"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Finaliza la huelga de hambre de los mapuches en Temuco. Trasladados a Angol.

Según ha informado Refractario (aquí) los compas mapuche que mantenían huelga de hambre seca en el penal de Temuco desde que el pasado viernes 20 decidieron convertir la huelga de hambre (que ya mantenían desde el 1 de octubre) en huelga de hambre seca (o sea, que tampoco ingerirían agua) han finalizado su huelga dado que, gracias a la colaboración de organismos de derechos humanos unida a la presión que esta última y arriesgada medida de huelga de hambre seca ejerció en las autoridades junto con las acciones de solidaridad que en el exterior tuvieron lugar (barricadas y enfrentamientos con lxs represorxs, panfletos, marchas solidarias...), han logrado que los compañeros viesen cumplido su deseo de ser trasladados a la cárcel de Angol, que era una de las condiciones que establecieron para poner fin a la huelga. Ese deseo responde al hecho de que es en Angol donde "oficialmente" se encuentran los otros presos de la comunidad Wente Winkul Mapu en huelga de hambre (y digo "oficialmente" porque no olvidemos que actualmente se encuentran dispersados tras varias tretas rastreras de los carceleros para intentar minar su voluntad). Además, de esta manera, los compañeros estarán mucho más cerca de sus comunidades de origen y a sus familiares y amigxs les será más fácil ir a visitarles, económicamente hablando.

El bastardo director nacional de instituciones penitenciarias, Luis Masferrer, prometió que dado el delicado estado de salud que mostraban los compañeros, les trasladarían días después, y fijó como la fecha del traslado el 25 de octubre, es decir, mañana. El portavoz de los compañeros de Temuco, Freddy Marileo, aseguró que si no se cumple lo prometido, retomarán una vez más la huelga de hambre seca.

Por otro lado, Leonardo Quijón, uno de los compañeros de Temuco en huelga de hambre seca, tuvo que ser hospitalizado en la noche del 21 de octubre cuando una taquicardia le provocó un paro cardíaco. Se desconoce todavía su estado de gravedad, aunque se sabe que, lejos de mantenerle ingresado y en observación, los carceleros le devolvieron al talego a la medianoche, donde fue trasladado a la zona de la enfermería y le practicaron un electrocardiograma, cuyos resultados, según portavoces, habrían sido favorables pero no concluyentes, por lo que el compañero podría seguir grave (y de hecho, portavoces comunicaron que el compañero no estaba lúcido a la hora del chequeo, y estaba muy débil). Por lo menos, el compañero ha depuesto su huelga a la espera de ser trasladado mañana junto a los otros 4 al penal de Angol. Espero que no le queden secuelas y que pueda recuperarse pronto.

Es importante señalar que el compañero Leonardo ya ha pasado por situaciones peores, como por ejemplo, cuando fue tiroteado por balas disparadas por desconocidxs (seguramente policías o sicarixs contratadxs por algún/a terrateniente o empresarix) e ingresó muy grave y siendo además acusado falsamente de tomar parte en acciones contra empresarixs (cargos de los que finalmente fue absuelto). En el marco de este contexto pasado, y estando encarcelado varios meses, afrontó ya otra huelga de hambre durante 2010, a pesar de su ya de por sí chungo estado de salud. Así, el compañero se mantiene con valor y fuerza.

¡Solidaridad con el pueblo mapuche!