"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 1 de abril de 2013

Sobre la represión en Temuco (Chile). ¿Nuevo Caso Bombas en ciernes?

Noticia redactada por mí con información recibida en el correo electrónico de parte de compas de Refractario y CNA México (que difundieron también una información desde Refractario) a quienes agradezco los aportes. Podéis encontrar un buen resumen del caso con más información de la que yo he resumido en esta entrada en Refractario (aquí, recomiendo leer también).

El otro día recibí en el correo electrónico información sobre allanamientos a un espacio anarquista y una biblioteca anarquista así como en varios domicilios personales en Temuco (Chile). En estos allanamientos, que tuvieron lugar en concreto en el Espacio Pandemia y en la Biblioteca Anarquista Amanecer así como en viviendas particulares y siempre bajo la versión ofrecida por la prensa fiel al régimen (o sea, nada fiable), la policía habría encontrado supuestamente una bomba preparada, otra en proceso de ensamblaje y diferentes materiales para la fabricación de explosivos (extintores, mechas, gas butano, mecanismos de relojería, ampolletas...). Los pretextos para los asaltos estarían, según el fiscal, relacionados con la investigación y búsqueda de lxs responsables de dos ataques acontecidos recientemente en Temuco; Un ataque contra la dirección regional de gendarmería (carceleros) reivindicado como Célula Nómada Incendiaria y cuyo comunicado podéis leer aquí, y otro bombazo contra el cuartel de fuerzas especiales de Temuco, reivindicado igual y cuyo comunicado podéis leer aquí.

Sin embargo, esta nueva operación policial esconde intereses diferentes. Comandada por el fiscal Cristian Pérez, buscaba sin duda alguna intimidar al movimiento de cara a la celebración de un nuevo Día del Joven Combatiente, efeméride que cada 29 de marzo reúne en las calles a toda clase de protestas, desde unas más tranquilas hasta otras más descentralizadas e insurrectas, y que buscan honrar la memoria de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, dos jóvenes asesinados el 29 de marzo de 1985 por cerdos de carabineros durante la dictadura de Pinochet cuyo testigo recogió la democracia burguesa moderna.

Días antes de estos allanamientos, el Espacio Pandemia ya había denunciado mediante un comunicado público un hostigamiento y provocación policial constante. Podéis encontrar el comunicado en Contrainfo (aquí).

Iván Bezmalinovic, un gran bastardo general de la policía chilena (carabineros) famoso por mentir diciendo que lxs mapuches "usaban niñxs como escudo humano" para justificar que durante la represión policial a las comunidades mapuches resultasen heridxs con balas de goma (y de plomo) tanto personas adultas como niñxs pequeñxs, señaló respecto a estos allanamientos que "Es una investigación de inteligencia de carabineros coordinada con la fiscalía y en ella se encontraron artefactos que corresponden exactamente al mismo tipo y elementos de relojería que los instalados en gendarmería y carabineros".

Sea como fuere, varixs compas han sido detenidxs y permanecen bajo custodia tras ser formalizadxs por diferentes cargos. En total, hay 12 compas detenidxs. 2 de ellxs por supuesta tenencia de marihuana, 7 por negarse a darles la documentación a los maderos y resistirse a ser identificadxs y 3 por supuesta violación de la ley de armas (presunta fabricación y porte de los explosivos). Cabe señalar que algunxs periodistas sensacionalistas, en su intento patético por reproducir la película de la policía, llegaron a apuntar que en la casa allanada donde encontraron el explosivo listo y el otro explosivo en proceso de fabricación, las personas detenidas "dormían junto a las bombas" (¿?¿?). Me gustaría saber qué clase de persona duerme junto a un artefacto explosivo, no siendo alguien con muy poco aprecio por su integridad física y por su vida. Además de la casa en cuyo interior serían encontradas, repito, presuntamente, esas bombas, en otra de las casas asaltadas por los maderos se habría encontrado un cuaderno donde habría escrito un comunicado de reivindicación de alguna acción reciente.

