a policía secreta colgado pasado de setas se le ocurre una convocatoria absurda por Internet que termina con la coletilla de "indignada": Barbacoa indignada, shopping indignado, recogida de frambuesas indignada...

2- La gente reaccionamos diciendo que, evidentemente, es una chorrada, pero esa gente terminamos yendo a la convocatoria bien "porque van colegas", bien "para curiosear a ver qué pasa".

3- Llega la hora de la convocatoria en cuestión y es una mierda. Lo sé yo, lo sabes tú, y el de al lado, y el de al lado, y el de más pallá... Lo sabe hasta el de la máscara esa de anonymous, que como todxs sabemos, es un artículo imprescindible dentro de la nueva guerrilla ciudadana que, armada con silbatos, cacerolas y pancartitas pretende aterrorizar a nuestrxs gobernantes. Dicho artículo se puede adquirir en centros comerciales tiendas revolucionarias a un excesivo módico precio, y su producción es 100% transnacional horizontal, como demuestra la siguiente imagen:


4- Llega la UIP con sus súper equipos y logística represiva en plan Power Rangers, pasadísimos de speed y con ganas de crujirnos cual gambones en una marisquería (amigos del/de la ciudadanx, que sólo están deseando reventarnos a ostias y entalegarnos confundidos).

5 - Todxs reaccionamos como idiotas ante la UIP, bien por masocas (manitas en plan "estas son nuestras armas"), bien por impulsivos y falta de planificación.

Para una definición gráfica del patológico masoquismo descrito, por favor, miren la siguiente imagen:


6 - La policía pega a cientos, trinca a no sé cuántxs, detienen a un par de colegas o incluso te detienen a ti.

7 - Te das cuenta de que esa convocatoria ha sido una auténtica mierda, que ha sido una verdadera ratonera y te prometes no volver a ir a convocatorias amarillas, ciudadanistas y/o de dudosa procedencia, que no merece la pena que a unx le detengan por movidas que no luchan por una superación y destrucción de lo existente.

(Murmullos) Me cago en los putos progres tronco... es que joder. Siempre igual. Darse aires por Internet para que luego se raje la mitad y la otra mitad aparezca en el lugar acordado con carteles de no a la violencia y pitos. Cualquier día los reviento yo antes de que lo hagan los maderos... Demócratas de mierda, asco de tonynegristas, reformistas... (continúan los murmullos e improperios, cagándonos en todo lo que nos rodea).

8 - Tras la manifestación la peña no se reúne para hacer una evaluación colectiva e individual de los resultados, cada unx vuelve a su casa y se sienta en su ordenador enfadadx a teclear su opinión aisladx del resto, y sigue viviendo su ciber-vida de antisistema a media jornada. Como mucho, se le hincha un poco la vena y rompe algún banco o prende fuego a algo, pero de análisis en profundidad sentadxs y hablando con calma y sentido común y una buena perspectiva, nada de nada.

9- Se repite el paso 1

10- Se repite el paso 2, y el 3...

Y así hasta el infinito.