"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 1 de abril de 2013

Carta de la compa Silvana Lamilla tras la represión en Temuco el 28 de marzo.

Tras haber publicado anoche una noticia sobre los acontecimientos represivos de Temuco (lee aquí) que redacté con la información recibida en e-mail y recogida de la web Refractario (aquí), recibí en el correo un nuevo mensaje, esta vez con una carta escrita por la compa Silvana Lamilla, una de las personas detenidas e imputadas por supuesto tráfico de drogas, después de que la policía dijese que en el allanamiento a su casa fueron encontrados 100 gramos de marihuana. La versión policial como siempre forma parte de un montaje que busca criminalizar unas ideas y disfrazar la persecución política a personas concretas que participan de una acción antagonista de simple delito de droga.

Sin que mi intención sea en ningún momento dar credibilidad alguna a las mentiras asquerosas de la policía chilena, conviene tener claro que las drogas son el cínico mecanismo de control con el que el Estado, ya sea chileno, español, griego o cualquier otro, domina a la población más precaria, ya sean legales (antidepresivos, alcohol, tabaco, venenos farmacéuticos varios...) o ilegales. Ellxs las introducen en los barrios, ellxs generan las condiciones de ansiedad y falta de intensidad en la vida que inducen a su consumo en busca de nuevas experiencias que no se encuentran en la insípida realidad cotidiana o simplemente de evasión, ellxs hacen la vista gorda a su venta a gran escala e incluso se lucran indirecta o directamente de ella, y luego castigan a quienes caen en sus garras. No es mi intención ni justificar ni la venta de drogas (ya he dicho varias veces en entradas anteriores que para mí el tráfico de drogas es una actividad despreciable) ni justificar su consumo, sino señalar lo hipócrita de que el Estado utilice falsas acusaciones de tráfico de drogas para enmascarar la represión política a esta compañera y a otro compañero más co-acusado con ella, cuando son ese Estado y sus gestorxs lxs que se lucran y quienes están interesadxs en que la droga se extienda en la sociedad y aletargue las conciencias despiertas y por lo tanto, rebeldes.

Sin extenderme más en opiniones personales que tampoco vienen muy a cuento, doy paso a la carta de la compa y le mando mi solidaridad y mis mejores deseos. Que caiga pronto este nuevo montaje burdo y enclenque y pueda volver a la calle junto a lxs demás acusadxs.

Actualización: He recibido informaciones que hablan de que una de las dos personas imputadas por supuesto tráfico de drogas (o esta compa o el otro compa que vivía con ella en la casa) es Straight Edge. Por favor, que alguien le explique a los maderos chilenos lo que eso significa, que por lo visto se perdieron ese episodio de Barrio Sésamo.

---------------------

SILVANA LAMILLA, DESDE CÁRCEL DE MUJERES DE TEMUCO.

30 de marzo 2013

Un saludo anewenado para todas y todos que me conocen, aprecian y están preocupadxs por la situación en la cual me han involucrado en este momento.

Primero que nada agradecer el afecto, apoyo incondicional de mi madre, mi querido hijo, hermanxs, familia, la multiplicidad de compañerxs, amigxs con lxs cuales nos encontramos, reconocemos en la cotidianidad de la vida, compartiendo los más hermosos pensamientos, ideas, sueños, creaciones en cada momento, en cada lugar donde nos desenvolvemos para realizar en lo posible e imposible de cada realidad una vida digna, honesta y libre.

La privación de mi libertad y del compañero prisionero en la cárcel de Temuko, claro está que se enmarca en el contexto de un burdo montaje, esta vez encabezado por el reconocido fiscal anti-mapuche y ahora persecutor de ideas Miguel Ángel Velázquez.

El día 28 de Marzo a eso de las 5:00 am. Fueron allanadas 2 casas particulares de Temuko por aparatos represivos del Estado-GOPE, con orden verbal por la supuesta colocación de artefacto explosivo en ambos casos.

El resultado del allanamiento donde me encontraba fue la destrucción del inmueble, incautación de computadores, celulares, cámara de fotos y dinero entre otras cosas. Al término del operativo se nos informa de nuestra condición de detenidxs por “tráfico de drogas”. Fuimxs conducidxs a constatar lesiones al hospital regional de la ciudad, y posteriormente nos trasladaron a la 8ª comisaría donde nos mantuvieron junto a lxs demás 10 detenidxs más de 30 horas sin permitirnos ir al baño desde las 5:00 am. hasta las 10:00 am. aproximadamente, negándonos el agua, baño incluso a una de las detenidas con 5 meses de embarazo.

En la extensa detención-secuestro se nos negó comunicarnos vía telefónica con abogadxs, familiares y amigxs, en el caso nuestro hasta el día de hoy no hemos podido realizar dicho derecho como detenidxs. Debo señalar que en la 8ª comisaria me han violado la dignidad al no respetar mi negación de rechazo a la toma de muestra de sangre, por lo cual fui violentada, esposada y obligada por 2 carabineras y 2 carabineros de Fuerzas Especiales a dicha diligencia.

Hoy 30 de marzo me encuentro junto a las 2 compañeras imputadas por “artefacto explosivo” compartiendo el módulo con 48 prisioneras del sistema capitalista. Luego de la audiencia de formalización se nos inculpó como “traficantes de marihuana” (100 gramos que pueden drogar a 400 personas) y por lo tanto, a 3 meses de investigación en reclusión carcelaria. Éstas prácticas son viejas, anular, desprestigiar, y por supuesto exponer la imagen a la morbosidad de los medios formales de comunicación, para así desvincular la persecución política e instalar el delito común.

Me encuentro tranquila, hemos tenido con las demás prisioneras una afectuosa acogida de parte de mujeres solidarias, desde una taza de té, útiles de aseo, ropa, conversaciones, mucha alegría y a pesar de las circunstancias seguimos soñando y ellas a pesar de meses, años desde la eternidad del encierro, ¡todas lindas, libres y lokas!

Me despido hasta el próximo escrito. Me quedo acá al otro lado del muro junto a las demás, con mi espíritu más fuerte que nunca, fortaleciendo mis convicciones y con cada ojito de ternura sueño con ellxs.

Nos vemos pronto, cariños y abrazos apretados a mi hijo, madre, hermanxs, abuela, familia en general, wenui, lagmien, compas y amigxs

¡PEWKAYAL!
¡LA LIBERTAD ES EL CRIMEN QUE PERSIGUEN!
¡Saludos iracundos!

Silvana Lamilla
Presa política del 28 de marzo – Temuko
Secuestrada en el CPF – Temuko warria.