"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

miércoles, 17 de octubre de 2012

De contubernios, 15-M y otras mezcolanzas extrañas.

Paseaba por la ciudad el pasado 25 de septiembre a media tarde cuando no pude evitar reír a carcajada limpia cuando, al pasar por casualidad por la zona de la Alameda, vi a un grupo de individuxs cogidxs de la mano en plan corro de la patata y dando vueltas en torno al edificio de la subdelegación del averno (perdón, del gobierno), mientras ondeaban banderas de la comunidad de Madrid (sí, la de las estrellitas, aunque "en su defensa" diré que, según ellxs, lo hacían con la mejor de las intenciones, o séase, "como signo de apoyo a las protestas en Madrid", aunque yo sigo sin entender de qué manera representa esa bandera a la peña que protestaba en el congreso). Además, combatían la lluvia y el frío de aquella tarde de otoño con un cálido y armonioso canto que entre silbatos decía cosas como el ya tradicional "No nos moverán" y consignas contra los recortes (mientras algún madero de los cinco o seis allí presentes se descojonaba, literalmente, de ellxs, ¡uy, si nos pusieran a nosotrxs esos dispositivos tan ridículos!, ¡otro gallo cantaría!), entre silbatos, pitos, cacerolas y demás objetos utilizados a modo de instrumento musical improvisado. Tan grotesco espectáculo provocó en mí risas, sí, pero también una buena dosis de rabia al ver cómo mientras lxs compas de Grecia, Chile o Italia llevan sus luchas hasta la última consecuencia, afrontando los montajes represivos y el encarcelamiento de aquellxs con quienes comparten asamblea, amistad y vida, y enfrentándose con lxs represorxs con fuerza y valor, aquí tenemos que seguir soportando los lloriqueos lamentables de quienes quieren cambiarlo todo para que nada cambie, en nombre de sus deidades Gandhi, la madre Teresa de Calcuta, el Ratón Mickey, Bob Marley, Janis Joplin y demás iconos de la contra-cultura contemporánea. Ay... le entran a uno ganas de irse a vivir a Atenas, me cago hasta en Dios.

Pero no acaba aquí la cosa. Resulta que a comienzos de este mes, en concreto en las fechas que fueron del lunes 8 al miércoles 10, el movimiento "indignado" de esta ciudad organizaba un acto que, bajo el... "original" nombre de "Pontevedra pregunta" (en realidad es una mierda, no me jodas, parece el nombre de algún concurso de televisión cutre) preparaban una suerte de acto consistente en invitar a portavoces de todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones para que estos pudiesen explicar sus programas electorales. No hace tanto que esta gente paseaba por la ciudad con carteles llenos de lemas y consignas que se hacían caca en la casta política y sus respectivos partidos y sigleríos, pero ahora por lo visto ya no les caen mal lxs políticxs y les confían un espacio en uno de sus actos para que puedan vender mejor las promesas electorales (ya sabéis, de quita y pon) con las que luego llevarán al huerto a media ciudad, produciendo nuevos desastres que una vez más, volverán a generar "indignación" y entonces volveremos a invitarles y así sucesivamente hasta que a alguien le entre por fin en la puta cabeza que si votar cambiara algo, sería ilegal, y que ningún partido dice la verdad ni representa al pueblo, ni al/a la individux, pues unx debe ser representadx y sentirse representadx sólo por sí mismx, y todo lo demás, es comodidad, inercia, delegacionismo, miedo y puesta en práctica del rol contemplativo que el sistema nos asigna con respecto a nuestras vidas. Podemos ver pero no tocar, como en los museos. De toquetear, manipular, cambiar de sitio, arruinar etcétera ya se encargan lxs tecnócratas de turno, ¡usté no se preocupe de ná!

En fin, a lo que iba, que me desvío del tema principal. ¿Podéis imaginaros cuál fue mi sorpresa cuando, observando atónito el cartel de las susodichas jornadas, veo que el tercer y último día de estas estaba invitada nada más ni nada menos que la Falange Española de las JONS?, sí, sí, ese grupúsculo ultraderechista que en la guerra civil se pasaba por los talegos de Franco por las noches para llevarse a unxs cuantxs prisionerxs con lxs que practicar puntería con el fusil, esxs que aún hoy continúan protagonizando agresiones a peña tanto migrante como simpatizante de otras tendencias ideológicas opuestas, sí, ese mismo. Por lo visto, estxs defensorxs de la No-Violencia, la tolerancia y el comeflorismo llegan hasta tal punto que incluso son tolerantes con quienes, en caso de alcanzar el poder que actualmente anhelan, desatarían con toda seguridad una oleada represiva contra todo movimiento social opuesto a sus políticas de populismo oportunista y postizo y chovinismo panfletario. Así están las cosas, y todo esto por no mencionar a otrxs de lxs invitadxs "de honor" a la fiesta, tales como UPyD (la versión rosita de la falange, un partido con aires de progre pero al cual Ynestrillas, fascista procesado por asesinato, pidió el voto, digo yo que por algo sería), como el PP y el PSOE (¿cuántas veces habéis criticado la partitocracia y el bipartidismo?, ¿ahora hacéis buenas migas con ellxs o qué?) y alguno más que completa el plantel. La verdad, me pregunto a quién hostias se le habrá ocurrido esta genial idea... Por si algún hereje indigno de ver la luz del sol duda de mi criterio, aquí tienes copia del mentado cartel. Lo que hace uno por vosotrxs ¿eh?, ¿os imagináis lo que me va a costar recuperar mi sin lugar a dudas espléndida reputación tras haber dado cancha en mi blog a un cartel tan vomitivo?, ¡¿quién limpiará el estropicio?! Bueno, coñas aparte. Os dejo con una foto que algún/a ávidx fotógrafo obtuvo y que refleja con gran realismo la protesta que el 25 de septiembre protagonizaron lxs indignadxs en la subdelegación del gobierno. Que tiemble el Black Bloc, pues llega... ta-ta-ta-chaaaaaaan:


