"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Fijada para el próximo 19 de noviembre la decisión sobre el recurso de nulidad en el juicio a Tortuga.

Como he venido comentando en este blog (aquí la noticia correspondiente), el compañero Luciano Pitronello fue finalmente sentenciado sin tener en cuenta la ley anti-terrorista que la fiscalía, en sus vicios represivos, intentó introducir en el proceso con el objetivo claro de lograr una condena más larga para el compañero y de justificar la persecución, investigación, hostigamiento y represión también contra su entorno (amistades, familia, compañerxs conocidxs...). Esto hizo que el compañero fuese condenado "únicamente" a:

- Tenencia de material explosivo: 3 años y un día de presidio menor en su grado máximo.
- Delito de daños: 41 días de presidio en su grado máximo.
- Utilización de matrícula falsa: 541 días de presidio menor en grado medio.

Dado que el tiempo de condena sumado no alcanza los 5 años (aunque sea por poquito, pues llega a cuatro años y medio aproximadamente), y considerando diferentes atenuantes, el compañero finalmente no volvió a la cárcel, y quedó sentenciado a 6 años de libertad vigilada, y quedó sujeto a diferentes medidas restrictivas (suspensión durante 3 años del permiso de conducir, inhabilitación total para desempeñar cargos u oficios públicos mientras dure la condena e inhabilitación perpetua del ejercicio de sus derechos políticos).

Pues bien. Como era de esperar, tras este desenlace, frustrada por no haber obtenido lo que deseaba y comportándose como un niño pequeño que patalea, chilla y lloriquea porque sus padres no le compran el juguete que quiere en el centro comercial, la fiscalía presentó un recurso de nulidad por el cual pedían que el juicio fuese anulado y que fuese iniciado de nuevo, pero esta vez, teniendo en cuenta la supuesta (inexistente) violación de la ley anti-terrorista por parte de Luciano.

Finalmente, se ha fijado para el 19 de noviembre la audiencia en la cual la corte de apelaciones resolverá este recurso y decidirá finalmente si el compañero se queda con la sentencia actual o si por el contrario esta se anula y el proceso comienza de nuevo pero teniendo en cuenta la ley anti-terrorista, lo que puede suponer un peligro de condena y represión mucho mayor para Luciano y sus cercanxs.

Recordemos que, hasta el 19 de noviembre (o en caso de que se suspenda o pase algo que impida que dicha audiencia se celebre, hasta el día en que se resuelva el recurso) la sentencia no entraría en vigor y el compañero por lo tanto se mantiene en arresto domiciliario total (no puede salir de casa en ningún momento) hasta entonces, a la espera de conocer su destino.

¡Mis mejores deseos para el compañero!
¡Tortuga a la calle!