"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 24 de noviembre de 2012

En solidaridad con lxs compañerxs enjuiciadxs en Grecia por el caso de Lucha Revolucionaria: Comunicado del compañero Mario López desde México.

En el contexto de los tres días de solidaridad con Lucha Revolucionaria convocados internacionalmente por la asamblea de apoyo en Atenas a su caso y a las personas involucradas en él, el compañero Mario López, rehén del Estado mexicano, emite el siguiente escrito en apoyo a lxs compañerxs de LR.

Recibido en el correo electrónico de la mano de lxs compañerxs de Refractario (aquí):

----------------------

Comunicado de solidaridad con Lucha Revolucionaria

"Para nosotrxs, el/la oprimidx se encuentra siempre en un estado de legítima defensa y tiene siempre el pleno derecho de rebelarse sin tener que esperar a que se le fusile, y sabemos muy bien que muy a menudo el ataque es el mejor método de defensa […]"

*Errico Malatesta, 28 octubre de 1923*

Partiendo de esta premisa de Malatesta y teniendo en cuenta el significado que para nosotrxs lxs anarquistas adquiere el concepto de violencia anti-autoritaria: esa fuerza liberadora que anteponemos frente a la violencia de lxs opresorxs, esa respuesta inminente y necesaria que empleamos ante la represión del Estado y frente a toda Autoridad —no siempre de forma defensiva sino además ofensiva como parte de esa necesidad de autonomía y libertad, de ese anhelo de construcción por medio de la destrucción de todo lo establecido—, es que se enmarca, en la mayoría de los casos, el accionar de individualidades anárquicas y núcleos de acción anarquistas; de la mano de la práctica de la solidaridad directa con lxs compañerxs en prisión (accionar que forma parte esencial de la lucha anárquica).

Este también es el caso de la Organización Lucha Revolucionaria (L.R.) y de lxs demás compañerxs anarquistas que el Estado griego acusa de pertenecer a la L.R. Mientras que unxs están siendo juzgadxs por sus acciones y su participación confesa en la L.R., otrxs están siendo enjuiciadxs por mantener bien firme su consciente y decidida postura como anarquistas irreductibles frente al Poder. Todxs están siendo penalizados por ser partícipes de infinidad de iniciativas, proyectos,  actividades y espacios de lucha, que se oponen abiertamente al avance destructivo del sistema de dominación y que, empleando una diversidad de métodos, cuestionan, critican y atacan al Poder. Lxs que reivindican su participación en la L.R. (así como el compañero Lambros Foundas) están siendo procesadxs por el Estado griego y condenadxs a priori por una buena parte de la sociedad, precisamente por ejercer el inapelable recurso  a rebelarse, “sin tener que esperar a que se le fusile”, pero también por golpear al Estado en sus pilares, por demostrar con creces que se han re-apropiado de sus vidas y con ello, de su capacidad crítica y su capacidad de autodefensa, transformándose en ofensiva directa contra las estructuras del dominio y la servidumbre voluntaria que lo sustenta y alimenta.

Con estas palabras no pretendo enaltecer unas siglas ni tampoco exaltar un modelo organizativo, lo que trato de destacar es la importancia de su accionar y su aporte a la extensión del conflicto cotidiano, no sólo en Grecia sino también a nivel internacional. Un aporte indiscutible a la propagación de los núcleos de acción anti-autoritaria, así como para la intensificación de la confrontación en las calles, dando pie a la insurrección consciente y generalizada.

Para mí el compañero Lambros Foundas nunca adquirió esa connotación de mártir que algunxs tratan de impregnarle; por el contrario, su muerte en combate —en uno de los enfrentamientos más directos contra las fuerzas del orden— fue fuente inagotable de fuerza y  convicción. La muerte de un compañero de praxis, abatido por las balas de la opresión nunca podrá ser silenciada, ocultada ni marginada, ya sea por el sistema de dominación o por lxs nefastxs defensorxs de lo existente y sus falsxs críticxs.

Por lo tanto, envío mi solidaridad y apoyo a lxs compañerxs enjuiciadxs por el Estado griego, en el marco de los días solidarios con el caso de Lucha Revolucionaria. Asimismo, extiendo toda mi solidaridad y apoyo al hermano Nikos Maziotis,  a quién le envío un fuerte y anárquico abrazo. Así como en el año 1999, esto se repite. ¡No podrán pararnos! No podrán pararles! También expreso mi apoyo y solidaridad con la hermana Pola Roupa, ambxs —por lo que entiendo— continúan en fuga.

¡No podrán pararnos!
¡No podrán pararles!
¡Por la expansión del conflicto!
¡Por la propagación del ataque anárquico!
¡Por la insurrección!

Mario Antonio López Hernández
Preso anarquista
Reclusorio Preventivo sur, Xochimilco, México D.F.
14 de noviembre de 2012.