"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Queman un vehículo de una filial de Vinci en Suecia, en solidaridad con la lucha de la ZAD en Francia.


Bueno. Desde hace un tiempo, la zona de Notre-Dame des Landes, destinada a las obras del nuevo aeropuerto que el Estado francés y la infame corporación constructora Vinci pretenden construir en los alrededores de Nantes (Francia), se encuentra okupada por distintos grupos de activistas que, coordinados, intentan evitar la continuación del proyecto, el cual amenaza gravemente todo el territorio natural y los modos de vida y subsistencia de su población.

Así, a pesar de la represión y tras varios desalojos y acciones de respuesta, más de 40.000 personas tomaron distintos emplazamientos, donde comenzaron a compartir la vida colectiva y en horizontalidad al mismo tiempo que obstaculizaban los planes de desarrollo impuestos por el mundo de la mercancía y sus pseudo-necesidades. Juntxs, superaron sus diferencias políticas o de perspectiva y colaboraron para construir cabañas en los árboles desde las cuales vigilar los asentamientos, montaron los campamentos y compartieron alimentos y momentos de lucha y debate, además de construir finalmente toda una aldea autónoma, verdadero espacio de contra-poder donde las relaciones del capitalismo no tienen cabida y se experimenta con la vida en común. Un lugar que incluye varios dormitorios, una enfermería para tratar a lxs compañerxs que puedan resultar heridxs por la represión, una cocina e incluso una taberna, que llaman "NO-TAVerna" en referencia a la lucha contra el Tren de Alta Velocidad, también presente en la ZAD, ya que supone también una oposición activa contra él, en tanto que dentro del megaproyecto que se desarrolla en Notre-Dame des Landes no sólo se trata de adaptar el territorio aéreo para el flujo inerte de mercancías, sino también el medio terrestre (mediante nuevas autopistas y nuevos tramos ferroviarios) y marítimo.

En tal contexto, han tenido lugar numerosas movilizaciones, algunas de las cuales culminaron con enfrentamientos con la policía o el personal de seguridad de las obras, sabotajes a la maquinaria, barricadas en las carreteras etcétera. A día de hoy (7 de diciembre de 2012), se está desarrollando en la zona, de hecho, una puesta en común de esfuerzos por compañerxs llegadxs de otras partes del planeta respondiendo al llamado a diez días de acción y resistencia convocados desde la ZAD desde el 4 hasta el 15 de diciembre (aquí podéis encontrar el citado llamamiento, en Liberación Total).

Pues bien, como forma de solidaridad con esta lucha, el 8 de noviembre en Malmö (Suecia) anarquistas prendieron fuego a uno de los automóviles propiedad de la empresa de seguridad privada Skånsk Larmtjänst, propiedad de Vinci.

Aquí la noticia en Contrainfo.

Para más información de la lucha que se está llevando a cabo en la ZAD, podéis mirar también este otro enlace de Contrainfo, que conduce a una lista de entradas relacionadas: aquí.

También podéis mirar este otro enlace (aquí, en varios idiomas).

La ZAD se queda donde está.

¡¡Vinci lárgate!!