"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 21 de enero de 2013

Fascismo, liberación animal y represión. Sobre los hechos de Florencia.

Noticia redactada por mí a partir de las informaciones leídas en Liberación Total (aquí) y Contrainfo (aquí).
Ver también: Nacionalistas Autónomxs. Neonazis en Transformación.

En los últimos días se ha ido rulando por internet información de unos sucesos que tuvieron lugar en Florencia y afectan al ámbito de la liberación animal, pero con unos tintes un tanto sorprendentes.

Resulta que en los últimos tres meses, diferentes puntos de la región italiana de la Toscana han sido escenario de un total de cuatro sabotajes relacionados con la liberación animal y la actividad anti-especista. Las acciones, en concreto, fueron un ataque incendiario al sistema eléctrico y al sistema de ventilación de un matadero (aquí, ¡la segunda acción, la primera no guarda relación con estos hechos, ojo!), otro ataque incendiario contra el garaje y un camión de un matadero (aquí), destrozos y pintadas en un matadero y un tercer ataque incendiario, esta vez contra un camión frigorífico para transportar cadáveres congelados (aquí) y por último el incendio de 8 camiones de una empresa láctea mediante un gran incendio que afectó también a la propia infraestructura del recinto donde estaban guardados los vehículos (aquí). Todas estas acciones fueron firmadas y reivindicadas como ALF/FLA (Frente de Liberación Animal). Quienes las llevaron a cabo dejaron a su vez pintadas donde se podían leer esas siglas, e incluso llegaron a emplear la A circulada que representa la anarquía y que los sectores del FLA vinculados al movimiento anarco-vegano y eco-anarquista utilizaron de forma habitual añadiendo al emblema anárquico la "F" y la "L" (para así reunir las tres siglas en un símbolo) desde los principios de estas acciones (algo que no comparten muchas células, que prefieren distanciarse del movimiento anarquista). Las cuatro acciones fueron difundidas ampliamente en la red (yo difundí las tres últimas en este blog, de hecho).

Esto no se saldría de la dinámica habitual de no ser por los recientes episodios represivos que siguieron a las acciones.

3 personas han sido detenidas últimamente acusadas de ser quienes perpetraron los distintos ataques. La policía se basó para los arrestos en que las 3 personas detenidas habían llamado con sus teléfonos móviles a los lugares afectados (lo vuestro sin duda es discreción, usando vuestro propio móvil, ¡muy bien!, ¿no sabéis usar cabinas?) y también en los vídeos de las acciones que los propios activistas subieron a Youtube. 

El primero que ha sido arrestado, Filippo Serlupi d’Ongran, ha reconocido su responsabilidad en los 4 ataques. ¿Qué es lo sorprendente?, pues que se trata de nada menos que de un conocido nazi italiano. Sí, sí, como lo leéis. Estas cuatro acciones han sido, según varias informaciones procedentes de fuentes afines a nosotrxs, cosa de nazis.

En los artículos periodísticos donde se refirieron a su arresto se encuentran varias referencias a su militancia en el ámbito ultraderechista y neo-nazi de la zona, así como al hecho de que frecuentaba el espacio "Casaggi", una especie de centro social autogestionado pero donde se promocionan ideales xenófobos, sexistas y ultranacionalistas.

Esto podría ponerse en duda e identificarse como una maniobra de lxs vocerxs del poder para anular la solidaridad, pero según se informa en un texto aparecido en Liberación Total al respecto (aquí), una revisión a su perfil de Facebook habría revelado más cosas, como fotos donde la mujer era reducida a un objeto sexual (aunque esto, desgraciadamente, es fácil de encontrar incluso en perfiles de redes sociales pertenecientes a personas que luego se etiquetarán de anti-sexistas para no desentonar demasiado). Por si fuera poco, los dos abogados que aceptaron defenderle en el juicio son también cercanos al ámbito filonazi y fascistoide de Italia.

Giangualberto Pepi, uno de los abogados, fue candidato en 1999 para las elecciones municipales de Florencia por el partido Movimento Sociale Fiamma Tricolore (Movimiento Social Llama Tricolor), el cual es una conocida organización de extrema derecha, de tinte similar al del MSR (Movimiento Social Republicano) en el Estado español. Podéis comprobar el grado de patriotismo presente en su discurso en su página web, la cual no enlazaré aquí por razones obvias (quien tenga interés, no tiene más que buscar el nombre del partido en Google y aparece de primera). Para más inri, el susodicho letrado publicó un libro recientemente titulado "Memorie e pensieri di un lupo azzurro" (Memorias y pensamientos de un lobo azul), de clara influencia fascista y que fue, de hecho, presentado en el centro social Casaggi, antes mencionado, y anunciado en varios espacios web fascistoides, tales como el de Giovanne Italia (Joven Italia) en Certaldo (ciudad en la provincia de Florencia), donde se presentan como "Destra identitaria e giovanile", es decir, Derecha identitaria y juvenil (así, sin tapujos ni hostias).

