"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 5 de enero de 2013

Fallecen finalmente los dos hombres que se quemaron a lo bonzo en Málaga.

Ayer publiqué una noticia en este blog (aquí) en la que os hablaba de que dos hombres se habían prendido fuego a lo bonzo en Málaga en menos de 24 horas, y que al menos uno de los dos casos apuntaría a la desesperación por los graves problemas económicos que atravesaba, agravados además por su estatus de parado. En el segundo caso, el hombre se prendió fuego en el interior de un vehículo, donde además la policía encontró un recipiente con restos de líquido inflamable, lo que refuerza la hipótesis de que fuese una tentativa de suicidio actuando el envase inflamable como un potenciador del fuego.

Pese a las gravísimas quemaduras que ambos presentaban en el momento de intervenir la policía y los servicios sanitarios, ambos pudieron ser "rescatados" (personalmente me asquea mucho la idea de que una persona no pueda escoger libremente cuándo acabar con su propia vida y que si alguien quiere suicidarse tengan que intervenir los maderos en plan superhéroe salvador) y fueron hospitalizados en dos hospitales distintos (el hospital Carlos Haya de Málaga y el hospital Virgen del Rocío en Sevilla) donde permanecían en un delicado estado.

Pues finalmente la suerte no les ha sonreído y ambos han muerto a lo largo de la jornada de hoy.

Os enriquecéis arruinando a gente honrada, jugando con los futuros y los sueños del pueblo, y podéis estar seguros y seguras de que pagaréis por ello a su tiempo. Sembráis desesperación y muerte, pero cosecharéis venganza.