"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nuevo blog en apoyo al compañero Henry Zegarrundo y texto sobre su situación.

A continuación, reproduzco el texto que envían al e-mail de este blog compañerxs solidarixs con Henry Zegarrundo (compañero preso en Bolivia) quienes sacaron adelante hace poco un blog en apoyo al compañero. El presente escrito, además, incluye reflexiones acerca de la situación actual del compañero y de cómo las estrategias colaboracionistas han calado una vez más en ciertxs compañerxs que ante la presión carcelaria terminaron cediendo y participando en los juegos represivos del poder, directa o indirectamente.

----------------------------------


Una nueva iniciativa. Un mismo objetivo: solidaridad y lucha.

La intención de este texto es fundamentalmente dar a conocer nuestro sitio en solidaridad con el compañero Henry Zegarrundo y también ir aclarando algunos hechos e informaciones respecto a su situación particular, recordando siempre que él forma parte de un proceso judicial junto a otras personas. Es precisamente allí donde se encuentra la importancia de transparentar nuestras ideas, ya que confusión es la palabra más apropiada para definir la situación actual.

Creemos firmemente que la lucha está en las calles, ahí está nuestro corazón. Pero hoy hemos decidido crear este espacio, debido a la poca y en algunos casos errónea información que circula en la web. Por ello también creemos  necesario hacer un breve recuento de lo que ha ocurrido desde aquel 29 de mayo.

- Breve crónica de un camino pedregoso: solidaridad y cárcel, dignidad y colaboración.

Desde que los hechos represivos empezaron a suceder hace ya casi 6 meses, vimos la necesidad de mantener la unidad del movimiento tanto dentro como fuera de la prisión. Creemos firmemente que unidxs somos más fuertes y esperábamos una actitud de compañerismo de parte de todo el movimiento anarquista-libertario boliviano. Pero ese espíritu de lucha que esperábamos... ya no lo seguimos esperando porque ya se ha guardado mucho silencio.

El golpe que nos propinó el Estado (que en nuestras tierras se autodenomina socialista y revolucionario), nos golpeó a todxs por igual, desde lxs más sociales hasta sus mayores críticxs. Desde lxs que luchan por la destrucción del patriarcado hasta lxs que se oponían a la explotación de lxs animales y la naturaleza, pasando también por otras posturas que conviven en el amplio espectro libertario.

Si el golpe nos llegó a todxs entonces más que nunca había que unirse, lástima que esto no se comprendiera y que lo que primara haya sido el “sálvate si puedes”. Así, tras las primeras detenciones, muchxs salieron libres a cambio de ensuciar el nombre de otrxs compañerxs. Debido a esta sucia jugada, quedaron detenidxs en ese mismo momento o después, tres personas. De esta forma, en estos primeros meses, nuestra solidaridad fue para todxs los detenidxs. Todxs eran nuestrxs compañerxs y como tal, nuestro apoyo era para quienes habían quedado atrapadxs tras esos barrotes. Consideramos que como anarquistas no era digno empezar a levantar el nombre de cada unx por un carril separado del de lxs demás. Pero no faltaron quienes  sólo se solidarizaron por “su presx”, dejando en un segundo plano a lxs demas.

Eso, para nosotrxs, se debe a una carencia de análisis político de la situación, pero también a la primacía de las relaciones de amistad por encima del compañerismo.

Es importante dejar en evidencia que Henry luchó por mantener una postura común entre lxs detenidxs, a pesar de las diferencias. Lamentablemente, la presión del Estado mediante el encierro pudo más. Hizo caer al resto de lxs presxs en el juego del poder, declarando o avalando declaraciones que perjudican a otrxs. En ello colaboraron también algunas personas de afuera, que intentaron expandir entre lxs presxs la insolidaridad, la discordia y también la delación... algunas lo siguen haciendo.

Así, el compañero con el que hoy nos estamos solidarizando es el único que no utiliza su declaración como oportunidad para exculparse. De las otras dos personas, de las cuales una está en arresto domiciliario, no podemos decir lo mismo. De buena o mala gana, sus firmas sobre una declaración (que puede ser real o modificada por un abogado defensor), están perjudicando a Henry. Esos son los hechos, no “interpretaciones” nuestras.

- Queremos destruir el problema y no reproducirlo.

Como conclusión: se colabora con el Estado cuando se sirve a sus fines. Este par de declaraciones (junto a las anteriores de los primeros días) vienen a reforzar la creencia de lxs fiscales sobre que Henry sería la “cabeza” de una imaginaria organización terrorista. Que cada quien a la vez, saque sus propias conclusiones. Nosotrxs ya hemos sacado las nuestras y hemos marcado las distancias que determinan nuestra postura de lucha y nuestra solidaridad.

Creemos necesario recalcar el digno ejemplo de lxs compañerxs en EEUU, quienes a pesar de arriesgar años de cárcel, han preferido guardar silencio antes que entregar información que se podría utilizar contra otrxs luchadorxs. ¡Fuerza resistentes al Gran Jurado! ¡Estamos con ustedes!

Queremos la libertad de quien lucha contra la prisión, queremos la destrucción de todas las prisiones y de la sociedad que las contiene. Por extensión, a pesar de tan triste jugada de parte de lxs otrxs detenidxs, no le deseamos la cárcel a nadie.

¡Por la liberación inmediata del compañero Henry Zegarrundo!
¡Jaulas para nadie! - Cárceles: demolición!