"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 31 de mayo de 2013

Disturbios en Berna (Suíza) tras la fiesta callejera Tanz Dich Frei.

En Berna, Suíza, tuvo lugar hace unos días, el pasado sábado 25 de mayo, la celebración de la fiesta Tanz Dich Frei (Baila Tú Libre), una fiesta callejera organizada anualmente por compañerxs en la ciudad y que va por su tercera edición, y que consiste en una manifestación en la que mediante música y bailes envueltos en un aire reivindicativo alrededor de 7000 personas marcharon hacia el parlamento local para reclamar más espacios para la vida nocturna alejados de los circuitos de consumo y alienación convencionales.

La fiesta se desarrollaba en paz hasta que la policía cometió el error de interrumpirla una vez en los aledaños del edificio institucional, encontrándose con la resistencia y la respuesta de algunxs compañerxs que encapuchadxs y vestidxs de negro avanzaron y contra-atacaron, destrozando más de 70 escaparates de tiendas de lujo, multinacionales y bancos y atacando a la policía con piedras, bengalas, petardos, botellas y otros objetos.

Como dicen lxs compañerxs, es conveniente a la hora de comprender el carácter netamente político de este evento, tanto de la fiesta contra la conversión de los espacios públicos en instrumentos de control mediante el urbanismo carcelario, como de los disturbios posteriores, recordar la frase de un tal Bakunin, que en su día dijo que la pasión por la destrucción es también una pasión creadora, y más si se trata de la destrucción de un mundo que enjaula la creatividad entre mercancías y la vende en centros comerciales, museos y televisión, exterminando toda expresión creativa o de ocio no sujeta a ese modelo

En el transcurso de los disturbios tuvieron lugar varias detenciones, pero según informan lxs compañerxs todavía se desconoce la situación de esas personas así como los cargos que se les imputan. Habrá que estar a la espera de nuevas actualizaciones informativas.

Para leer las dos crónicas en francés, aquí y aquí.
Para leer el artículo en Contrainfo de donde yo saqué la información aquí.

Dejo algunas imágenes y vídeos: