"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

lunes, 15 de octubre de 2012

Prólogo del poemario de la compañera Kelly Pflug-Back y difusión del mismo.

Noticia sacada de Contrainfo (aquí)

Kelly Rose Pflug-Back es una compañera anarquista de Canadá que fue encarcelada hace unos meses por sus acciones en el marco del Bloque Negro que asaltó el centro financiero de Toronto el 26 de julio de 2010, durante la cumbre que el G-20 desarrollaba en la ciudad canadiense.

Durante el juicio, la compañera no sólo mostró una actitud grosera y de desprecio hacia lxs mercenarixs del capital y el Estado que se conjuraban contra ella, además de indiferencia hacia el juicio en su contra (jugando con el pelo o riéndose de las preguntas que le formulaba la acusación, por ejemplo), sino que además aprovechó para reivindicarse políticamente y dejar claro que si no se arrepentía de haber tomado parte en los disturbios de Toronto, es porque en un mundo que da más importancia a cuatro escaparates destrozados que a las vidas y el bienestar de millones de personas que mueren ahogadas por el trabajo, los anti-depresivos, la miseria y unas leyes destinadas a proteger los intereses de explotadorxs y asesinxs, mientras lxs animales no-humanxs padecen un holocausto patrocinado por la codicia y el egoísmo, lo verdaderamente condenable no es tomar las calles y prender fuego a unas cuantas de esas ilusiones de tele-tienda y a las falsas promesas del mundo capitalista. Lo que dadas las circunstancias es inadmisible es que todavía haya quien, aún siendo testigo de cómo se derrumba el futuro, prefiere pasar de todo y actuar como si nada pasase, perpetuando lo más violento de todo (la paz social y su "normalidad").

Aquí tenéis más información en este blog del juicio contra la compañera.

Lo que sigue a continuación es un prólogo que la compañera escribió para un poemario suyo, que acaba de salir editado bajo el título de "These burning streets" (Estas calles en llamas). El objetivo de sacar esta publicación es que mediante su distribución física en la calle y los espacios anarquistas se pueda recaudar dinero para ayudar a la compañera en los gastos derivados de su estancia en prisión (en principio le cayeron 15 meses).

Personalmente me gusta bastante, y estoy de acuerdo en su apreciación de que las luchas más efectivas y peligrosas para un orden como este, son precisamente las que nacen de todas esas emociones que sus líderes, sencillamente, no pueden comprender; La sinceridad, el cariño, el apoyo que nos damos lxs unxs a otrxs como compañerxs y como individuxs, que trasciende por encima de todo para dar a luz a una forma incontrolable y preciosa de bio-política y por supuesto la rabia, pero no la rabia como fruto inconsciente y a veces impulsivo del odio que, de forma natural, sentimos hacia este sistema y sus estructuras, así como hacia todas las desgracias que conlleva (¡que no son pocas!), sino esa rabia que paradójicamente nace de la compasión, de la negativa rotunda a seguir siendo cómplices conscientes de tantas injusticias y a seguir poniendo excusas, y del deseo sincero de ver arder esta realidad. Porque ya lo decía Bakunin, que aunque cualquiera de nosotrxs fuese totalmente libre dentro de su individualidad, el vivir sabiendo que esa libertad se encuentra arraigada en la agonía de otrxs que no tienen la misma suerte convierte cada día de esa vida podrida en una miseria.

------------------------

"Como forma creativa, la poesía tiene el potencial de ser más anárquica que otros estilos literarios. Mientras la ficción típica y el periodismo suelen necesitar algo de estructura narrativa para alcanzar su objetivo, la poesía reduce el lenguaje a sus materias primas, un medio no atado a las reglas gramaticales, de puntuación o a la cronología. Gran parte de la magia de la poesía es el poder que tiene para romper fronteras, trascender o ignorar las divisiones artificiales construidas por la sociedad para separar lo mítico de lo real, lo bello de lo monstruoso, lo valioso de lo inútil, lo sagrado de lo mundano.

El libro que estás a punto de leer es el producto destilado de nueve años de cuadernos, trocitos de papel aleatorios y garabatos en paredes de edificios abandonados y habitaciones alquiladas. Algunos de estos poemas, como “Wolf Suit” y “Holes in the Backdrop”, los escribí cuando tenía 14 años y vivía en una pequeña ciudad al norte de Peterborough, Ontario. Otros, como “A Cure for the Water Trapped Inside Your Body” y “Words to Chart Elapsed Time”, los tuve en mente durante años, los bosquejé cuando recorrí Canadá durmiendo en escaleras de entrada de edificios siendo adolescente, totalmente convencida de mi falta de talento, inteligencia y de cualquier mérito perceptible que me invitara a dejar constancia de mis pensamientos en papel.

Como el amor, la creatividad es una de las pocas fuerzas esenciales en este mundo que son realmente ingobernables. Se podrían citar miles de ejemplos que afirmaran que la rabia es igual de potente, pero creo que las formas de rabia más puras y fértiles no son las que provienen del rencor a lo que unx se opone, sino del amor a lo que unx defiende. Tanto el amor como la creatividad pueden ser tan abrumadores que barren las falsas pretensiones de las sociedad humana, revelando la naturaleza falsa y superficial de todas las cosas que nuestra especie ha consagrado. Ante la adversidad, ambas tienen formas únicas de florecer a pesar de sus limitaciones. Estos caminos nos inspiran a traspasar las fronteras y divisiones que la sociedad nos impone, pese a la gravedad del riesgo que implican estas transgresiones.

------------------------

También dejo un poema de la compañera traducido a castellano, que encontré así mismo en Contrainfo:

------------------------

Salón de baile improvisado

Las personas de ojos así de grandes,
esas personas están programadas para amar a casi todo el mundo
me dijo una vez la madre de alguien,
sacándose un collar caro de su lagrimal.

Me miré los pies por si había grietas en el suelo después
pero aun así sentí que la espalda me cambiaba de forma.
Me pinché un dedo y me quedé dormida
pensando que me despertaría y confundiría tus pupilas
con pequeños refugios en la noche
por las ventanas reflejadas en ellas.
Me soplé demasiado alto hacia las agitadas ramas verdes de alguien
y hasta eso me agotó;
proyectando algo totalmente eliminado,
hilos perfectos y antisépticos y arrastrados de lucecitas.

Creo que ni tú ni yo nunca estuvimos hechas para esta caída sin polvo;
ni serafines ni gaviotas parásitas
más bien soldaditas de plomo atrofiadas
en este desfile azul eléctrico de niñas guapas.

Aquí podéis encontrar para leer o descargar en PDF el poemario (está en inglés, aunque lanzo la propuesta y me ofrezco voluntario para colaborar en una posible traducción a castellano/español).