"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 1 de abril de 2013

Francia - Excarcelado el compa Mike, acusado por la explosión en Chambery.

Como nos decía esta carta que publiqué anteriormente en el blog (mira aquí) Mike es un compañero de Francia que cumplía hasta hace poco condena de 4 meses por la explosión de un artefacto explosivo que él y su compañera sentimental (también anarquista y desgraciadamente muerta en la explosión accidental de la bomba) fabricaban y ajustaban en el interior de una fábrica abandonada el 1 de mayo de 2009 por la noche.

La desgraciada muerte de Zoe no fue suficiente y el compa, además de quedar con graves heridas, fue detenido y tras entalegado primero en preventiva y luego tras el juicio, además de soportar un largo y tedioso proceso judicial en el que su intimidad y libertad de movimiento y comunicación con otras personas son constantemente violadas por el poder. El pasado 9 de marzo sale de prisión en condicional (bajo amenaza de regresar si reincide). Este hecho alegra a quienes esperábamos este acontecimiento del cual el compañero escribe la siguiente carta, que yo recibí en el correo de la mano de lxs compas de CNA México.

Por cierto, recomiendo mucho leer este enlace a Liberación Total (aquí) donde a la misma carta que he enlazado arriba, añadieron reflexiones sobre el silencio que envolvió durante estos últimos años al caso de Mike y Zoe y más información sobre los hechos y episodios en que ambxs se vieron tristemente envueltxs.

Por la memoria de la compa Zoe, desenterrar el pasado y honrarlo adecuadamente es doloroso pero preciso.

Enhorabuena al compañero Mike, más libre que ayer, menos que mañana.

-------------------

Carta del compañero Mike tras su salida de prisión

El 9 de marzo salí de la cárcel. Tras casi 4 años de procedimiento represivo vinculado a una explosión en mayo de 2009 en Chambéry en la que mi compañera Zoé falleció y donde yo fui gravemente herido.

He pasado, pues, algo más de 4 meses encerrado en las cárceles del Estado francés (2 en preventiva después del accidente y 2 tras el proceso) y más de 3 años bajo control judicial con un ritmo marcado por las temporalidades y las restricciones judiciales, así como el riesgo de volver a la cárcel por cada atisbo de libertad que arrancaba regularmente de sus requisitos.

A pesar de que el procedimiento judicial se haya acabado y porque la justicia siempre intenta mantener un control a largo plazo, me quedan 6 meses de cárcel condicional y la amenaza de una pena firme en caso de reincidencia.

A pesar de que estoy en la calle, es obvio que esta página del pasado no ha pasado porque Zoé deja un vacío doloroso en mi corazón así como en el de sus cercanxs y que la cárcel y mis heridas me dejarán huellas indelebles en la cabeza y el cuerpo.

Es evidente que no intentaré enterrar las secuelas causadas por mi reclusión y que mi rabia hacia este sistema social está ahora más reforzada, así como mi determinación a luchar por un mundo sin opresión ni dominación.

Quisiera también aprovechar este texto para agradecer a todas las personas que han demostrado solidaridad durante mi encarcelación y por los numerosos correos y cartas que me permitieron vivir este periodo lo más cómodamente posible, así como a la caja de solidaridad Kaliméro por su apoyo económico muy útil en la precariedad carcelaria.

¡¡Porque la libertad será siempre aparente mientras haya personas enfrentándose a la coacciones carcelarias y a los controles del Estado!!

Porque un mundo sin dominación ni opresión no se mendiga ni se vota sino se construye, ¡¡que vivan las revueltas!!

¡¡Muerte a este mundo de mierda y a todo lo que le permite existir!!