"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 29 de septiembre de 2012

El PP ante el 25-S.

Reproduzco a continuación el artículo que encontré en el blog de la revista anarquista Abordaxe (aquí),  y que fue escrito por una de las personas que participan en dicha publicación, donde se hace un poco de memoria sobre cómo el PP, de cara a lo sucedido con las movilizaciones de "Rodea el Congreso" (más conocidas por todxs a estas alturas como "25-S"), nos demuestra, una vez más, que sólo saben ver la paja en el ojo ajeno.

No tiene desperdicio:

-----------------------

No voy a hacer ningún análisis de lo sucedido ayer en Madrid, no estuve y, por lo tanto, aun no tengo referencias fidedignas de lo que allí pasó, pero hay un aspecto en esta historia que me retrotrajo a vivencias, cuanto menos curiosas, y que quiero compartir con lxs posibles lectorxs de este blog.

La secretaria general del PP y presidenta de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal tuvo la gentileza de hacer comparativas odiosas entre la convocatoria de “Rodea el Congreso” y el 23-F, y digo odiosas porque sin entrar en más valoraciones, el 23-F no dejó de ser un auto-golpe promovido por lxs militares, por los partidos “democráticos” y por la realeza, mientras que la movilización de ayer fue promovida por personas anónimas que gustan de la no-violencia como manera de enfrentarse a los poderes.

Pero demos paso a sus palabras:


¿¿Y con esto a dónde voy?? Pues a recordar una situación que, si bien no sucedió en el Palacio del Congreso español, si sucedió en el Parlamentillo galego, del que Dolores declara que su partido es defensor a ultranza consagrada.

Y para eso nada mejor que tirar de las hemerotecas de los falsimedios (para algo tenían que valer) y así, según El País y La Voz de Galicia (con dos son suficientes) contaban el 24 de noviembre de 2005, (durante el mandato del bipartito PSOE-BNG) de una protesta de unos 200 altos cargos del PP de Galicia, entre alcaldes/as, concejalxs y senadorxs, que intentaran tomar el Pazo del Hórreo, sede del parlamentillo galego, eso si, a diferencia de lo que se pasó ayer en Madrid, los efectivos policiales eran los de un día cualquiera y no pudieron evitar que estxs 200 peperos y peperas consiguieran sobrepasar las verjas que rodean el edificio y gritar contra el bipartito.

La estrategia militar del PP de Galicia consistió en colocar previamente a 40 altos cargos entre la tribuna de invitadxs del parlamentillo ( privilegios con los que tampoco cuenta cualquiera) que también comenzaron a corear las consignas de sus “correligionarixs”, a lo que la presidenta del parlamentillo en aquel momento, Dolores Vilariño (curiosa coincidencia: otra Dolores), ordenó despejar y acto seguido todxs lxs parlamentarixs del PP, excepto 3 diputados, entre ellos el que en esos tiempos era su portavoz adjunto, Alberto Núñez Feijoo (actual presidente de la Xunta de Galicia), decidieron abandonar sus escaños e irse a apupar también desde los sillones de invitadxs, ante lo que Dolores Vilariño exclamó: "A lo que más me recuerda esto es al 23-F", y entonces, lxs 3 diputadxs del PP abandonaron también la sesión, no sin antes su portavoz, Núñez Feijoo, proclamar indignado:"Ni somos fascistas ni tenemos nada que ver con el 23-F". Además, en una multitudinaria rueda de prensa, en la que estuvieron diputadxs, senadorxs y alcaldes y alcaldesas "populares", Alberto Núñez Feijoo tildara de "antidemocrática" la actitud de Vilariño.

Lo que son las cosas...