"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Antidisturbios pegan a un chaval en Vigo por filmar sus actuaciones en los alrededores del campo de fútbol.

El siguiente vídeo muestra la actitud de miembros de la UIP hacia un chaval al que pegaron e increparon brutalmente por grabar con su teléfono móvil la actuación de los maderos en los exteriores del campo de fútbol de Balaídos, en Vigo. Cuando el joven fue visto por los agentes grabando su actuación, los hechos hablan solos. Lo peor es que no han tardado en aparecer para defender a los pitufos los típicos amigos del neo-liberalismo, con masoquismo y síndrome de Estocolmo además de algún tipo de atracción patológica por la brutalidad fruto quizá de un deseo sexual frustrado o de una falta de cariño durante la infancia. Es que tenéis una patada en la boca que no os la podéis ni imaginar... En fin, aquí va el vídeo:


Cabe señalar que la grabación que realizaba el tío en el momento de ser agredido (hasta 3 veces según cuenta en el vídeo) era totalmente legal, dado que, según el tribunal constitucional, es permitida siempre que tenga una finalidad legítima, es decir, que contenga sucesos de relevancia pública (abuso de fuerza, por ejemplo) o casos en los que la grabación pueda permitir bien evitar o bien descubrir posteriormente uno o más hechos delictivos (que también pueden ser cometidos por la policía, y de hecho, así sucede a menudo, al abusar de sus funciones). Además, el artículo 20, apartado 1-d de la constitución establece que existe el derecho fundamental de todxs lxs ciudadanxs independientemente de que trabajen en medios de comunicación o "información" o no, de comunicar y recibir hechos veraces a través de cualquier medio o herramienta de difusión.

Por otro lado, aquí podéis encontrar una noticia en Rebelión sobre la absolución de una fotógrafa, Tamara Sánchez, que fue identificada por la madera e increpada acusándola de violar la intimidad de los agentes mientras estaba realizando fotos en la marcha de paradxs el pasado 19 de julio, en concreto a su paso por el túnel de Guadarrama en su camino a Madrid.