"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

domingo, 20 de enero de 2013

Tres nuevas cartas de compas presxs en Italia.

Últimamente esto parece parado a intervalos. Pido perdón.

A continuación reproduzco tres cartas escritas por distintxs compañerxs presxs en Italia desde su arresto al ser involucradxs en los distintos montajes represivos que se manifestaron el pasado verano en diferentes operaciones policiales que afectaron a varios ambientes del entorno anarquista italiano, como el ámbito de la liberación animal y de la tierra, la lucha NO-TAV o la labor de contra-información, golpeando espacios virtuales de difusión como Culmine.

La primera es esta. Se trata de una carta escrita conjuntamente por lxs compas Elisa di Bernardo y Stefano Gabriele Fosco al respecto de la solidaridad que se ha ido mostrando en la red y en la calle con la mencionada página contrainformativa Culmine, de la que, al menos el compa Stefano, era administrador:

Sacada de Contrainfo (aquí):

-----------------------

– A todos lxs que aman la revuelta como un salvaje arbusto, toda su vida desde sus propias raíces.

En “nuestras” celdas, tal vez con inevitable retraso, llegan noticias, actualizaciones, escritos y comunicados de acciones…Las saboreamos, son frases como linfa vital, son huecos calientes rojos y dorados en un mundo de sumisión.

Son la prueba que la solidaridad no es una palabra vacía, son la muestra que el impulso destructivo de liberación es necesariamente más fuerte que cada esperanza de cambio.

Las acciones son de lo más diverso y se expanden como una tormenta de rebeldía por medio mundo: ¡de Argentina a Rusia, de España a Chile, de México a Grecia!

Son esas hojas esparcidas, en que el sello de la censura nada puede sino recordarnos que siempre hay una jaula lista para quien rechaza el orden impuesto, que nos hace latir fuerte el corazón cuando leemos las palabras de solidaridad y complicidad con todxs lxs secuestradxs por los distintos Estados/dictaduras… Y nosotrxs somos solo algunxs de lxs muchísimxs individuxs encerradxs por la inquisición sin tiempo.

Con estas pocas palabras queremos comunicaros que estamos bien y con el ánimo a la luna, que no podemos ver, sino oír.

Con este breve texto nuestro queremos expresar nuestra cercanía a lxs que armaron su propia fantasía subversiva dedicando las acciones directas a Culmine, el blog anarquista enjaulado el 13 de junio de 2012.

Queremos extender nuestra solidaridad llena de fuerza, a todxs lxs dignxs presxs en lucha del planeta y enviamos un fuerte abrazo rebelde a lxs anarquistas de praxis que, con cualquier medio y en cualquier rincón del mundo, expresaron su solidaridad hacia nosotrxs

13 de diciembre 2012

Elisa, prisionera anarquista. Cárcel de Rebibbia, Roma
Stefano, prisionero anarco-individualista. Cárcel de San Michele, Alessandria.


-----------------------

Tras esta misiva, reproduzco otra, escrita en este caso por otra de lxs compas entalegadxs en Italia, Giulia Marziale, quien se comunica desde la prisión de Rebibbia con el siguiente escrito (que por cierto, me parece precioso).

Sacada de Contrainfo (aquí):

-----------------------

Hay momentos en los que llega el sol, atraviesa los barrotes, se filtra por el cristal, atraviesa la botella que tienes sobre la mesa, se alarga a ratos sobre la mesa, te calienta un poco la oreja.

Hay momentos en los que, de noche, miras al techo, escuchas el silencio, oyes el ruido del vacío del pasillo, escuchas el silbido de una puerta cerrada.

Hay momentos en los que te sientas a fumar un cigarrillo en el patio y miras al cielo y piensas que si creyeras en Dios, le agradecerías por poder disfrutar de tanta belleza también desde aquí.

Hay momentos en los que caminas por los pasillos y piensas que no te saldrán más de los pulmones.

Hay momentos, tantos momentos, en los que tu cuerpo se detiene y tu mente se imagina que destruye todo aquello que te pasa por las manos.

Hay momentos en los que pagarías oro por una buena cerveza fría.

Hay momentos en los que te llega, no sabes bien de dónde, un olor a tierra, a hojas, a otoño y te acuerdas.

Hay momentos en los que el sol del cielo de otoño te hace volver a pensar en las montañas y en el aliento de tus perros.

Hay momentos en los que, finalmente, todas las palabras vacías desaparecen, todas las máscaras se caen.

Hay momentos en los que se caen todas las de lxs demás sin que ellxs lo sepan.

Hay momentos en los que te das cuenta de que este lugar te ha cambiado y otros en los que piensas que serás siempre la misma; y te descubres y te redescubres.

Hay momentos en los que reconoces la hora del día en la que el ruido se escucha en los pasillos y te das cuenta de que se está haciendo normal.

Hay momentos en los que, de noche, te despiertas de un salto porque una luz te espía el sueño.

Hay momentos en los que ves a una madre llorando porque no puede hacer la cosa más natural en este mundo: estar con sus hijxs.

Hay momentos en los que lloras por el llanto de esa madre, por los abrazos negados, por las relaciones mutiladas, porque piensas que nunca pagará nadie por tanto dolor.

Hay momentos en los que piensas que podrías mirar durante horas la cara de lxs compañerxs que están contigo, porque sabes que si nunca has sentido miedo de este infierno es solo por esos ojos.

