"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

martes, 4 de septiembre de 2012

[Crónica] Crónica de un desplante anunciado. Esperanza ¿por qué te escondes?, o cómo la acción directa y la lucha son el único camino.

Reproduzco a continuación la siguiente crónica, recibida en el correo electrónico de la mano de un/a compañerx anónimx el/la cual me la envía con la finalidad de dar salida a relatos más cercanos y afines sobre lo sucedido ayer en la UAM (Universidad Autónoma de Madrid), con respecto a las protestas contra el acto inaugural del curso 2012-2013, al cual se esperaba que asistiese la señora Especulación Aguirre, entre otras altas personalidades de la gestión administrativa madrileña. Finalmente, su miedo (perdón, su "apretada agenda") no permitieron a la susodicha presentarse, pero bueno... otra vez será. ¿Queréis ajustes presupuestarios no?, pues tú no te preocupes, que ocasiones para "ajustar cuentas" no van a faltar.

Os dejo la crónica redactada por el/la compañerx que la envió. Muchas gracias por el aporte. Lo único que he hecho ha sido modificar el morfema de género para darle el sentido inclusivo a las palabras. Espero que no moleste al/a la compañerx que redactó el original.

---------------------------------

Crónica de un desplante anunciado.
Esperanza ¿por qué te escondes?, o cómo la acción directa y la lucha son el único camino

3 de Septiembre. Acto inaugural del curso académico universitario en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Al acto acuden los altos cargos de todas las universidades públicas de Madrid, así como otrxs ilustres personajes de la alta política del Estado, entre lxs que se encontraba la presidenta de la comunidad Esperanza Aguirre, quien gracias a la presión ejercida no hizo acto de presencia.

Todo comienza por la mañana, a las 9:00 se queda en la estación de metro más cercana, Begoña. Desde ahí parte un nutrido grupo de personas hacia la facultad, a la entrada nos encontramos con más gente, se dice que alrededor del centenar de personas. Se despliegan las pancartas, “No a la privatización de sanidad y educación”, un par con la firma de los sindicatos CCOO-UGT con lemas pro-escuela pública y otra que rompía con el esquema establecido “Políticos a la hoguera. Espe no te vayas, Espe muérete”, portada por un grupo de compas de diferentes colectivos organizadxs para tal ocasión.

La mañana comienza un tanto extraña, parece que se está celebrando una “asamblea”, un dirigente de CCOO de la UAM empieza a soltar la chapa, no queda claro si vamos a entrar al salón de actos donde a las 10:00 comienza el acto o qué. Al final se dice que entraremos de “manera pacífica” ¿Es pacífico entrar a un acto al que no te han invitado para impedir que se produzca? En fin...

Se decide entrar, no se encuentra oposición por parte de guardas jurados, dos policías nacionales observan desde dentro del recinto universitario pero fuera de la facultad el suceso. Entramos por las puertas y accedemos a un pasillo que lleva al salón de actos. La gente conversa entre si, pero no se cantan consignas. Lxs manifestantes se mezclan entre quienes acuden al acto por iniciativa propia, un señor de traje nos pregunta:

- ¿Vais a dejar que se haga el acto?
(Risas)
-No, ¡es que si no me voy!
-Pues mejor que te vayas...


Entre toda esa gente un compa divisa a escasos metros de él a Arturo Fernández (Vicepresidente de la patronal CEOE), uno de lxs grandes y más durxs empresarixs de este país. Lo comenta con lxs compas y comienza el chaparrón, “¡Ese Arturo hijo de puta!” de manera repetida y con un tono pegadizo, el clásico “Fuera empresas de la universidad” o “El patrón solo entiende un lenguaje:Boicot, huelga y sabotaje”. Arturo, se hace caquita y sale corriendo a refugiarse bajo llave a una sala colindante. No acudirá al acto, la silla que tenía reservada estará vacía durante lo que duró el acto. Por una vez es el empresario el que siente miedo.

Ya estamos dentro, continúa el murmullo, las pancartas se vuelven a desplegar. Comenzamos los cánticos, “Espe no te vayas, Espe quédaté. Espe era broma, Espe muérete”, “Fuera lxs políticxs de la universidad”, “Esperanza recórtate las venas”, “Nuestros recortes serán con guillotina”, “La lucha es el único camino” se tiran multitud de panfletos al aire... Empiezan a entrar personas con toga (sí, con toga de esas de hace dos siglos, progreso creo que lo llaman...), toman asiento, los rectores están en el escenario e intentan empezar el acto. Intentan. La multitud se levanta con tarjetas rojas y comienzan a gritar de todo, lemas por la escuela pública y contra las privatizaciones, contra Esperanza Aguirre y el Rector y por la huelga indefinida. El acto es un caos, el 70% de la gente que estaba dentro estaba por y con la protesta. Lxs esbirros del Rector (¡Hola Osorio!) tratan de calmarnos, pero sus esfuerzos son en vano.

