"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 7 de junio de 2013

Sobre la película "Díaz: No limpiéis esta sangre".

Cuando una amiga y compañera me dijo que estaban anunciando una película sobre los hechos de la contra-cumbre contra la reunión oficial del G-8 en Génova en julio del año 2001, pensé en que la industria cinematográfica ya estaba otra vez tratando de retratar unos sucesos de protesta del modo más sensacionalista, espectacular y despolitizado posible. Me imaginé una película al más puro estilo norteamericano, con los disturbios del Black Bloc siempre en primer plano, muchos molotovs e imágenes de lo más dinámico.

Sin embargo, mi curiosidad me llevó a descargármela y echarle un vistazo, y para mi sorpresa, me había equivocado de cabo a rabo con el juicio precipitado.

La película "Díaz: No limpiéis esta sangre" no es una película sobre una contra-cumbre. El Bloque Negro aparece apenas unos segundos, aunque a lo largo de la película, siempre con esa sutileza subliminal tan evidente que se gastan los directorzuelos de cine socio-político, parece que se le identifica como el responsable de la represión o, al menos, como un agravante de la misma (además de presentarles como simples vándalos que queman un coche por pura diversión, como si tras sus ataques no hubiese un gran contenido político y todo un esquema reflexivo). No daré detalles para no joderos la trama y además, la cuestión no es esta. Como os digo, la peli no muestra apenas imágenes de las movilizaciones así que aquellxs que hayáis venido buscando el morbillo de lo insurreccional, podéis iros a Youtube e introducir en el buscador "Disturbios G-8" y tendréis material suficiente para un buen rato de "entretenimiento subversivo". La película se centra en lo que sucedió en la Escuela Díaz, una escuela donde un grupo de aproximadamente 100 activistas pasaban la noche del 21 de julio, día después de los enfrentamientos en los que murió asesinado Carlo Giuliani, y una vez la cumbre ya había terminado. La policía, en su delirio represivo, asaltó la escuela armada hasta los dientes y golpeando indiscriminadamente y de manera brutal a las personas que allí dormían, que en ningún momento opusieron resistencia. A las palizas les siguieron las torturas, la destrucción del material de vídeo que fue encontrado, la confiscación de las cámaras y demás equipos técnicos y las detenciones. Aquel episodio quedó marcado dentro de la represión a las movilizaciones masivas y acciones de resistencia que han tenido lugar en los últimos años contra las diferentes cumbres que organismos internacionales genocidas como la OMC, la OTAN, el G-8/G-20 o la U.E. realizaron en distintas ciudades del mundo, como  Seattle, Rostock, Praga, Toronto, Tesalónica, Estrasburgo o Barcelona.

Cabe señalar que a la hora de mostrar la brutalidad policial, la película no escatima en detalles, y es un poco dura para quien no esté acostumbradx a ese tipo de escenitas. Yo no estuve en Génova aquellos tres días, pero a medida que miraba la película no podía evitar acordarme de una persona que conocí y que sí estuvo allí, y del estremecedor relato que comentó de la represión sufrida a manos de los Carabinieri. Aquellxs de vosotrxs que fueséis testigo directo de aquellos episodios sabréis si la película es o no fiel a lo que pasó. Yo sólo puedo difundir lo que creo que es un buen material para difundir y para, con criterio, visionar y explicar no como un hecho aislado de exceso policial puntual, sino como la cotidianidad de un sistema cruel y terrorista que aplaca con violencia toda conducta o iniciativa que desobedezca sus injustos reglamentos.

En principio, mi idea era subirla a Youtube y ponerla aquí, como he hecho con otros documentales y vídeos que podéis ver en la sección "Documentales" del blog, pero por lo visto es demasiado largo (dura dos horas) y Youtube no me permite subirlo. Por lo tanto, os dejo con este enlace (AQUÍ MISMO) desde donde os la podéis descargar (yo me la bajé de ahí, la calidad está bien y está en castellano). Para descargar, pincháis en el enlace y esperáis a que el temporizador que aparece debajo de la opción "Gratis" llegue a cero. Cuando termine, le dais a Descarga y os llevará a una página donde aparece una imagen con unas letras que tenéis que introducir (lo que es un captcha de toda la vida, vamos). Las metéis y voilá! El archivo pesa 1,4 gb y viene comprimido.

Si veis que os mola, difundidla.