Hay momentos en los que piensas en el dolor de quien viene a visitarte, en sus caras que, cada vez que se van, consternadxs, dicen: “la estamos dejando aquí”.

Hay momentos en los que la sangre se hiela al pensar en la libertad, porque piensas que no podrás sacar contigo a tus compañerxs.

Hay momentos, tantos momentos, en los que una risa rompe como un trueno, como una cascada desde un acantilado y cae fresca sobre la piel, sobre la cara, en la cabeza.

Hay momentos en los que ves volver la sonrisa a la cara de un/a compañerx y piensas que no quieres nada más del día.

Hay momentos en los que te llega la voz de alguien que ha salido o se ha fugado y los barrotes se agrietan y la sonrisa es burlona.

Hay momentos, tantos, constantes, repetidos, en los que piensas en un montón de escombros, en llaves rotas, en uniformes quemados y sientes la frescura de los pies descalzos sobre la hierba y la respiración es profunda.


-----------------------

Para terminar, el tercer escrito viene de parte del compañero Alfredo Cospito, el cual permanece encerrado acusado junto a Nicola Gai de ser quienes efectuaron los disparos contra el directivo nuclear Adinolfi en Génova (atentado reclamado por una célula de la FAI/FRI).

En la carta, el compañero responde a la administración de la revista "Umanitá Nova", la cual, ante una carta de Alfredo solicitando el envío del periódico, responden con sarcasmo que si tras tantos años de "intransigencia revolucionaria" el compañero y "lxs otrxs cercanxs a él" (¿?) han "cambiado de posiciones". 

Esto viene al caso de que la susodicha publicación es conocida por su afinidad y colegueo con la Federación Anarquista Italiana, la cual, desde que en 2003 las propuestas y el deseo de una federación internacional de células y grupos autónomos decididos a atacar se materializó en la Federación Anarquista Informal mantuvo siempre una importante polémica con ella, tanto por el lío de siglas que se montaba, como por la crítica típica del especifismo y el federalismo hacia el insurreccionalismo (una polémica en la que dejo claro desde ya que no pretendo entrar ni mucho menos participar, pues me parece simplemente estéril).

Sin entrar en detalles sólo quiero decir que si bien yo no comparto ciertos aspectos de la FAI Informal, soy consciente de que esas críticas me las tengo que guardar para mí, al menos hasta el momento en que tenga los medios, los conocimientos y lo más importante, ¡el valor! de hacer la clase de acciones que me dispongo a criticar y con unos resultados más exitosos que los obtenidos por mis predecesorxs. Yo confieso que, a día de hoy, carezco de las tres cosas, y por eso no me pondré a despotricar en plan bocas contra quien se deja día a día el pellejo (literalmente) en la calle por la lucha y por ver cumplidos sus sueños. Quien no tenga claro esto, es mejor que mantenga cerrada la boca y suelte el teclado, pues no hará más que ponerse en ridículo con palabras que serán muy bonitas pero que, al final, como siempre, serán arrastradas por el viento.

Sacada de Contrainfo (aquí):

-----------------------

Carta abierta a la administración de Umanità Nova

Alessandria, 29 de diciembre de 2012

Jamás en mi vida me he puesto en el “grave problema” de la lectura de Umanità Nova, aun menos he perdido el tiempo criticando a la Federación Anarquista Italiana, confieso, el último de mis pensamientos, incluso antes de terminar dentro. “Infamal” en esta ridícula historia son solo vuestras estúpidas palabras en “libertad”. ¿¡Qué sabéis vosotros de mis posiciones!?, ¿quiénes son esos otros misteriosos cercanos a mí? Una cosa está clara, al menos, para mí: lxs compañerxs que os acusan de ser lameculos, etc.,etc., tienen razón. Por desgracia para todos, no hay límite para lo peor.

P.D. Para vuestra información, el que aquí escribe tiene la correspondencia censurada, todas las cartas pasan por las manos de la Fiscalía. Soy consciente de que esto es insignificante a los ojos de vuestra intransigente vida revolucionaria, pero tal vez la próxima vez, antes de poneros a soltar mierda gratuitamente, contad al menos hasta diez. Ahorraos también el envío del periódico, intentaré vivir sin ello. Siempre por la anarquía.

Alfredo Cospito

Os adjunto, para vuestro conocimiento, la carta de Umanità Nova a la que me refiero:

Hola Alfredo:

Hemos recibido tu carta de solicitud de Umanità Nova y el periódico te será enviado, después de la pausa de fin de año, tal y como hacemos con cualquier preso/a que lo desea.

Dicho esto, nos hemos quedado extremadamente sorprendidos/as del hecho que después de que, durante años tú y los otros cercanos a ti, nos habéis atacado por todos los medios por reformistas, pacifistas, lameculos, gallinas, ratones de biblioteca, etc., etc., quieras recibir nuestro periódico, considerado papel higiénico siempre por vosotros. Entenderás que, desde lo alto de tu intransigencia revolucionaria, nos ha parecido una petición extraña. ¿Habrás cambiado de posiciones? (Si es así, nos lo puedes decir, juramos que quedará entre nosotros…) ¿Nos habrás confundido con la FAInfamal? ¿Quieres informarte de las posiciones del enemigo?

Háznoslo saber y buena lectura.

La administración de Umanità Nova