"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 13 de octubre de 2012

Dos nuevas encarceladas por resistirse al Gran Jurado en EE.UU.

La represión contra las personas de ideas anarquistas o anti-capitalistas continúa en EE.UU. y personas acusadas de participar en los disturbios del black bloc que se constituyó el 1 de mayo en Seattle están siendo encarceladas por negarse a tomar parte en las sucias artimañas que el poder impone a cambio de "beneficios", es decir, las de la delación, el chivateo y la traición a lxs compañerxs y a las ideas. Es evidente que los hechos del 1 de mayo en Seattle no son más que un pretexto para justificar la represión y el espionaje a toda persona que manifieste abiertamente sus opiniones opuestas a los intereses de la clase política, la mafia corporativa y el gran capital. De hecho, compañerxs han descubierto que aunque ahora se usen los hechos del 1 de mayo como excusa, el Gran Jurado que está ordenando y coordinando estas detenciones y que está encerrando a la gente por no vender a sus compañerxs y amigxs, se convocó en marzo, es decir, dos meses antes de que la revuelta de Seattle hubiese tenido lugar (curioso ¿eh?). Conclusión, o lxs del Gran Jurado tienen poderes y pueden hacer premoniciones, o aunque el 1 de mayo hubiese sido un tranquilo paseo por el parque la represión habría tenido lugar igualmente (sólo cambiaría que habrían tenido que buscar otro pretexto con el cual justificarla)

El pasado 28 de septiembre, la compañera Katherine Olejnik (apodada "KteeO") fue encarcelada por negare a testificar, siendo la segunda compañera de lxs citadxs que es entalegada por no colaborar en el circo represivo de las autoridades manifiesto en el Gran Jurado Federal.

Desde el grupo de apoyo se ha pedido que escribamos a la compañera y se ha indicado que le interesaría y le gustaría recibir cualquier material relacionado con temáticas que le interesan como las noticias y la información relativas a Euskal-Herria y la región vasca, además de cualquier cosa relacionada con antropología social o socio-lingüística.

Esta es la dirección a la que podéis mandar vuestras cartas o materiales para apoyarla:

Katherine Olejnik #42592-086
FDC SeaTac,
P.O. Box 13900
Seattle, WA 98198
EEUU

Su declaración, donde explicó por qué se negaba a jugar al juego del Gran Jurado, la dejo a continuación (sacada de Contrainfo):

------------

Para mí, la elección de resistir al Gran Jurado es humanidad –ni puedo ni quiero decir nada que dañe la vida de otra persona y eso sería dar información que pude implicar una larga estancia en prisión.

Para mí, la elección de resistir al Gran Jurado es libertad de expresión y asociación –ni puedo ni quiero formar parte de una política macarthista que exige a lxs individuxs que se condenen lxs unxs a lxs otrxs basándose en ideas políticas.

Estas son las razones por las que elijo no obedecer. Les pido disculpas a esas personas de mi vida para las que mi encarcelación será una carga y os agradezco que comprendáis mi decisión.

Para lxs que no lo saben, se encarcela a lxs chavalxs citadxs por negarse a responder preguntas sobre la ideología política de otrxs.

------------

Por su parte, otra compañera, Leah-Lynn Plante, fue encarcelada el pasado 10 de octubre por la misma razón, acusada de desacato civil.

Su declaración es la que sigue (también sacada de Contrainfo, en este caso de aquí):

------------

Estamos hechxs de polvo de estrell(A)

La mañana del 25 de julio de 2012, mi vida se puso patas arribas en cuestión de horas. Agentes del FBI de los alrededores de Washington y Oregón y agentes de la Unidad Especial Conjunta contra el Terrorismo de Washington tiraron abajo la puerta de mi casa con un ariete, nos esposaron a mí y a mis compañerxs de piso y me apuntaron con una pistola, nos secuestraron en el patio mientras nos leían una orden judicial y saqueaban la casa. Dijeron que estaba relacionada con el vandalismo del Primero de Mayo de este año en Seattle, Washington. Aun así, sospechamos que en realidad no se trataba de ventanas rotas. Como si hubieran sacado ideas de 1984 de Orwell, se llevaron libros, arte y otros documentos como “pruebas” así como muchos objetos personales, a pesar de que parecía que sabían que ningunx estuvo en Seattle el Primero de Mayo. Si bien sabemos que el conocimiento es poderoso, sospechamos que nadie usó copias enrolladas del periódico Stumptown Wobbly para realizar daños a la propiedad. Lo vimos por lo que era. Intentan investigar anarquistas y perseguirlxs por sus opiniones. Esto es un registro. Es una caza de brujas. Desde entonces, gracias a una solicitud de la Ley de Libertad de Información, nos enteramos de que el Gran Jurado se convocó el 2 de marzo de 2012, dos meses antes del vandalismo del Primero de Mayo.