Cristian Pérez, fiscalito principal culpable de este asunto junto a Velázquez y otros, dijo que "lo que se investiga son tres personas sospechosas de delito, aquí no se estigmatiza a nadie. Estamos investigando indicios ciertos y concretos de participación que ha sido respaldado por los resultados exitosos de estos procedimientos. Se persiguen responsabilidades personales no de grupos". Sin embargo, si estamos ante una operación que sea con el pretexto que sea busca reprimir y amedrentar a todo un ámbito político de cara a una fecha concreta en que las luchas se intensifican de forma efímera pero contundente para recordar compas caídos como es el 29 de marzo, ¿cómo puede ser tan cínico de decir que "no se estigmatiza a nadie" si se está estigmatizando y criminalizando a todo un movimiento político?

Según la propia prensa burguesa, a lxs compas mientras permanecían detenidxs se les tomaron, por la fuerza y pese a su negativa a prestarse a ello, muestras de ADN que además de pasar a un banco de ADN de la policía que luego usarán como lista negra de personas a las que cargarles los atentados cuya autoría real no sean capaces de localizar (tal y como ya pasó con el Caso Bombas en su día), pretenderán comparar con las encontradas en los dos atentados en cuya investigación, al parecer, se enmarcaría este episodio represivo. Esto se ha convertido en una nueva práctica de control social y bio-tecnológico de la población antagonista, y a través de una serie de nuevas leyes como la que obliga a las personas presas a entregar muestras de ADN como condición sine-qua-non para optar a cualquier beneficio carcelario (reducción de condena y demás), se están haciendo con una buena cantidad.

No obstante, nada de esto intimida a lxs compas que a su llegada al tribunal gritaron a lxs carroñerxs periodistas "Libertad a lxs presxs, esto es un montaje, otro montaje del Estado que no va a servir para nada". Esto muestra que lxs compas NO reconocen lo que les imputan e identifican todo el proceso como un nuevo montaje. Esto no impidió al payaso intendente de la zona hacerse el listo y decir tan campante "hemos encontrado a esas personas que querían hacerle daño a la Araucanía. Así que felicitar a carabineros y decirle a la ciudadanía que este tranquila”. No son esas personas las que destruyen el medio ambiente para vender las tierras a corporaciones asesinas nacionales y transnacionales, reprimiendo a las comunidades mapuche e imponiendo el dominio de la mercancía en cada rincón de Chile y del mundo con sus entramados de tecnología, vigilancia, dependencia, trabajo, consumo, ansiedad, agobio, drogas y cárceles. ¿Quién hace daño a la Araucanía?, ¿quién hace daño a quien hace daño a la Araucanía?

Desde siempre, lo que se persigue no es una acción puntual. No es poner una bomba en un cuartel policial o romper una cristalera de un comercio, sino la decisión y opción de vida que hay tras ese acto y aquellas personas que hacen suyas dichas alternativas desviándose del "camino correcto" que marcan instituciones, burócratas, políticos, policía y asesinxs de sueños en general. Las acciones de sabotaje, como las okupaciones, las expropiaciones individuales o colectivas de comida en un supermercado sea para consumo propio o para repartir entre gente necesitada, o una simple actividad abierta y pública en un centro social o una asamblea en la calle (o cualquier actividad antagonista materializada sobre lo real, sea o no "ilegal", sea o no espectacular) son el resultado de decisiones políticas concretas, que son la verdadera naturaleza de esa represión, que se extiende lógicamente a quienes desafían directamente a la élite llevando a la práctica consecuente esas decisiones y rompiendo el velo de invulnerabilidad artificial que cubre sus estructuras.

En este caso, lo que se busca con todo esto es seguir criminalizando en concreto a la okupación como forma de vida y lucha, y con ella, a todo lo que entraña (formas de organización horizontal, cultura disidente, autogestión...). Ya se intentó con el Caso Bombas, fracasó por completo y ahora lo intentan de nuevo. ¿Cómo?, pues...

La prensa también tuvo su parte de protagonismo en este nuevo ridículo del poder que ahora comienza. Lxs perio-listos se volvieron a equivocar señalando antes de tiempo que los allanamientos que tuvieron lugar en Dreves y Amanecer eran en casas okupas. El señor Bezmalinovic, del que ya os hablé antes (el que justifica tirotear a niñxs mapuches mintiendo y diciendo que lxs mapuches adultxs les usaban como escudo, cuando más bien el problema es que la policía les usaba como diana), señaló sin pudor que las casas allanadas son "del tipo okupa" (¿?) y que "efectivamente, son gente de esa línea pero no tenemos las identidades reales de estas personas" (insisto, ¿?). Sin embargo, se tragó sus palabras cuando poco después las personas propietarias de las casas allanadas no sólo dijeron que se las alquilaban a las personas que vivían en ellas y que no había ningún problema con eso, sino que se quejaron de los destrozos innecesarios que la policía, como de costumbre, causó en los domicilios de lxs detenidxs.

