"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Los mossos d'esquadra le abren la cabeza a un niño de 13 años en Tarragona.

Según informaron varios medios, durante una manifestación pacífica que recorría las calles de Tarragona en la pasada huelga general del 14 de noviembre, las personas participantes se habrían visto envueltas en una carga policial desmesurada y gratuita, que tuvo como resultado lo que se ve en los siguientes vídeos:



Un niño de sólo 13 años de edad que iba con sus padres por la calle, fue agredido salvajemente por los maderos, que le abrieron la cabeza, y golpearon también a su madre, que aseguró a periodistas de varios medios como "La Vanguardia" que piensa denunciar al agente que la golpeó. Sin embargo, teniendo en cuenta que estos bastardos psicópatas iban (como de costumbre) sin el número de placa y sin identificar, imagino que el trámite de la susodicha demanda será complicado.

Por su parte, los mossos han dicho lamentar los hechos, pero aseguraron, con toda la cara dura del mundo, que el niño no habría sido agredido por la policía (debe ser que al pobre chavalín le cayó un rayo encima de la cabeza al mismo tiempo que la porra del madero pasaba a escasos milímetros, pero claro, con la confusión, no se vio y se culpó al policía, inocente defensor de la ciudadanía y los derechos fundamentales e inalienables del individuo según lo estipulado por la sacrosanta constitución de.... ¿ME ESTÁIS VACILANDO?).

Que tenía 13 años, joder...  mercenarios desalmados.