"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 11 de octubre de 2012

Carta a inicios de septiembre del compañero Mario López.


Dejo a continuación, y con un poco de retraso (la carta fue publicada a inicios del pasado mes de septiembre, aunque en Refractario no apareció hasta finales de mes, aquí) la presente misiva del compañero mexicano Mario López, desde el talego:

-------------------------------------

Y si me considero a mi mismo anarquista individualista, iconoclasta y nihilista, es precisamente porque creo que existe una más noble y más integra expresión de mi llena de voluntad y abundante individualidad que, como río que está desbordando, desea extenderse, arrastrando con impetuosidad a los setos y diques, hasta chocar contra las rocas de granito, partiéndose en pedazos y disolviéndose a su vez. No repugno a la vida. La elogio y la canto.

[…]

Quien renuncia a la vida porque siente que ésta no es más que dolor y pena y tampoco encuentra el heroico coraje para suicidarse…

[…]

La vida, para mí, no es ni buena ni mala, no es teoría ni una idea. La vida es una realidad y la realidad de la vida es la guerra.

Renzo Novatore - Yo también soy un nihilista

Hay una frase de un poema hecho canción que dice que “la vida es como una hoja de papel, que en cualquier momento se puede romper”… Aun con la nostalgia que esto suena, uno termina por darse cuenta de que es así, simple y fríamente. Existe una línea frágil y ligera entre el vivir y el morir y, aunque en ciertos momentos, puede depender de una decisión que tomemos –consciente o inconscientemente-, en lo concreto es algo inesperado que termina por tomarnos por sorpresa, ya que como dicen: “Cuando te toca, aunque te quites y cuando no te toca, aunque te pongas”.

Lxs anarquistas de praxis, lxs que luchan contra el poder, lxs rebeldes sociales, en definitiva, quien decide encaminar su vida en una lucha sin tregua contra el Estado, siempre se encuentran en esa línea, ligera y frágil, lo cual no es una decisión suicida –como muchxs afirman-, es simplemente una consecuencia, a menudo inesperada. Por otro lado, en muchos casos, siendo conscientes de estas consecuencias –muerte, cárcel, tortura- es más grande la necesidad de libertad que cualquier sentimiento de miedo y temor, y se lanzan a la batalla, con absoluta confianza, con miedo, es verdad, pero también con una determinación implacable que emana sólo de quienes a toda costa buscan la anarquía, o bien “la absoluta libertad, la mayor de todas”.

Una vez más afirmo: hay que buscar y encontrar la felicidad a través de nuestros actos.

1. Lo que me ha sucedido –esto lo digo porque conozco los argumentos de quienes nos critican- será tomado por un amplio sector del anarquismo en México como un punto de partida para desacreditar ante la sociedad (¿?) nuestra lucha, mi proyecto individual, y un proyecto informal que a nivel local y mundial mantiene una lucha directa por la destrucción del Estado-capital. Sé que lo que me pasó será usado por algunxs como forma de “intimidación” para que más compañerxs no tomen el camino de la acción y se regocijen en posiciones de comodidad y eterna espera.

Para mí, lo que me sucedió, fue sólo un accidente, el cual en vez de debilitarme moralmente, me hace más fuerte sin elevar mi ego. ¡No! Eleva mis convicciones y mi condición de anarquista.

Si de esta situación algo emana, espero sea la intensificación del debate, de la lucha, de la crítica, clara, directa y objetiva. La intensificación de la lucha contra el sistema penitenciario y la cárcel. La intensificación e incremento de la lucha directa y sin mediación contra el Estado-capital.

2. A pesar de estas cuestiones negativas, las cuales ocupan mi mínima atención, han surgido cosas positivas. Y aún pese al poco interés -de quienes dicen estar “en la lucha” - en participar o asistir a los recientes eventos anti-carcelarios, lxs compañerxs afuera se mantienen firmes. Me ha alegrado mucho que ha surgido otra publicación de corte anarquista insurreccional, acompañando a mi amada Conspiración Ácrata, quien se encarga de difundir el entorno insurreccional y el anarquismo de acción. Más publicaciones, más debate, más difusión y diversidad. Aunque, como dice la editorial de Conspiración Ácrata, mi actual situación en prisión me imposibilitará en gran medida el seguir contribuyendo activamente con esa publicación, pero lo haré en la medida de mis posibilidades. Con este y con cualquier otro medio que me abra el espacio, pues en la lucha que llevamos, es de suma importancia la participación de lxs presxs en guerra.

