"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 8 de diciembre de 2012

En memoria de Alexis.

Difundo a continuación el texto publicado en Galiza Livre (aquí) con motivo del cumplimiento de 4 años desde el asesinato a sangre fría del compañero Alexandros Grigoropoulos en el barrio de Exarchia en Atenas (Grecia) por la policía.

Lo he traducido del original en galego reintegrado al castellano para aumentar su difusión.

Para más información de lo sucedido el pasado día 6 en Atenas y en otros puntos de Grecia, podéis visitar Liberación Total (aquí) o Contrainfo (aquí).

Dejo también un vídeo de uno de los numerosos choques que se produjeron en la noche del día 6:



------------------

Ayer, 6 de diciembre, fue un día triste para el recuerdo, pero no por eso un día que queramos olvidar. En el reino de España una vez más el gobierno festejó el aniversario de la constitución fascista que con tanto trabajo consiguieron mantener hasta el día de hoy, mientras que una buena parte de la población la rechaza por completo porque motivos sobran para ello, porque discrimina, oprime y prohíbe favoreciendo tan sólo a aquellxs que la redactaron, a aquellxs que supieron imponer la herencia franquista en la “transición”. Pero sobre todo el 6 de diciembre es un día para la memoria de Alexis Grigoropoulos, el joven anarquista de 15 años asesinado por la policía en el combativo barrio de Exarchia en Atenas. Esto sucedió hace ya cuatro años, cuando un grupo de manifestantes* comenzó a increpar a unos policías y estos respondieron con tres disparos que mandaron al chaval al hospital, donde murió. Pero ¿qué pasó después de esto?, ¿qué pasó después de días de ira generalizada por todo el país? Nada, ni reflexión por parte de las fuerzas del “orden”, ni culpables, nada. Sólo una condena para el pistolero y asunto olvidado. Pero los miles de griegxs que ayer se manifestaron para recordar su muerte saben que lxs asesinxs no están en la cárcel, saben que lxs culpables siguen en el poder soltando a lxs perrxs a cazar como hicieron ese 6 de diciembre de 2008 y como hacen siempre sin mancharse nunca las manos de sangre.

Jornadas de ira y memoria.

Así, ayer en toda Grecia miles de estudiantes se manifestaron desde la mañana, siéndoles prohibida la entrada en gran parte de la plaza Syntagma en Atenas por miedo de las autoridades, y provocando numerosos conflictos por todo el centro de Atenas. Pero esto sólo sería el inicio de lo que a partir de las siete de la tarde, con la segunda convocatoria en el centro de Atenas, se convertiría en una lucha sin tregua en el mismo barrio que vio crecer y morir a Alexis. Docenas de barricadas y cientos de personas plantaron cara durante toda la noche a lxs uniformadxs, que no dudaron en llenar absolutamente todas las calles de Exarchia de gas lacrimógeno, fumigando así también viviendas y locales de las familias y empleadxs de este barrio que tienen que verse envueltas en la represión incluso sin haber hecho nada.

Porque la represión nos afecta a todxs

Y son los días como este los que nos hacen tener presente que el asesinato de Alexis no es un caso aislado, sino que todos los días y en todas partes estamos sintiendo la represión policial y la crueldad penitenciaria. Cientos de compañerxs son asesinadxs, torturadxs y apresadxs cada día en todo el mundo y nunca por error. En nuestra memoria reciente aun tenemos muy fresca la imagen de Iñigo Cabacas, asesinado tras un disparo de la policía **, o Ester Quintana, que perdía un ojo el pasado 14 de noviembre tras otro disparo de la policía **, saldándose ambos casos, por supuesto, sin búsqueda de culpables y sin el encarcelamiento de nadie.

Así, sólo nos queda convertir los días como este en días de rabia y denuncia social, de ataque a las instituciones que asesinan y torturan sin verse nunca castigadas, pues ¿quién usaría en su propia contra los mismos organismos que controla? Hagamos de todos los 6 de diciembre, de todos los 1 de mayo, de todos los 12 de agosto y de todas las fechas marcadas a base de sangre en nuestra memoria días de reflexión pero sobre todo días de lucha.

Porque nosotrxs no olvidamos…

---

* Yo personalmente no tengo claro si el grupo de personas que insultaron a la policía en Exarchia momentos antes de que estos efectuasen los disparos, uno de los cuales mató a Alexis, fuesen específicamente "manifestantes" pues algunas fuentes afirman que se trataba simplemente de jóvenes anarquistas del barrio que se encontraban en la zona cuando vieron pasar a la poli. En Exarchia, el rechazo a la poli en la juventud está muy presente.

** Aquí se refiere a disparos de pelotas de goma, usadas presuntamente para "dispersar" pero que llevan ya alguna víctima mortal aparte de Iñigo, y numerosas lesiones vitalicias, tales como globos oculares estallados, bazos reventados (que requirieron intervención quirúrgica para su extirpación), daños irreversibles en la médula espinal y consiguiente parálisis parcial o total, temporal o definitiva del cuerpo del/de la heridx etcétera...