"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 15 de junio de 2013

Sabotaje a una subestación policial en Olympia (EE.UU.) en solidaridad con Eric Mc David y Marie Mason.

Otro comunicado reivindica una nueva acción en solidaridad con lxs presxs anarquistas de larga condena, esta vez en Olimpia (EE.UU.), consistente en sabotear las cerraduras de una comisaría.

Aquí la fuente.

---------------------

¡Atacar es fácil y divertido! En la madrugada del 11 de junio, llenamos de pegamento las cerraduras y un teclado de dos puertas de la subestación policial del oeste de Olimpia. No fue tan difícil. Con guantes, máscaras y un par de tubos de pegamento extra fuerte, pudimos dejar inoperables las cerraduras. Un chorrito de pegamento en el orificio de la cerradura es contundente, y es rápido y silencioso. ¿Tienes una hora libre en la oscuridad de la noche? Pues, entonces, tú también podrías hacerlo fácilmente.

El 11 de junio es el día internacional de solidaridad con Eric McDavid, Marie Mason y otrxs prisionerxs anarquistas de larga condena. Eric McDavid lleva 7 años de una sentencia a prisión de 20 por el crimen de pensamiento de “conspiración”, después de que le pusiera una trampa una informante pagada por el gobierno, conocida solo como “Ana”. Marie Mason lleva 5 años de una sentencia de 22 por estar involucrada en acciones que dañaron una oficina conectada a la investigaciones de OGM (Organismos Genéticamente Modificados) y que destruyeron una pieza de equipamiento para talar.

Existen muchas maneras importantes de apoyar a lxs compañerxs presxs; esta noche escogimos atacar un símbolo del control estatal, con el propósito de enviar un pequeño saludo solidario y cómplice a Marie y Eric. La policía es una parte integral del mismo sistema que robó a Marie y Eric a sus seres queridos y que lxs mantiene en una celda. Lxs policías son los perros guardianes del capitalismo, el cual depende de la expansión y destrucción constante de todo lo que es salvaje. La policía puede encerrar en celdas a aquellxs que se rebelan contra el orden dominante o que, simplemente, sueñan con una vida que valga la pena vivir, pero ellxs nunca podrán encerrar nuestra rabia.

¡Venga, destruyamos alguna cosa!

Amor,
Algunxs anarquistas