En fin, después de mi desfogo personal, dejo aquí este otro, que rescato del blog de la Revista Anarquista Abordaxe (aquí), y donde se habla de la recién inaugurada influencia de IH (Izquierda Hundida, perdón, dígoo... IU, Izquierda Untada, ¿o era Unida?) dentro del particular entorno del 15-M coruñés, al parecer, cada vez más... ¿cómo diría?, "polifacético". 

------------------------------------

Indignados coruñeses a sueldo de Izquierda Unida

Pues sí, amiguetes, como lo oís (o más bien como lo leéis): uno de nuestros dicharacheros reporteros ha sabido, por numerosas fuentes, que una decena de las figuras más significativas del movimiento indignado coruñés han sido contratadas para servir a la campaña de Izquierda Unida (ahora extrañamente coaligada con Beiras en curioso contubernio Indepe-centralista).

Que un partido político, ávido de fagocitar votos allá donde sea capaz de conseguirlos, decida asaltar por la puerta trasera un movimiento popular soberano, como es el 15-M, para así poder infiltrarlo, parasitarlo y prostituirlo en provecho propio, la verdad que no sorprende en absoluto, al fin y al cabo esa es la esencia misma de la política parlamentaria. Pero mucho más curiosa nos parece la rapidez con la que algunas caras visibles del “indignamiento” herculino abandonan el apoliticismo activo para venderse sin escrúpulo alguno al mejor postor. O, por decirlo de otro modo, la rapidez con la que algunxs pasan del “No nos representan” al “ahora nosotrxs somos lxs que les representamos a ellxs”.

Y es que no sé qué es lo que pondrá en sus contratos, si abiertamente se les exige la manipulación sibilina de un movimiento soberano o si, con una redacción más prosaica sobre “labores de campaña”, lo otro se les sobreentiende. Lo que por desgracia es absolutamente evidente es que no lxs han elegido precisamente a ellxs por la gracilidad con la que pegan carteles, o por su reputada solvencia publicitaria. Y si algunx de ellxs, a la hora de recoger sus treinta monedas, ha querido verlo así, es que tiene más de imbécil que lo que sus compañerxs tienen de manipuladorxs.

Curioso es saber que dentro del selecto grupo de indignadxs influyentes que ahora pasan a encontrarse en relación contractual con Izquierda Unida, al menos uno de ellxs se define a sí mismo como “Anarcocapitalista”. Para aquellxs a lxs que ahora os chirríen los oídos por el menudo palabro que os acabo de soltar, deciros que eso del "Anarcocapitalismo", que por aquí por el viejo continente suena a chirigota y chascarrillo, por allá por yankilandia es el no va más en cuanto a ideología derechosa: algo así como la nula intervención del Estado en una suerte de mundo dominado por las empresas sin más cortapisas que las sacrosantas leyes del mercado. La idea, que por aquí causa pánico solo de pensarla, por allá causa furor, y es el no va más de los círculos ultraliberales a la derecha de George Bush (con su propio partido y todo, de no poca influencia dentro del Tea Party y otros círculos del reverso tenebroso). Bueno, pues eso, lo dicho, que hay un tipo en cuestión dentro del indignado batiburrillo, que va por ahí diciendo que él es un "Anarcocapitalista", así, sin más, sin descojonarse de la risa ni morirse de la vergüenza… Y va un partido de izquierda y lo contrata.

Pero, como ya decíamos antes, las cabriolas que da Alternativa Galega de Esquerdas en busca de pesca electoral no pueden sorprender a nadie. Como buen partido político, es a lo que se dedican, a arrimar el ascua a su sardina electoral. Y si con una decena de contratos mileuristas son capaces de atraerse a todo un movimiento, pues les sale barata la cosa, que  en esto de la política la mayoría se vende más caro.

En este sentido tampoco sorprende los acercamientos que han pretendido realizar a todo cuanto movimiento social se les ha puesto a tiro, a poder ser bendecidxs por los flashes de la prensa, con la sana intención de ver si por ahí también les suena la flauta (solo que en estos caso sin pagar un duro) y se agencian otro porrón de suculentos votos. El cebo en estas ocasiones viene a ser algo así como “vosotrxs pedid por esa boquita que nosotrxs lo incluimos en nuestro programa electoral”. Bonita forma de hacerse con un flamante programa electoral “tope chachi piruli”, a juego con los últimos gritos en cuanto a modas ideológicas del momento se refiere, que, dicho sea de paso, luego va a cumplir su puta madre. Total no van a ganar y no van a tener que rendir cuentas a nadie de si se opusieron al plan Bolonia, si estaban a favor de lxs animalitxs o si prometieron papeles para todxs. Y si les cuelan y les votan, pues mira, aquí el programa electoral todo el mundo sabe que no lo cumple ni Dios, así que donde dije digo digo Diego y a gobernar, que la vida son cuatro días.

Gustavo, el reportero más dicharachero de todo Barrio Sésamo.