3. Desde mi persona, rechazo y no reivindico en absoluto los motes que el Estado y los mass media me otorgan. Mi proyecto, nuestro proyecto, no es un proyecto “incendiario”. Una lucha enfocada en la destrucción de una sociedad regida por el capitalismo tecnológico, no puede ser reducida e “infantilizada” a un simple proyecto incendiario. Yo no soy un incendiario, ni pirómano, ni terrorista, soy un anarquista, enemigo del Estado-capital. Mis posiciones radican en una postura seria y dotada de crítica, autocrítica, de análisis y teoría, pero también de práctica y acción. La solidaridad, el apoyo mutuo, la autogestión, la autonomía y la auto-responsabilidad son valores y prácticas anarquistas que, al igual que la conflictividad permanente (una actitud frente a la vida), los ponemos como contravalores a los que el sistema nos inculca desde nuestro nacimiento. Esos valores son puestos en práctica desde el presente, en nuestras personas y nuestro entorno.

Considero que la explotación, opresión y dominación del Estado-capital-tecnología, no sólo se ejerce contra el/la humanx, sino también se ejerce, por mucho, contra la naturaleza y lxs animales, en pro del progreso de una sociedad a la que no le importa ni un mínimo la destrucción del entorno natural, del cual, además “depende”, por la comodidad de una sociedad del capital que por igual destruye naturaleza, culturas ancestrales, pueblos originarios, y gente que se opone y se resiste a que este sistema y su modo de vida lleno de venta-consumo, consumo-venta, destruya su identidad natal y lxs convierta en un producto más del mercado e incluso del “turismo revolucionario”.

Esa explotación, opresión, dominación, no sólo se ejerce en el trabajo, sino también en la escuela, en los sentimientos, en el amor, en la sexualidad. Ejemplo de ello son las Pussy Riot, quienes se encuentran reprimidas por el Estado ruso y la iglesia, juzgadas como hace siglos lo fueron muchas personas del sexo femenino, quienes también fueron asesinadas bajo absurdos “delitos” de brujería, adulterio, deshonor, etc.

Es por luchar objetivamente contra el sistema de dominación que hay muchxs compañerxs eco-anarquistas presxs, como el caso del hermano Braulio Durán o la “Operación Mangiafuoco”, compañerxs del ALF/ELF que continúan presxs. Es porque el anarquismo es un peligro para el Estado que la policía cambió su actitud en el momento en que Giannis Dimitrakis declaró ser anarquista, tras la expropiación de un banco en Grecia.

Y contra todo esto es que debemos enfocar nuestra lucha, atacando con objetividad las raíces del problema: la existencia del Estado/capital. Contra todo esto y con todos los medios posibles a nuestro alcance debemos de enfocar la lucha hasta lograr la liberación total y absoluta. Con objetividad y proyectualidad.

Mi proyecto, nuestro proyecto de liberación total, nuestra proyectualidad insurreccional, no parte de la lógica del “quemar por quemar”, parte de una base sólida, de unos principios y de una idea de destrucción de lo establecido, pero así mismo se basa en la construcción de espacios, realidades, momentos y relaciones fuera de los estatutos capitalistas y que no sean en la medida de lo posible “asimilables”y por lo tanto “destruibles” por el sistema.

¡¡Viva la anarquía!!

Por las mañanas cuando me levanto, volteo a mi alrededor y miro los barrotes de estas celdas, mi cuerpo se estremeces y mis ojos se cristalizan. Mi mente viaja por un momento y entra en cada celda donde hay un/a compañerx presx. No me da tristeza ni miedo, ni angustia, me da rabia y coraje el no poder estar solidarizándome con ustedes, con quienes he compartido críticas, reflexiones, discursos y opiniones, de quienes he aprendido mucho y he sentido el apoyo mutuo para mis proyectos, para mi vida. Ustedes, guerrerxs por la libertad, que nunca nos miramos frente a frente, pero con quienes siempre mantuve un afecto, un sentimiento de hermandad, afinidad y complicidad, un mutuo aprendizaje. Ahora lxs vuelvo a leer, lxs dos, lxs tres, tras las rejas en las mazmorras del Estado-capital. No tristes, no débiles, no ausentes, por el contrario, siempre convincentes… ¡así lxs siento!

¡Jamás vencidxs, jamás arrepentidxs!

Con cariño rabioso para los compañeros Stefano Gabriele Fosco y Gabriel Pombo da Silva

El culmine de nuestra lucha y la Conspiración Ácrata de nuestra vida, se mantienen vivas.

Solidaridad con la huelga de hambre del compañero Marco Camenish, con el compañero eco-anarquista Braulio Durán, con los presxs anarquistas y libertarixs de todo el mundo.

Solidaridad con Felicity Ryder en su huida, en su fuga de libertad.

Recuerda hermana: ¡We stand when other fail!

¡Cara a cara con el enemigo! ¡guerra social! ¡Reivindicación individual! ¡Por la anarquía!

Mario López Hernández
Reclusorio varonil sur
México, D.F., 4 de septiembre de 2012