"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Comunicado del piquete anarquista que participó en la acción contra los sindicatos en la huelga en A Coruña (Galiza, Estado español).


En el contexto de la huelga general convocada internacionalmente el pasado 14 de noviembre, en A Coruña tuvo lugar un piquete anarquista autónomo que, entre otras acciones, manifestó su desprecio a la hipocresía sindical al inicio de la manifestación que las tres centrales convocantes (y oficiales, y oficiosas) habían preparado. La actitud de los sindicatos no fue otra que la esperada por muchxs: recurrir como cobardes a la policía, chillar y patalear pidiendo REPRESIÓN (esa que luego tanto denuncian de forma oportunista) para nuestrxs compañerxs por el simple hecho de decirles a la cara la verdad (y es que es muy cierto eso de que las verdades duelen). ¿Resultado?, 4 compas detenidxs con cargos de haber tratado de obstruir la libertad de manifestación.

Tenéis más información de este y otros episodios represivos acontecidos durante la huelga general en A Coruña en este mismo blog, aquí.

A continuación, difundo el comunicado que difunden las personas que tomaron parte en el piquete, a modo de explicación o de declaración de principios tras los hechos. Recogido y traducido de galego a castellano desde Abordaxe (aquí):

---------------

Hace muchos años que los sindicatos oficialistas no hacen otra cosa que mantener la paz social, a cambio de las treinta monedas de plata que les otorga el Estado por la desmovilización de la clase obrera (treinta monedas de plata que en el año 2011 se tradujeron en 20.517.337 euros). Si esto es cierto prácticamente desde los pactos de la Moncloa, en 1977, en los últimos años, en el contexto actual de crisis económica y de destrucción inmisericorde de las conquistas sociales alcanzadas por el movimiento obrero en el último siglo, la traición sindical se hace especialmente sangrante. Mientras otros países encaran el camino de la combatividad social y de la protesta, como en Grecia, aquí la sumisa pasividad de este atajo de vendeobrerxs alcanza tintes surrealistas, perdidxs en la burocratización de los conflictos laborales, en la gestión de subvenciones, en el trapicheo de influencias y en la consecución de lucrativos chiringuitos como los cursos de formación o la participación en órganos consultivos.

Como sabemos que las bases de estos sindicatos en su mayor parte aun actúan de buena fe, y que muchxs de ellxs comparten con nosotrxs la creencia de que los sindicatos oficiales están dejando vendida a la clase trabajadora, decidimos evidenciar de forma pública la traición de estxs burócratas al servicio del poder. También quisimos mostrar todo nuestro desprecio por las cúpulas de liberadxs sindicales, a sueldo del gobierno, que convierten la representación de lxs trabajadorxs en un lucrativo y descansado medio de vida, sabedorxs de que cobran de lxs enemigxs de su clase por apagar el fuego de la revuelta y garantizar la paz social.

Es por eso que en el contexto de la huelga general del pasado 14 de noviembre, en la manifestación convocada en A Coruña por los sindicatos oficiales CC.OO., U.G.T. y C.I.G. decidimos desplegar una pancarta con el lema “Sindicatos traidores – 5.000.000 de parados - ¿Qué coño estáis haciendo?” para marchar un rato delante de la cabecera de la procesión. Mientras, otrxs compañerxs colgaban otra pancarta en el puente del Scalextric de Alfonso Molina llamando a la huelga indefinida.

Al contrario de lo dicho en muchos medios, nosotrxs nunca impedimos el transcurso de la manifestación sindicalera, pues después de caminar delante unos segundos, nos colocamos en la acera con intención de dejar pasar la comitiva amarillista delante de nuestra pancarta. Pero las cúpulas sindicales decidieron parar la marcha para que nadie pudiese vernos, salvo el selecto grupo de liderzuelxs liberadxs y “seguratas” de petos reflectantes que, tras cintas de balizar a modo de perímetro móvil, encabezaban la ¿protesta?

Si varixs miembros de nuestro piquete tapaban sus caras con pañuelos y bragas es precisamente porque nosotrxs no buscábamos protagonismos personales, al contrario que lxs jefecillxs de partidos y sindicatos, que monopolizan la cabecera para ellxs solxs, siempre en busca de una buena foto de portada. Evidentemente, también lo hicimos para evitar inoportunas identificaciones, pues, como dijo el Subcomandante Marcos, "tapamos el rostro para dar la cara".
                                                     
Tras empujones y agresiones variadas que no consiguieron impedir que continuáramos gritándoles verdades como puños del estilo de “vosotrxs, vendidxs, firmáis los despidos”, “Comisiones y UGT firmaron las ETT’s” o “La huelga de un día es una tontería, la huelga debe ser indefinida”, decidieron llamar a los antidisturbios (que como todo el mundo sabe siempre sirven a los intereses del poder). Llegadas las “fuerzas del orden” para hacerles de primo de Zumosol a sus delegadxs sindicales, se produjeron cuatro arrestos, mientras numerosxs chivatxs con pegatinas de las tres centrales convocantes señalaban a compañerxs e incluso ponían la zancadilla a una compañera para evitar que escapase.

Es importante señalar que, así como muchxs delegadxs y miembros de la cabecera de la manifestación nos insultaron y nos delataron a la policía, un significativo número de participantes anónimxs mostraron de diversas formas su apoyo, incluso tratando de frenar las detenciones. Porque está claro que mucha gente aun secunda esta clase de protestas por costumbre y porque no están conformes con la situación social, pero que saben tan bien como nosotrxs de la actitud patética y sumisa de la “izquierda democrática”.

Queremos aclarar que este piquete nada tenía que ver con la CNT, como repitieron varios medios comerciales a modo de intoxicación mediática. Ciertamente algunxs afiliadxs de ese sindicato apoyaron desde la distancia la acción que realizamos, cosa que desde aquí queremos agradecer, pero esta fue concebida y realizada por anarquistas autónomxs ajenxs a cualquier central sindical. Mienten también al decir que lxs detenidxs estaban afiliadxs a la CNT, pues ningunx de ellxs tenía afiliación alguna con ese ni con ningún otro sindicato. Tampoco se hizo la acción en el nombre de ningún centro social, como equivocadamente apuntó algún medio alternativo. Si la pancarta estaba firmada como Autonomía Obrera es porque ese es el modo con el que quisimos dar a conocer nuestra intervención.

Por último solamente nos queda hacer un llamamiento a la auto-organización de lxs trabajadorxs de forma autónoma y asamblearia, lejos de las burocracias que viven de representarlxs (y que cobran por apaciguarlxs). La revolución la haremos por nosotrxs mismxs, nadie nos la va a regalar ni va a salir de ninguna urna.

¡ABAJO EL ESTADO Y SUS FALSXS OPONENTES!
¡¡CONTRA EL CAPITAL, ACCIÓN DIRECTA!!