"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 25 de octubre de 2012

En defensa de la expropiación.

Tener un plato en la mesa o un techo bajo el que dormir se ha vuelto una incertidumbre cotidiana. Tristeza y miedo dominan las vidas de cada vez más personas, que ven cómo a pesar de trabajar cada vez más, obtienen cada vez menos y el futuro ya no es una promesa. La situación es difícil, cada vez más bolsillos vacíos llenan las colas del paro y cada vez más peña es expulsada de su casa a empujones, intimidada por los mercenarios uniformados enviados por los bancos que les engañaron, pasando a llenar las calles entre cartones y mantas raídas. Por si fuera poco, cuando alguien entiende por fin que esta sociedad está enferma porque fue construida en torno al culto a la propiedad privada junto a los dogmatismos imperialistas que siempre acentuaron las diferencias sociales, cuando alguien identifica a lxs responsables de esta crisis y decide tomar por la fuerza un poco de lo que le pertenece, es tildadx de delincuente y de ladrón/a, y es entalegadx mientras quienes roban a diario a través de la especulación, las plusvalías y el saqueo de los recursos naturales, permanecen impunes y continúan desarrollando sus operaciones criminales en la sombra, amparadxs por las realidades distorsionadas que crean las mentiras de los medios de comunicación, y por policías, sistema judicial, ejércitos y códigos legislativos del Estado de desecho sin derecho.

Como rechazo a esto, ¡roba lo que puedas!, y si te pillan, hazles pasar un mal rato, recuérdales quién mantiene a quién, quién roba a diario y con total tranquilidad, mientras las víctimas de su robo se mueren de hambre, de frío o se suicidan al no encontrar salida en este callejón oscuro. Que no duerman tranquilxs.

Desde el bosque de Sherwood, organicemos la revuelta en parques, barrios, centros sociales, facultades y curros.

Os dejo una viñeta realizada por un colega y compañero, administrador del blog "Sección Libertaria" (aquí) que ilustra bien a lo que me refiero.