"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 3 de enero de 2013

Poema contra la escuela...

El otro día, repasando entradas antiguas del blog de un compañero de Logroño con el que mantengo contacto (aquí podéis ver el blog) encontré de nuevo este poema que en su día me encantó, y que el compañero dice que fue enviado por otro colaborador, que a su vez es una de las personas que editaba el blog (B)onanistas sin fronteras (sonríe o muere), que podéis visitar aquí. He decidido difundirlo, porque cuando lo descubrí y leí por primera vez la sonrisa me salió sin quererlo, y no, no es nada del otro mundo, pero viene bien leer cosas como esta de vez en cuando.

Un poema contra la miseria del mundo estudiantil y por la insurrección escolar, la ruptura con el pupitre, el cuaderno y el examen de contenidos insípidos e infumables. Contra las fábricas industriales de esclavxs satisfechxs, como decía Juan Gelmán en su poema "Referencias, datos personales", la asamblea del mundo será un niño reunido.

------------------

Niñas insurrectas, quemando papeleras,
golpeando al director, o insultando a la maestra.
Niños sublevados, haciendo pipí en el patio,
disparando con tirachinas a todo el profesorado.
Alboroto e inconformismo en las aulas y colegios,
esta es la única manera de mostrar tu descontento.

Arma broncas durante la clase, chilla, grita, patalea,
ahora te van a escuchar, los que enseñan a comportarse.
Y en el laboratorio, prepara mezclas explosivas,
causa daños materiales en las aulas represivas.
Es un crimen que te encierren en centros de educación,
obligándote a estudiar, letras, mates o religión...

Disfruta de los momentos, que te ofrece el sabotaje,
sólo te están preparando, para que al salir trabajes.
Niñxs, deberían estar jugando, divirtiéndose en las calles,
en lugar de estar en clase, donde les dicen que se callen.
Y lxs padres "responsables", que lxs llevan a esos lugares,
más vale que se planteen de qué sirve todo esto cuando salen.
Sólo ellxs mismxs deben ser lxs que han de decidir,
lo que quieren, cuándo, dónde y cuál será su porvenir.

------------------