El otro abogado tiene un historial aun peor pero más esclarecedor para este caso. Andrea Mennini Righini es su nombre, y se trata de un bastardo que anteriormente defendió a un integrante de "Bulldog Lucca 1998", hinchada de ultras neonazis de la Lucchese, un equipo de fútbol italiano. La razón por la que juzgaban al tío al que Andrea Mennini defendió fue que propinó una salvaje paliza a un obrero militante de izquierdas en un pub, dejándolo en este estado (foto sacada de un artículo que cubrió la noticia por entonces, aquí).


Según las informaciones encontradas hasta el momento, sobre las otras dos personas detenidas no hay datos en cuanto a su filiación o ideología política, pero el mero hecho de compartir algo tan delicado como una acción de sabotaje con un puto nazi, es, en mi opinión, razón suficiente para no mirarles a la cara, desconfiar y alejarse de ellxs. Acciones como las que llevaron a cabo deben ser el fruto de una intensa labor por forjar afinidades que vayan más allá de lo político o lo social, afinidades que llevan a individuxs que se conocen entre sí y confían plenamente lxs unxs en lxs otrxs además de compartir el mismo deseo de ataque, las mismas ideas motivando dicho deseo y las mismas preferencias en cuanto a medios a asociarse para actuar, empleando como nexo efímero los lazos que les unen. Nunca se comparte una acción con alguien a quien acabas de conocer, y si esta gente conocía al susodicho ¿no sabían que era un nazi? Lo siento pero eso no se lo cree nadie.

No sorprende que varios blogs de inspiración neonazi comenten la noticia y muestren su solidaridad hacia los 3 imputados. ¿Habríais hecho lo mismo si fuesen anarquistas?

Los intentos de lxs neonazis por infiltrarse en las luchas asociadas al entorno autónomo y anti-capitalista / anti-autoritario son comunes y conocidos por quienes llevamos tiempo siendo parte de esas luchas. Pese a tratarse de algo afortunadamente residual (por ahora) es urgente, en mi opinión, incluir en la labor de propaganda y en el amplio debate teórico/práctico, las incursiones de esta escoria en luchas que ni les pertenecen ni les representan, ya que la lucha por la liberación animal, siempre ha sido, es y siempre será una lucha contra el abuso del ser humano hacia cualquier ser viviente y sentipensante (es decir, con capacidad de sentir y pensar) sin olvidarse de la defensa activa del medio ambiente y la apuesta por la destrucción de la sociedad industrial basada en jaulas y artificialidad que nos envuelve actualmente. Por eso personalmente tampoco considero dignas organizaciones netamente animalistas que optan por el legalismo y las actitudes reformistas. Si bien la labor que desempeñan estructuras como Equanimal o Igualdad Animal en cuanto a la difusión del veganismo es muy buena, no sirve de nada si el mensaje que se transmite es el de comprar en el super soja transgénica procedente de los valles sobreexplotados de América para así no comerse a un cerdo.

Veganismo ES y HA DE SER NECESARIAMENTE Anti-Capitalismo. Todo lo demás es mentira.

Ante esto, y a pesar de que reconozco que las acciones me parecen de lo más válidas y plausibles, quiero retirar totalmente mi solidaridad a estos tres activistas. Me siento asqueado. ¿Usasteis las siglas del FLA para inculpar al ámbito que odiáis?, ¿o quizá para aumentar la difusión espectacular de vuestras acciones? Sois patéticxs, como carroñerxs, esperando abalanzaros sobre el esfuerzo ajeno, el esfuerzo de quien odiáis, para apropiaros de sus luchas y legados porque sabéis que si comunicaseis a las claras vuestras intenciones nadie os seguiría en el camino de odio racial, patriotismo absurdo y desigualdad social que pretendéis forzarnos a emprender.

No se puede consentir ni aceptar la co-existencia pacífica con lxs infiltradxs de cualquier clase y menos si proceden del bando inmediatamente contrario, el fascismo.

¡Ataque y caña contra lxs recuperadorxs de cualquier color o pelaje!
¡Al fascismo tolerancia cero!
¡Liberación animal humana, animal no-humana y de la tierra!