"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Lanzan un cóctel molotov contra un coche del servicio federal de seguridad en Moscú (Rusia)

Dejo a continuación el comunicado de adjudicación del ataque a un vehículo de la marca Mazda que tenía documentación de lxs federales en el parabrisas en Taganskaya, Moscú (Rusia). Hay que decir que es cuanto menos original y graciosa la broma respecto a la acusación de "causar daños al esmalte dental de antidisturbios rusos". Hay que joderse con el cargo. Al loro, que cualquier día vuelven a subir el presupuesto para gastos en material antidisturbios, con el objetivo de añadir a la equipación de los robocop un tubo de dentífrico por agente.

En fin, coñas aparte, a lo que iba.

Comunicado extraído de Contrainfo (aquí):

----------------

Esta semana, un grupo de ciudadanos preocupados en un Mazda con documentación del FSB (Servicio Federal de Seguridad) en el parabrisas apareció cerca de la estación de metro de Taganskaya, Moscú. Nos preocupa profundamente la proliferación de agentes de seguridad en nuestra ciudad, porque su actividad fanfarrona provoca daños en el esmalte dental de lxs queridxs agentes de policía*.

Así que decidimos actuar ante la cierta escasez de recursos de las fuerzas de seguridad del país. De este modo, arrojamos una bomba incendiaria a una rueda del vehículo y nos marchamos de allí. El invierno está empezando a ser más frío en Rusia y ya va tocando encender algunos fuegos, compas. Por favor, elegid la leña con cuidado. Evitad los coches de bajo presupuesto de la baja burguesía. Dedicaos a los Mercedes, BMW y coches de esos que salen como mínimo a un millón de rublos (más de 23000 euros).

Con sincera preocupación por vuestro esmalte dental y vuestra salud,
Dentistas autónomxs de Moscú

*Nota de Traducción al inglés: La ironía hace referencia al caso de los disturbios de Bolotnaya, en Moscú, el 6 de mayo de este año, en el que se acusa a anarquistas y activistas sociales de “daños al esmalte dental de antidisturbios rusos”durante las peleas callejeras contra la madera y algunxs liberales que acusaban de las luchas callejeras a desconocidxs “agentes provocadorxs de negro”, mezclando conscientemente a anarquistas radicales con agentes del FSB.