"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 21 de enero de 2013

Resumen sobre la campaña de solidaridad con lxs compas del Gran Jurado.

He recibido en el correo electrónico, de la mano de lxs compañerxs de CNA México un texto que resume bastante bien lo que ha pasado a lo largo de estos últimos meses en torno a la campaña de solidaridad con los compañeros y las compañeras conocidxs como "Gran Jury Resistors" o "Resistentes al Gran Jurado".

Lo difundo a continuación:

-------------------

El 25 de julio de 2012, el FBI, en acciones coordinadas en contra de grupos anarquistas en Seattle, Portland y Olympia, confiscó varias computadoras y citó a varias personas a comparecer ante un Gran Jurado especial. Estas acciones son parte de una supuesta investigación por hechos ocurridos el 1 de mayo en Seattle. Las primeras citaciones fueron para Denisson Wiliams, Katherine “Kteeo” Olejnik y Leah-Lynn Plante, quienes hicieron pública su resolución a no colaborar con el Gran Jurado en su intento de perseguir, criminalizar y judicializar al movimiento anarquista de la costa norte del Pacífico en Estados Unidos.

Inició así una campaña solidaria con lxs “Resistentes al Gran Jurado”, que intentaba visibilizar la situación, tanto de lxs citadxs como del movimiento anarquista, mediante conferencias de prensa, llamadas telefónicas y faxes, pero sobre todo, la firme convicción de lxs citadxs a no ser parte del engranaje represivo del Estado.

Esta actitud digna y consecuente trajo como consecuencia el encarcelamiento de Kteeo y Leah, acusadas de no cooperar con la justicia, castigo que puede durar hasta 18 meses, mientras que Denisson, al negarse incluso a aparecer, es ahora blanco probable de las investigaciones.

Nuevas citaciones fueron entregadas, ahora para Matt Duran, Maddy Pfeiffer y Kerry Cunneen, asumiendo los tres una actitud solidaria, los dos primeros no colaborando, con el consiguiente encierro, y Kerry no presentándose siquiera a las audiencias.

En Octubre, Leah fue liberada, después de comparecer ante el Gran Jurado. Los detalles de su comparecencia continúan sin conocerse, por lo que el Comité contra la Represión Política, organización que se ha encargado de las campañas solidarias con lxs “Resistentes”, ha hecho pública su decisión de suspender el apoyo a Leah mientas no se aclare que sucedió en su comparecencia, pues la única manera de salir es colaborando en algún grado con la investigación.

Nos queda claro que la implementación del Gran Jurado en la investigación en contra del movimiento anarquista en EE.UU., más allá de ser una violación a garantías y derechos, es parte de una campaña de persecución por parte del gobierno estadounidense en contra de un movimiento revolucionario que en los últimos años ha crecido y que sin duda, representa una amenaza para los intereses de la bestia capitalista.

Al estar en contra de cualquier relación de poder/dominación, el anarquismo y lxs anarquistas están en contra de cualquier gobierno, por lo que siempre han sido perseguidxs y criminalizadxs por todo gobierno,  no ha importado si era demócrata o un poco más tirano.

Así pues, para el anarquismo no son extrañas ni desconocidas las persecuciones y encarcelamientos. Lo que está sucediendo en Estados Unidos alrededor del Gran Jurado nos enseña que es posible resistir los embates represivos, utilizando todas las estrategias a nuestro alcance (siempre y cuando no estén en directa contradicción con las prácticas e ideas libertarias).

Pero lo más importante que lxs anarquistas de Oregón están demostrando es “que la solidaridad entre anarquistas es más que palabra escrita”.