"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 28 de diciembre de 2012

Carta de lxs detenidxs de Villa Amalias (Atenas) durante su encierro.

El otro día colaboré con compañerxs de la Red Traductora de Contrainformación (más conocida a secas como Contrainfo, aquí) para traducir al castellano desde la versión en inglés de lxs compañerxs de Occupied London (una web que ofrece cobertura contrainformativa en inglés desde Grecia, aquí) la carta que escribieron las 8 personas detenidas en el desalojo de la okupa ateniense Villa Amalias, mientras se encontraban encerradas en la infame GADA (la jefatura policial de Atenas).

A continuación dejo la susodicha carta:

--------------------

Durante los últimos 23 años, la okupa Villa Amalias ha sido un espacio político, cultural y social  abierto, así como una vivienda colectiva. En todos estos años ha habido cantidad de grupos activos en la  okupa incluyendo talleres de teatro, conciertos, estudio musical, taller  de vidrieras, un espacio para lxs niñxs, talleres de danza, talleres de  lenguas extranjeras, ordenadores, taller de imprenta, proyecciones,  biblioteca con servicio de préstamos, intercambio de vinilos – además de que la okupa ha albergado multitud de eventos políticos y culturales  organizados por otros colectivos. Aparte de estas actividades dentro de su edificio, Villa Amalias también ha contribuído a la resolución de los problemas del barrio participando en la asamblea de habitantes de Plaza  Victoria y organizando actividades abiertas al aire libre en el área – incluyendo intervenciones de micro abierto, mercados libres, cocinas colectivas y actividades para niñxs en la plaza.

Durante todos estos 23 años, la okupa Villa Amalias ha desarrollado cualidades multiformes que reflejaron la igualmente multiforme composición de los sujetos y grupos que la comprendían -y que, a su vez, derivan al más amplio movimiento okupa, desde el espacio anarquista y antiautoritario y, desde el movimiento antagonista de clase y laboral. Esas cualidades se han materializado a través de la co-organización y participación en manifestaciones, intervenciones y movilizaciones relacionadas con las luchas laborales, antifascistas y anti-racistas; solidaridad con okupas amenazadas, con lxs migrantes y con compas  perseguidxs, con las luchas de lxs estudiantes universitarixs y de instituto así como con las luchas para reclamar los espacios públicos y  abiertos.

El edificio de la okupa llevaba abandonado desde 1973 y se encontraba en un horrible estado. Desde 1990, cuando fue okupado, ha permanecido vivo y se ha  mantenido gracias a las contribuciones financieras y el trabajo personal, tanto de lxs propixs okupas como de compañerxs solidarixs.

Los dos supuestos propietarios del inmueble (el ayuntamiento de Atenas, que posee una enorme riqueza en forma de propiedades, y la organización de edificios escolares) son conocidos por casos de expropiación de propiedad privada y recalificación ilegal (de edificios censados). El caso más extravagante de todos fue el  enorme edificio Haragioni en la calle 3 de Septiembre con Ioulianou, que cambió de la noche a la mañana de una parcela destinada a la construcción de una escuela a la construcción de centro comercial.

A diferencia de ellxs, que ven en edificios y espacios otro ámbito de ganancias, la okupa Villa Amalias y su actividad son un ejemplo concreto de su compromiso de crear de espacios gratuitos y sociales que se opongan a la explotación financiera de cualquier tipo, que  establezcan estructuras anti-jerárquicas, auto-organizadas, solidarias y  horizontales, que respeten a lxs humanxs y apoyen a lxs de abajo en la pirámide de clases, a la cual nosotrxs también pertenecemos.

Por eso, el mantenimiento del edificio, como mencionamos arriba, lo realizan lxs okupas y sus solidarixs -sobre todo, desde los últimos 4 años, después de dos ataques incendiarios homicidas que sufrió la okupa por parte de paraestatales, asalariadxs o no. Estos ataques en particular causaron grandes daños materiales que, sin embargo, no fueron obstáculo para que Villa continuase su acción. Al contrario, levantaron la moral de la gente que la compone. Con la ayuda de todxs lxs compañerxs, la fachada que da a la calle Cheiden fue renovada mientras la restauración y mejora de la misma ha comenzado con la ayuda de arquitectxs e ingenierxs civiles.

Los ataques continuos no son los únicos a los que ha estado sujeto el espacio durante todos estos años. Debido a su localización, pero también a sus valores ideológicos y características políticas, Villa se ha  encontrado con frecuencia en el punto de mira, tanto de paraestatales como del Estado. En todos estos ataques siempre respondimos con nuestras palabras, publicitando los eventos y dando propaganda a nuestras posiciones y nuestras creencias a través de intervenciones sociales y abiertas.

El 20/12/12, a las 7 de la mañana, hombres de los cuerpos de seguridad del Estado hicieron una redada en nuestra okupa bajo el pretexto de una investigación relacionada con “drogas” y “explosivos”, tras una supuesta denuncia anónima. Arrestaron a 8 personas que estaban en el interior en el momento del asalto, de lxs cuales tres eran  visitantes. Confiscaron objetos de la okupa que luego la seguridad estatal usó como pruebas falsas para la fabricación de cargos incluyendo delitos graves y menores -cargos que nosotrxs rechazamos. Especialmente, cuando nuestros delitos graves están basados en unas cuantas botellas vacías de cerveza y en una pequeña cantidad de gasolina, descubierta junto a la estufa.

Para nosotrxs, esta maniobra es una decisión explícitamente política tomada por el Estado. En unos tiempos de crisis financiera y sistémica, el Estado lanza un ataque en todas direcciones, degradando las vidas de lxs de abajo e intentando borrar cualquier célula de resistencia y de creación de la negación: esto podría traducirse en términos de derechos laborales, la promoción de ideales racistas que contribuyen a un giro fascista de la sociedad, en la creación de las condiciones de inseguridad dirigidas contra nosotrxs aceptando la constante vigilancia de nuestras vidas, o en la persecución y desprestigio de los espacios políticos y los sujetos que se levantan contra lxs de arriba.

RECHAZAMOS TODOS LOS CARGOS
NUESTRAS PALABRAS SON NUESTRAS ARMAS
YA LO HEMOS DICHO Y LO VOLVEREMOS A DECIR:
“HEMOS JUGADO A LA PELOTA TODOS ESTOS AÑOS Y SEGUIMOS SIN VER EL FINAL”
SOLIDARIDAD CON TODAS LAS OKUPAS (Y CON LA NUESTRA)

Lxs detenidxs de Villa Amalias