"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 16 de marzo de 2013

Presentación del viaje en bici desde Granada hasta Yamako para repartir semillas.

Noticia redactada con la información recibida en el correo electrónico del blog y en este enlace al blog de la Red Andaluza de Semillas (aquí) que vino adjunto en el mensaje.

Philippe Varichon es un activista originario de Francia que vivía en su pueblo de adopción, Alpujarras, donde había construido una cabaña con materiales reciclados, cuando decidió emprender una peculiar a la par que interesante odisea para aprender a desaprender lo aprendido y aprender a vivir de nuevo conociendo los intrínsecos de la permacultura, la eco-construcción (construcción utilizando materiales reciclados etcétera de viviendas, herramientas...) y las formas de vida comunitaria presentes en lugares tan dispares como Europa del este, India, Palestina o territorios de África del Oeste.

En marzo de 2012, Philippe terminó un viaje en bicicleta desde la ciudad andaluza de Granada hasta Bamako (una zona de Malí, en África) distribuyendo por el camino más de cien variedades distintas de semillas antiguas de toda clase de hortalizas de la asociación Kollopelli, dedicada a los donativos de semillas que desde 2004 viene desarrollando una buena labor repartiendo semillas en  bancos de semillas y asociaciones con huertos ubicadas en diferentes países como Honduras, Guatemala, Ecuador, Bolivia, India y otros. De este modo, conoció la cultura y modus-vivendi de esos lugares y repartió y recogió semillas extendiendo redes de intercambio internacionales, que permiten un principio mayor de soberanía alimentaria frente a la naturaleza violada por la bio-tecnología que nos promete el progreso capitalista y demostrando que no se necesita jugar a ser Dios en laboratorios para tener hortalizas y comida sana de rápida regeneración y resistente a plagas.

La esterilidad de las semillas OMG (Organismo Modificado Genéticamente, o simplemente transgénicas) responde a una lógica de mercado y asegura a unas pocas corporaciones el control sobre el sector agro-alimentario, obligándonos a comprarles a ellxs las semillas y todos los productos para tratar sus cultivos de plástico y causando la hambruna y el suicidio masivo (en algunos países el índice de suicidios de campesinxs que han visto arruinadas sus cosechas por culpa de los OMG es bestial) de quien no pueda permitirse ese lujo.

Recuerdo una pintada que vi una vez y me llamó la atención. Decía algo así como "Debajo del asfalto está la tierra. Rómpelo y cultiva". Es fundamental que, de manera paralela a los sabotajes contra los campos de cultivo de OMG (destruyendo las plantaciones y causando pérdidas económicas a las corporaciones además de obstaculizar su producción) se extiendan movidas como esta, con las que profundizar en otras formas de vida que lxs osadxs "privilegiadxs" del primer mundo califican de "tercermundistas" pero que en realidad nos dan mil vueltas en cuanto a responsabilidad, conciencia y experiencia en la autosuficiencia y la vida comunitaria.

Por lo tanto, el propio Philippe estará en Sevilla el próximo martes 19 de marzo a las 21:30 en la tienda de bicicletas de Santa Cleta (en la Calle Fray Diego de Cádiz número 24), para hablar en concreto de su experiencia en África, en una ponencia que lleva como título "Semillas y Pedales". Habrá una exposición con fotografías de su viaje y se proyectará el cortometraje "Binta y la gran idea" de Javier Fesser. No puedo deciros de qué va porque no lo he visto, pero un resumen de lxs compañerxs de la Red Andaluza de Semillas (por cierto, os añado a la lista de enlaces del blog) dice:

"Estos audiovisuales nos acercaran a la alegría de seres ejemplares en una crisis permanente afrontada con risas, solidaridad y pocos medios. Un ejemplo para nuestra sociedad occidental que puede tomar ejemplo del continente Africano tan mal percibido"

Cuanto menos, la actividad promete y si a esto le añadimos que habrá una cena con platos típicos de Senegal pues más todavía. La entrada es por donación y a la voluntad, y todos los beneficios que se recauden irán destinados a mandar semillas y comprar árboles con los que ayudar a un campesino de Palestina que está amenazado por el muro israelí cerca de Bethléem, una de tantas víctimas del genocidio sionista que Israel lleva a cabo contra el pueblo palestino, amparado por las democracias occidentales y sus negocios de armas (el PSOE ha vendido en varias ocasiones remesas importantes de armamento al ejército israelí).

Se invita también a que aquellas personas que tengan huertos, lleven sus semillas para intercambiar o donar y también algo de comida para compartir y añadir a la cena.

Para más información o consultar alguna duda, podéis poneros en contacto con Philippe tanto a través de  su correo (circumvista@gmail.com) como en su Caralibro (aquí). Personalmente, le agradezco que me enviase la información. También hay más info en el enlace a la web de la Red Andaluza de Semillas que he puesto al principio de la entrada.