"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 2 de febrero de 2013

[Fanzine] "Espacios peligrosos: Resistencia violenta, Autodefensa y lucha insurreccionalista en contra del género"

Recibo en el correo electrónico y difundo el siguiente fanzine, editado por un compañero y amigo de Madrid con su distri Peligrosidad Social (quien me lo ha enviado y al que envío un fuerte abrazo) junto a otra compa de la distri Coños como llamas, de Barcelona.

"Espacios peligrosos: Resistencia violenta, Autodefensa y lucha insurreccionalista en contra del género" es un texto editado por compañerxs anarco-queer y transgénero estadounidenses hace un año aproximadamente y traducido ahora por estas dos distris al castellano para aumentar su difusión y que podamos disfrutarlo. En él, se habla de la rabia y los sueños de esas putas, transgénero negras y travestis que incendiaron convencionalismos, que llevaron su lucha más allá de las palabras para pasar a la acción, una acción insurrecta, violenta y destructiva contra todo lo que les negaba, oprimía y reprimía. Una guerra de lo salvaje contra esta civilización binaria y su esquizoide ingeniería social. Cabe decir, por cierto, que en EEUU este movimiento está bastante extendido y no es raro encontrarse a "indefensas maricas" y a esas "prostitutas inmigrantes" reventando nazis en los barrios, quemando bancos o manteniendo enfrentamientos con maderos. Tal radicalidad reside en que allí se consideran abiertamente como trastornos mentales las sexualidades no-normativas, y esto conduce a que personas transgénero, homosexuales, transexuales etcétera sean consideradas enfermas mentales y diagnosticadas, patologizadas, medicadas con psicofármacos y en el peor de los casos, encerradas en manicomios y psiquiátricos y torturadas para devolverles a la "normalidad". Algunxs no soportan este ritmo y son demasiado frecuentes los suicidios y las muertes de personas cuya sexualidad no ha sido homologada por el paradigma oficial correspondiente. Por eso no sólo son cada vez más frecuentes los sabotajes a los bancos o a las empresas de cosméticos, cirugía estética, tiendas de ropa y demás o los ataques a la policía, sino también los ataques a farmacias, instalaciones psiquiátricas, clínicas y básicamente a todas las estructuras físicas del sistema fármaco-industrial y asesino que convierte lo caótico y hermoso de las relaciones afectivas en una jaula que mantiene al deseo en cautiverio.

Según lo he recibido, lo he subido a mi cuenta de Google Docs y podéis leerlo/descargarlo clickando aquí.

¡Saludos y a leer y difundir!