Vuelve a fallar la estrategia criminalizadora de la okupación. 

A nivel jurídico, los tribunales de Temuco acogieron distintas audiencias, todas ellas bajo un amplio despliegue policial que dejó fuera incluso a la prensa, y que blindó los edificios judiciales con carros blindados equipados con cañones de agua y cañones de gas lacrimógeno y varios efectivos de la gendarmería y de carabineros. A pesar de todo solidarixs pudieron colgar pancartas con lemas como "Basta de montajes en la Araucanía. libertad a lxs presxs del Estado terrorista" y "No más montajes, libertad para lxs cabrxs". Al final, las compas formalizadas por violación de la ley de armas son Ariadna Torres Torres, Roxana Marín Laurie y Yaritza Grandón, que afortunadamente y al menos por ahora NO han sido formalizadas bajo ley anti-terrorista aunque están acusadas de confección y fabricación de elementos explosivos y porte de estos bajo ley de protección de armas, además de culparlas de formar la Célula Nómada Incendiaria que reclamó la autoría de los dos atentados fallidos que antes enlacé (ninguno de los dos explosivos logró detonar). Las compañeras declararon y rechazaron las acusaciones contra ella negando su culpabilidad.

La compañera Ariadna declaró: "Cuando estábamos nosotras al interior de la casa, el perro nunca encontró un extintor, sino que lo encontró después de que a nosotras nos sacaron de la casa". Esto indica que posiblemente la aparición "sospechosa" de un extintor y otros materiales para presunta fabricación de bombas encontrada, según la madera y sus portavoces oficiales de la prensa comercial, en casa de las compas, se debió en realidad a la labor de la policía que colocó y "montó el montaje" (valga la redundancia)  para ajustarlo a su film de ciencia-ficción. Por su parte Yaritza señaló que "En esa fecha yo me encontraba en Talcahuano. Yo el 27 o el 26 (de febrero) viajé a dedo para allá porque tenía que hacerme unos exámenes y me vine en bus el 3 de marzo, llegué como a las 5 de la mañana a Temuco". Finalmente la compañera Roxana, que por cierto está embarazada de 5 meses, dijo "A mi habitación ingresaron con un perro que no encontró nada, mientras yo estuve ahí y sólo sacaron un notebook"

A pesar de que no se ha impuesto la ley anti-terrorista, igualmente a las compañeras las han entalegado en preventiva y se ha fijado un plazo de 5 meses para la investigación.

También acabaron en prisión preventiva, aunque con un plazo de 3 meses para la investigación, lxs compañerxs detenidxs por supuesta tenencia de drogas ya que la policía dijo que les fueron "encontrados" 100 gramos de marihuana (claro, igual que se "encontró" el extintor del que habló la compañera que mencioné antes). Al haber supuestos restos en otras partes de la casa, les acusan de traficar en el interior del inmueble.

Se espera que tanto la defensa de las 3 compañeras como la de lxs otrxs dos compañerxs (son casos distintos, ya que uno es por ley de armas y el otro por ley de drogas aunque ambos cuentan con el mismo trasfondo represivo hacia el ámbito y las personas anarquistas) apelen a la corte de apelaciones pronto respecto a la prisión preventiva y otras conclusiones.

En cuanto a los 7 compas restantes, detenidos por negarse a dar su documentación a la policía (Ocultación de identidad) quedaron en la calle pero se les impuso una multa de 2 UTM (mira aquí para saber qué es una UTM, Unidad Tributaria Mensual) que de nuevo estos compas se han negado a pagar. Ante este nuevo desafío se fija una nueva audiencia para decidir cómo sigue su proceso.

Ahora queda esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y solidarizarse con lxs compañerxs difundiendo, informándose y moviendo en la calle como cada unx estime conveniente (carteles, panfletos, pintadas, acciones, manifestaciones, concentraciones...).

¡Abajo los montajes del poder!

-----> Añadido: Aquí puedes leer la carta de la compañera Silvana Lamilla tras la represión.