"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 23 de mayo de 2013

Continúa la represión contra el espacio anarquista La Solidaria (Uruguay)


Hace una semana y pico os hablaba en este blog (aquí) de la represión sufrida en Uruguay por el centro social okupado anarquista La Solidaria, que es objeto desde hace ya una temporada del hostigamiento y las amenazas policiales.

Ahora, compañerxs envían la siguiente información actualizada donde se advierte de nuevas provocaciones por parte de los maderos y de la supuesta propiedad del inmueble, la Congregación Evangélica Alemana.

---------------------------

Durante la mañana del Viernes 10 de Mayo varios policías, que llegaban en cuatro patrulleros,  intentaban abrir la puerta de La Solidaria, patadas, insultos y amenazas mediante. Varixs compañerxs y vecinxs iban acercándose al lugar, ubicado en Fernández Crespo y Cerro Largo, hasta que las fuerzas represivas del Estado tuvieron que retirarse.

Como era de suponer, regresaron, esta vez el lunes 13 de mayo, también por la mañana, exigiendo -sin citación- que alguien del espacio se presentara en la comisaría correspondiente para declarar sobre la concentración hasta la iglesia de la Congregación Evangélica Alemana  llevada a cabo el Jueves 2 de Mayo.

El Jueves 16 de Mayo cerca de las nueve de la noche golpeaban la puerta cuatro policías llamando a un compañero -esta vez con citación- para que fuera a declarar.

El Sábado 18 de Mayo por la mañana el compañero estuvo cerca de tres horas recibiendo preguntas no sólo sobre la concentración, sino que además preguntas relacionadas con los grupos que se juntan en el espacio. También preguntas relacionadas con sus ideas, por ejemplo, le preguntaron si es anarquista, dejando en claro el carácter del interrogatorio. No sólo preguntas sino que amenazas de todo tipo, incluyendo la de un allanamiento precedido por una falsa denuncia creada por ellxs mismxs de boca de pasta base en la casa. El carácter ilegal del intento de desalojo y los llamados a declarar sin citaciones no nos sorprenden ni es el punto hacia donde se dirigen nuestras protestas. El accionar policial ilegal, la corrupción y la prepotencia son parte de un mismo modo de vida que lxs explotadorxs, lxs poderosxs y sus defensorxs impulsan. Las fuerzas represivas del Estado no cumplen otra función que la de humillar, golpear, amenazar, encerrar y generar miedo a todxs lxs que no le sirven a su mundo.

No nos sentimos víctimas de nada, nos enorgullece defender un espacio que creamos como una herramienta para potenciar un mundo en el que las relaciones no estén regladas por el poder y el dinero.

Sabemos bien que esto no sólo significa un intento de desalojo por parte de la Congregación de la Iglesia Evangélica Alemana en complicidad con las fuerzas represivas del Estado. Sabemos que significa más que nada un intento de instalar el miedo en las cabezas de todxs aquellxs que no nos quedamos quietxs o calladxs. Sabemos que significa un ataque a los grupos, colectivos e individuxs que nos encontramos activxs luchando contra esta forma de vida basada en la explotación. Sabemos muy bien que es un ataque a la lucha contra la megaminera Aratirí y a todos los proyectos sociales autónomos. Sabemos más que bien y no dudamos en decir que intentan dar una lección a todxs lxs que no aceptamos las condiciones de vida impuestas por lxs poderosxs y lxs explotadorxs e intentamos crear otro mundo basado en la solidaridad, el  apoyo mutuo, la autogestión y la acción directa.

¡No al desalojo de La Solidaria! 
Saquen sus manos de nuestros centros sociales.