"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Anulado el juicio abreviado contra Adrian Díaz. Juicio oral próximamente y posible regreso del compañero al talego.

Noticia redactada con información recibida en el correo electrónico, y que podéis encontrar íntegra aquí.

El pasado 28 de junio de 2012, durante unos disturbios que tuvieron lugar en el marco de las movilizaciones estudiantiles (mira aquí para más información de aquella jornada de revuelta), un grupo de encapuchadxs aprovechan que un camión de gendarmería (carceleros) se estrella para atacarlo, lanzando piedras y otros objetos contundentes, haciendo pintadas en la carrocería y además lanzando dos cócteles molotov al interior, que obligaron a los perros a huir.

El compañero Adrian Díaz es detenido y acusado de ser quien lanzó una de las bombas incendiarias contra el vehículo. Le envían a prisión preventiva en Santiago-1 y le mantienen 4 meses allí, sometido a la constante presión y hostigamiento de los carceleros, que buscando al parecer vengarse del ataque a sus amiguitos, echan mano de castigos y humillaciones arbitrarias hasta que, finalmente, Adrián asume la responsabilidad de los cargos que le imputan y opta por participar en un juicio abreviado, en el cual se le impone una pena de 61 días y una multa de 1 UTM (unidad tributaria mensual, aquí una explicación de lo que es) por el incendio del vehículo de gendarmería, y 541 días por transportar un cóctel molotov, y sale libre el 30 de junio. Dejo vídeo del momento en que el compañero abandona los tribunales.


Todo iba relativamente bien hasta que la gendarmería y el ministerio del interior, que también son parte querellante en este asunto, protestaron y solicitaron ante la corte de apelaciones que el juicio abreviado se anulase. Desgraciadamente, el recurso ha ido como esperaban lxs represorxs y ahora Adrián deberá afrontar en los próximos días un juicio oral, en el que se expone a condenas mucho más graves.

El próximo día 19, el compañero deberá presentarse en los tribunales para dictaminar si finalmente vuelve a la cárcel (gendarmería y ministerio del interior pidieron que se le devuelva a prisión preventiva dado el giro que han pegado los acontecimientos) y para fijar finalmente una fecha para el nuevo juicio, que por ahora no se sabe cuándo será.

Por ahora sólo queda esperar a ver qué le depara el destino al compañero y solidarizar en la distancia difundiendo y actuando en la calle y en todas partes.