"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 25 de junio de 2013

Cómo acabar con tu vida social...

Quiero compartir las siguientes reflexiones extraídas del blog de una compañera y amiga, acerca del modo en que nos vemos forzadxs a actuar para no vernos excluídxs socialmente. Esto es lo que siento cada vez con más fuerza al relacionarme con personas con las que no comparto nada más que especie y un espacio-tiempo determinado. Gente que no comprende en absoluto los impulsos vitales que mueven a quienes poco a poco nos replanteamos nuestra realidad e intentamos transformarla pese a las consecuencias, pero con la que me veo forzado a relacionarme para no quedarme totalmente solo. Adoptar actitudes que realmente ponen en evidencia nuestros más esenciales principios para caer bien a personas en las que no sabemos si podemos confiar, y que llegado el momento de la verdad no sabemos si permanecerán ahí o si nos darán la espalda con tal de conservar esa absurda posición social por la que tanto "han luchado". Gente que sólo son amigxs tuyxs y te quieren cerca cuando no eres tú mismx. La esquizofrenia masificada que corta de raíz la relación social y la transforma en una nueva cadena. Somos seres necesariamente sociables, pero ¿Qué pasa cuando la sociedad nos atormenta, y cuando la gente de nuestro alrededor reproduce y fortalece las mismas estructuras de comportamiento y los mismos roles que odiamos?, ¿hasta qué punto llega la comprensión, hasta cuándo podemos hacer como que no nos importa, fingir que nuestras relaciones de amistad están por encima de todo eso, cuando realmente sabemos que no es así porque no nos sentimos llenos ni llenas relacionándonos con esa clase de gente? Son preguntas que para mí aun no tienen respuesta, pero os dejo con las reflexiones de la compañera:

Aquí la fuente.

----------------------

1) Darme cuenta de que la mayoría de mis relaciones sociales se basan en cosas superficiales y reproducen roles de estructuras tan odiosas como la familia. Que yo misma he construido esas relaciones, he alimentado esos roles y que quiero cambiar eso y basar mis relaciones en la confianza, la franqueza y el deseo de deconstruirnos para crear algo completamente diferente, coherente y libre.

2) Intentar compartirlo con las personas con las que me relaciono, para que todas podamos sacar algo en común de lo que estoy sintiendo y viviendo. Para hacer una crítica de nuestras incoherencias (las nuestras porque yo también las tengo).

3) Recibir críticas en absoluto constructivas, risas, chistes y silencio al respecto. En algunos casos respuestas a la defensiva y finalmente ante mi insistencia vacío.

4) Intentar establecer una conversación a nivel emocional sincera y abierta con las personas de mi círculo más cercano de amigos con las que me he sentido mal por las reacciones anteriormente descritas. Intentando buscar la empatía y la reflexión.

5) Recibir excusas, ataques, verborrea pseudofilosófica para exculparse... Nada de comunicación, ni de respuesta emocional sincera. Como mucho un dame un abrazo sin haber solucionado absolutamente nada. y por supuesto NADA de colectivizar el problema y las responsabilidades.

6) Decidir liberarme.

A nivel general en el sentido de las relaciones sociales (colegas, más que amigxs) es más simple:

1) Decide incluir a lxs animales en el ámbito de la moral. E intentar llevarlo a la práctica con todo lo que ello supone. (vamos, hazte veganazi)
  
2) Declárate feminista, en la teoría e intenta llevarlo a la práctica. (vamos, hazte feminazi)

3) Apáñatelas como puedas

----------------------

También dejo Monomaníacas, un tema del grupo Yangtze Kiang de hardcore punk que me viene a la cabeza al leer las reflexiones de la compañera que he compartido.


Perder el tiempo, vender tu presencia
desgastar fuerzas, quemar la cabeza
cansar el cuerpo
compartir espacios no-deseados, relacionarse con indeseables
quemar la cabeza
contribuir a alimentar un genocidio cotidiano, hacer lo considerado normal
contribuir a alimentar un genocidio cotidiano, hacer lo considerado normal
sucix y extrañx te conoces, miserable arrepentidx, es tarde ya
tratando de reconciliarte con lo que ayer creíste, es tarde ya

Perder el tiempo, vender tu presencia
desgastar fuerzas, quemar la cabeza
cansar el cuerpo
compartir espacios no-deseados, relacionarse con indeseables
quemar la cabeza
contribuir a alimentar un genocidio cotidiano, hacer lo considerado normal
contribuir a alimentar un genocidio cotidiano, hacer lo considerado normal
sucix y extrañx te conoces, miserable arrepentidx, es tarde ya
tratando de reconciliarte con lo que ayer creíste, es tarde ya

¡Perder el tiempo, vender tu presencia!
quemar la cabeza, quemar la cabeza, cansar el cuerpo, cansar el cuerpo
vender tu presencia, ¡cansar el cuerpo!