"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 4 de febrero de 2013

Archivado finalmente el caso del compañero Piotr Silaev.

En 2010 una manifestación atacó el ayuntamiento de Khimki, una zona de las afueras de Moscú, en Rusia. Lanzaron pintura a la fachada, apedrearon los cristales y mantuvieron enfrentamientos con los maderos que lo protegían. La acción se enmarcó en una campaña que buscaba proteger el bosque milenario que se encontraba en la zona del proyecto de autopista que pretendía desarrollar el gigante de la construcción Vinci, una corporación famosa por sus corruptelas y por sus proyectos de destrucción del medio ambiente, entre los cuales también se encuentra el del aeropuerto de Notre Dame des Landes en Francia que intentan frenar lxs compañerxs de la ZAD. La construcción de la autopista significaría la destrucción de una gran parte de un bosque con miles de años de existencia y amado por muchxs habitantes del lugar, y todo para únicamente lucrar a unas pocas manos privilegiadas y agilizar el desplazamiento de esclavxs felices a las grandes ciudades donde desenvolver sus inútiles trabajos. Esta campaña fue global y se manifestó tanto con protestas pacíficas y actos mediatizados, como mediante innumerables pintadas y pancartas desplegadas u otras formas de lucha más radicales como sabotajes y ataques a estructuras de devastación medioambiental o enfrentamientos con la policía y las instituciones.

Tras estos disturbios del ayuntamiento de Khimki, se emite una orden de detención para el compañero Piotr Silaev. Cuando se entera, el compa huye del país y es detenido tiempo después en Granada (Estado español).

La Audiencia Nacional, tribunal fascista conocido por todxs, pretendía extraditarle a Rusia para entregárselo a las autoridades, donde le esperaban entre 7 y 10 años de cárcel. Esto habría implicado la violación de leyes tanto del propio Estado español como dentro del ámbito internacional, además del tratado que la ONU tiene sobre refugiadxs políticxs.

No obstante y por suerte, finalmente el compañero se ha librado de ser extraditado a Rusia y vive en Finlandia desde 2011 (obtuvo el status de refugiado político en abril de 2012).

Esta noticia y su correspondiente regresión en el tiempo viene al caso de que ahora, además, se sabe que su caso ha sido finalmente archivado y esto termina con la campaña de solidaridad que se viene desarrollando tanto en el Estado español (a través de diversos colectivos y del grupo de apoyo de Barcelona) como a nivel internacional.

Felicidades a todas las personas que participaron de alguna manera en esta campaña, ya sea difundiendo, organizando actividades solidarias para recaudar dinero con el que ayudar a sufragar gastos, destruyendo las máquinas ecocidas del capital en solidaridad, apoyando al compañero directamente etcétera.