"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 4 de octubre de 2012

Andrzej Mazurek continúa preso en Grecia.

El pasado 11 de junio de este verano, el compañero Andrzej Mazurek (de cuyo caso tenéis más información en este blog aquí) tuvo el juicio de apelaciones y tras un buen resultado, vio significativamente reducido el tiempo de su condena, quedándose en ocho años y seis meses. Así, el compañero había cumplido ya dos quintas partes de la condena total, por lo que según está establecido, tendría que haber sido liberado, ya que el compañero lleva preso desde el 11 de septiembre de 2008, cuando tras ser detenido (y posteriormente torturado) en una de las revueltas del famoso diciembre griego (insurrección desatada tras el asesinato a sangre fría de Alexandros Grigoropoulos en el barrio ateniense de Exarchia), fue involucrado en un montaje policial descarado y entalegado.

Pues bien, según informó Contrainfo (aquí) gracias a lxs compas polacxs (el compañero vivía en Grecia desde el 2007, pero es de origen polaco) se ha sabido que continúa encerrado en la prisión de Larisa, lo que vulnera totalmente el protocolo empleado en procedimientos anteriores donde sí se concedió la libertad a presxs tras haber cumplido dos quintas partes de la condena y mostrar buena conducta (el compañero Andrzej, si bien nunca se ha arrepentido de tomar parte en los hechos de diciembre de 2008 -lo que no quiere decir que los cargos que le imputan no sean resultado de un montaje sucio, ojo- ha mostrado una buena conducta en prisión, a excepción de un incidente de poca relevancia cuyo periodo preceptivo de todos modos ya habría expirado). Esto conduce a pensar que, en el caso de Andrzej, el hecho de mantenerle en prisión tiene que ver más con su inclinación y acción políticas que con cuestiones legales.

Presxs a la calle...