"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 16 de marzo de 2013

Fiesta de la espuma ante el edificio de la consejería de Interior de la Generalitat en Barcelona.

Noticia redactada con la información recogida de Abordaxe: Aquí.

Cuando yo era pequeño, me acuerdo que me molaba un montón cuando en verano hacían la fiesta de la espuma. El aparato parecía un cañón que disparaba espuma, pero realmente era un ventilador con un depósito y el aire hacía volar la espuma. La cuestión es que para mí era la hostia. Ibas, te llenabas de espuma, jugabas a tirársela a tus colegas y luego te ibas al puerto y te tirabas al mar con ropa y todo (lo jodido era cuando cuadraba en marea baja, pero bueno, te tirabas igual, eras un niño y había que hacer el cafre). Luego comprendí que aquella tropa de chavalxs tirándose al agua llenxs de espuma contaminaba un pelín el agua, y perdió parte del encanto, pero bueno, no quiero ponerme nostálgico, pero es que para fiesta de la espuma la que se ha montado en Barcelona en la protesta convocada para el pasado jueves por los sindicatos burgueses y vende-obrerxs CCOO y UGT junto a ATAC, para protestar contra los nuevos recortes (que les quitan más de la mitad de sus pagas extra de verano y navidad) y exigir un diálogo a las instituciones. Como ya he dicho, la protesta era bastante refor y mediocre, pero no por ello pierde gracia el siguiente hecho. En fin, tal cita congregó a alrededor de cien bomberxs ante la consejería de interior.

Entre gritos, lanzamiento de huevos (mal hecho, a las gallinas torturadas no creo que les haga gracia, fabricaros bombillas de pintura o tirad otra cosa) y constantes "fumigaciones" con la manguera de espuma sobre los maderos, lxs bomberxs, empoderadxs, cruzaron contenedores e intentaron romper el cordón policial y acceder al interior del edificio institucional, lo que causó un conato de carga policial y además, llevó al listo de la foto que dejo a continuación a intentar quitarle a lxs bomberxs la manguera, lo que provocó que, a su vez, él y sus compis recibiesen como respuesta nuevos regadíos espumosos. Al final, los maderos terminaron así de graciosos (también dejo vídeo que recoge tan sensacional momento):