Me citaron para testificar ante el Gran Jurado el 2 de agosto, una semana después. A toda prisa, puse mi vida en cajas, me deshice de casi todos mis objetos personales para prepararme para el encarcelamiento. Me dejaron ir ese día después de negarme a testificar y me volvieron a citar para el 30 de agosto, que se retrasó al 13 de septiembre. Durante ese tiempo, hice muchos auto-cuidados, resolví mis asuntos y recibí consejo de personas que o han resistido a los Grandes Jurados o han ido a prisión o ambas. Volví al Gran Jurado el 13 de septiembre donde me otorgaron la inmunidad. Cuando te otorgan la inmunidad, pierdes el derecho a permanecer en silencio y te pueden enviar a prisión por desacato civil. Entre consultar a mi abogado y un receso de una hora, por poco, evité una sesión de desacato simplemente por falta de tiempo. Me dejaron ir y me dijeron que recibiría una cuarta citación. Salí del juzgado justo para ver cómo se llevaban a Matthew Kyle Duran, mi compañero de resistencia, a prisión en un furgón policial. Me rompió el corazón ver cómo secuestraban a una persona fuerte e increíble y lo alejaban de sus amigxs y seres queridxs. Katherine “Kteeo” Olejnik se ha enfrentado a un destino similar por negarse a testificar el 27 de septiembre. Ahora, Matt y Kteeo están sentadxs en unas celdas carcelarias por no hacer más que permanecer en silencio. Solo tengo amor y admiración para ambxs y sé que miles de personas sienten lo mismo. De camino a casa esa noche, sentí como se me corto-circuitaba el cerebro. Unos días después, recibí la noticia de que mi siguiente citación sería el 10 de octubre. También notificaron a mi abogadx que se estaban preparando para una vista de desacato.

Fechas judiciales aparte, mi vida ha sido una montaña rusa. Debido a acontecimientos sin relación con esto, he sufrido de depresión severa y TEPT durante años. Ahora están mucho peor y me agobian cosas nuevas. Durante un tiempo después de la redada, me encontraba en constante estado de pánico y casi no podía comer. Cada vez que tocaban a la puerta, cada vez que oía un ruido fuerte en la casa, se me paraba el corazón y pensaba “ya vinieron a por mí”. Hasta el día en el que escribí este texto, no he podido dormir una noche entera desde aquella fría mañana de julio por las nauseas provocadas por la ansiedad, que me despierta entre las 4 y las 7 de cada mañana. Después de un par de meses, el pánico inicial se ha ido convirtiendo en una lúgubre aceptación. A pesar de mis problemas mentales, no me planteé ni una sola vez la cooperación ni nunca lo haría. Está en contra de todo lo que creo. En el brazo derecho tengo un tatuaje que dice: “lucha por sobrevivir causando el menor sufrimiento posible”. Esto es algo por lo que vivo cada día y por lo que seguiré viviendo, esté en una jaula o no.

No puedo expresar en palabras lo agradecida que estoy a lxs que nos han mostrado apoyo y solidaridad, sobre todo, a nuestrxs amigxs, compañerxs y amadxs. Saldremos de esta juntxs. Sé que soy un disco rallado con ese sentimiento, pero creo que vale la pena repetirlo. Quieren que nos sintamos aisladxs, solxs y asustadxs. Sé que aunque Kteeo ha estado en aislamiento, no se siente sola. Sé que Matt no se siente solo. Sé que no me sentiré sola. Cuando intentan destripar comunidades sin piedad, no nos dispersamos, nos hacemos fuertes, crecemos. Veo esta represión estatal como lo que es: El Estado cree que es un agujero negro que puede destruir lo que quiera. En realidad, es más bien una guardería estelar donde crea, sin querer, estrellas anarquistas nuevas y fuertes.

No deseo lo que, inevitablemente, me espera hoy, pero lo acepto. Pido que la gente siga apoyándonos en este proceso, escribiéndonos cartas, mandándonos libros, donando y difundiendo conciencia.

Mis convicciones son inquebrantables y no se quebrantarán por el acoso. Hoy es 10 de octubre de 2012 y estoy lista para ir a prisión.

Amor y solidaridad con lxs que resisten,

En silencio para siempre.
Leah-Lynn Plante

Más información y actualizaciones en inglés: aquíaquíaquíaquí y aquí.

------------



Para escribirle a la compañera (en inglés) o para enviarle libros etcétera:

Leah-Lynn Plante #42611-086
FDC SeaTac,
P.O. Box 13900
Seattle, WA 98198
EEUU

Que la represión no destruya la solidaridad, que la solidaridad destruya el encierro.
Fuego al Gran Jurado.