"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 10 de marzo de 2013

Lambros Fountas, asesinado por la policía el 10 de marzo de 2010.

Lambros Fountas fue un anarquista griego implicado desde muy joven en las luchas sociales que se daban en Grecia, aportando un punto de vista anarquista y revolucionario con el cual siempre se mantuvo consecuente.

Siempre alejado de las (en mi opinión absurdas) polémicas entre las tendencias llamadas "sociales" y las llamadas "anarco-nihilistas" o "anti-sociales", Lambros actuó en diferentes ámbitos con grupos de afinidad e individualmente, terminando sus días como miembro de la organización armada Lucha Revolucionaria, una organización anarquista que dentro de su actividad insurreccional siempre buscó aportar cosas positivas a la globalidad de la lucha social en Grecia, atacando objetivos responsables de la crisis total que padece Grecia, instituciones del capitalismo y el Estado etcétera, desvinculándose del actuar insurreccional como una mera premisa pueril y auto-referencial y ganándose el apoyo de una gran parte del anarquismo griego e internacional.

Lambros fue asesinado el 10 de marzo de 2010, con 37 años, en un tiroteo con la escoria policial que comenzó mientras el compañero intentaba robar un coche para luego utilizarlo en una acción del grupo.

Hoy, tres años después, su muerte no es en vano. Es parte de esta guerra que se libra en las calles, los corazones y las mentes contra el totalitarismo moderno y su brutalidad. Contra la explotación de materias primas en países subdesarrollados por las potencias occidentales, contra la destrucción medioambiental, contra la explotación laboral y el propio trabajo asalariado como chantaje que nos obliga a aceptar su economía asesina, contra el terrorismo de Estado y el terrorismo de las patronales que nos amenazan con el paro y la miseria haciéndonos aceptar condiciones humillantes y curros de mierda para no caer al abismo, contra la especulación, contra el progreso tecno-científico que poco a poco nos encierra en urbes superpobladas y nos hace consumir fragmentos de ambientes desnaturalizados y contaminados, contra las mentiras y la manipulación de los medios de comunicación. Contra la Troika y su mundo. Una guerra de la economía contra la vida, del deseo contra la mercancía, de la pasión contra la barbarie.

Como homenaje a su muerte, dos de sus antiguxs compañerxs dentro de la formación Lucha Revolucionaria (Nikos Maziotis y Pola Roupa) y lxs cuales son pareja, han llamado Víctor-Lambros a su pequeño retoño, con el cual se encuentran fugadxs en paradero desconocido actualmente. Que nunca les encuentren.

LAMBROS ES UNO DE LXS NUESTRXS.