"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 13 de junio de 2013

Asesinado otro chaval en Portugal por la policía y disturbios nocturnos.

Según informó esta noticia en Abordaxe (aquí), un joven murió ayer en Damaia (cerca de Lisboa, Portugal) por la paliza propinada por unos maderos del PSP.

El chaval, de sólo 15 años de edad y apodado "Mucho", intentó huir dos semanas antes cuando se produjo una redada policial en su barrio. Fue perseguido por agentes que le alcanzaron y apalizaron brutalmente. Tras la agresión, Mucho llegó al hospital casi sin sentido y fue ingresado. Su salud evolucionó favorablemente a lo largo de las últimas dos semanas, y según una familiar, ya había conseguido recuperar la movilidad, caminaba, comía y empezaba a recuperar la normalidad, pero el martes una vena reventó y le hizo caer en coma, muriendo finalmente ayer, jueves.

Tras conocerse la muerte de Mucho, sus amigxs y vecinxs del suburbio volvieron a salir a la calle para expresar su rabia y odio hacia la policía y el Estado que le da carta blanca para acabar con la vida de quien comete el "terrible crimen" de huir de sus redadas clasistas y violentas. Así, se produjeron en el barrio varios focos de revuelta, en los que se cortaron carreteras con barricadas en llamas, se rompieron escaparates de establecimientos comerciales, se quemó un vehículo y se atacó a la policía, que bloqueó todos los accesos de entrada y salida al barrio en una nueva operación en la que participaron más de 15 vehículos policiales.

Maderos, Cerdos, Asesinos.