"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Una oferta de trabajo encontrada por Pontevedra...

Hay que joderse con la peña. El otro día caminaba por esta mi querida ciudad cuando, ante mi asombro, me encuentro esto:


Al final, arranqué cinco de estos de distintos puntos de la ciudad. Un tío que busca trabajo de "marido" (¡nada menos, oigan!), cumpliendo las funciones que la estructura familiar hetero-patriarcal y sexista atribuye al "hombre", al "macho", al "cabeza de familia": Trabajos de carpintería o pintura, desplazar muebles (muy pesados para las "frágiles" mujeres, que mejor, se dedican a lxs niñxs y a la cocina), cambiar bombillas. arreglar humedades, desatascar el fregadero...

Yo simplemente dejo caer que el número del notas este está apuntado en el folletito de marras, y que no estaría mal que se le hiciesen algunas llamadas tomando las precauciones adecuadas, para explicarle que si no tiene trabajo, atraque un banco, viva del recicle o se busque la vida como sea en lugar de arrastrarse de esta forma y de reproducir roles misóginos y machistas, que pretenden hacernos creer que la mujer, en el hogar, depende necesariamente de un hombre. Será gilipollas...

En fin. Hay gente que vive en el siglo XIII.