La cosa se calienta y decidimos tirar para alante y tratamos de subir al escenario con la pancarta, en nuestro camino se ponen varios seguratas, que nos empujan y tratan de agredir, uno le puso tanto ímpetu que se tropezó consigo mismo y se cayó de cara al suelo, jódete gilipollas. Ante ello la respuesta del público “Menos represión y más educación”, una muestra de apoyo que a algunxs nos sorprendió gratamente.

Pasa el tiempo y deciden cancelar el acto. Una pequeña victoria y una buena manera de empezar el curso.

Resaltar que durante el acto, lxs responsables del acto se dirigieron en varias ocasiones a lxs dirigentes sindicales de CCOO reprochándoles la actitud de lxs manifestantes que “eran de lxs suyxs”, el dirigente, cómo es habitual, dijo que lxs que gritaban y pitaban no eran “de lxs suyxs”, por lo que fue recriminado por compas que lo escucharon. Luego se trató de excusar, qué pesadxs se ponen. Ni somos de lxs tuyxs ni lo queremos ser, que te quede claro. El caso es que la protesta, la rabia y el cabreo de la gente, como es normal, sobrepasó los límites del sindicalismo pactista y subvencionado. Bravo por esa gente que lucha.

Ha sido una grata sorpresa las ganas de luchar que tenía la gente, resaltar que no solo éramos estudiantes lxs que estábamos ahí como dice la prensa oficial, había multitud de trabajadorxs de las universidades y el reventar el acto fue un acto de todxs. Así que ya vemos que el curso empieza calentito.

¡La lucha es el único camino!
¡Arriba lxs que luchan!

- Panfletos repartidos por los compas presentes:

La Esperanza llega a la universidad-Incontrolados e ingobernables desde la UAM

https://feluam.noblogs.org/?p=281

Aguirre Muérete-Grupo Bandera Negra (FIJL)

https://juventudeslibertariasmadrid.wordpress.com/

Esta crónica es personal y narra cómo se vivió el acto en primera persona, ya que no se ha visto ninguna crónica “desde dentro” y todas las que rulan por internet (hasta en las páginas de contra-información) provienen de la prensa capitalista.

---------------------------------

Algunas fotos:




---------------------------------

Tras difundir la crónica, me gustaría decir, como valoración personal de alguien que no ha estado allí pero ha leído y oído de la mano de algunxs compas que sí andan por allí algo de info de lo que ha pasado (además de esta crónica)... ¡bravo!

Es gratificante y motiva ver que iniciativas de este estilo empiezan a resurgir de las cenizas de una guerra social enterrada por el sindicalismo de despacho, que arrodillado ante los intereses de las oligarquías neoliberales que nos saquean, cumplen a rajatabla con su papel de colaboracionistas y traidores de clase. En una sociedad como esta, el statu-quo de la élite pende de un hilo. Somos cada vez más lxs cabreadxs, lxs empobrecidxs, lxs que ven cómo no hay trabajo y las matrículas son cada vez más caras, además de suponer entrar en un tipo de universidad que no es sino una puta empresa más, en su caso destinada a inculcarnos (como sea) las "maravillas" del mundo capitalista, rompiendo todo lazo solidario latente en nuestros corazones para arrojarnos luego a la selva competitiva, donde hemos de pisotear, delatar, mentir y vender al/a la compañerx a cambio de un miserable salario que nos permita comer, pagar el alquiler y sobrevivir en un entorno cada vez más putrefacto.

Resultó gracioso ver ayer por la noche en uno de los canales en propiedad de la ultraderechista cadena Interlobotomía (perdón, Intereconomía) a un grupito de periodistas y políticxs que afirmaban que lo de la UAM había sido cosa de "individuxs de extrema izquierda" y "anti-sistemas". Pues había sindicatos de esos que os hacen la rosca, y mucha peña que no es anarquista (y el anarquismo NO es un movimiento de "extrema-izquierda", estamos por encima de vuestra política binaria). Lo que no entendéis, es que cada vez más gente empieza a darse cuenta de que está harta de vosotrxs. Sin embargo, sí, somos "anti-sistema", pero es porque este sistema es anti-persona. Dejad ya de utilizar la palabrita "anti-sistema" para descalificar a toda protesta que sea más molesta de lo habitual, ya no os funciona. En el mencionado programa de televisión, además, una de las tertulianas, concejala del PP, dijo que "tenía miedo" de que las protestas estudiantiles según ella legítimas pudiesen ser "reventadas por grupos violentos". Vuestra estúpida división entre manifestantes buenxs y manifestantes malxs, entre lxs que van como borreguitxs por donde vosotrxs les dejáis, y lxs que no os piden permiso porque no reconocen vuestra autoridad, es casi tan patética como vosotrxs, que intentáis mantener el tipo rodeándoos de cada vez más cámaras y maderxs, a pesar de que estáis atemorizadxs (y razones no os faltan).

Tenedlo claro, en Madrid y en todo el Estado, esto no es más que el principio. La lucha empieza ahora.

A lxs asesinxs de sueños, vuestros lúgubres escaparates ya no pueden seguir enmascarando la hipocresía de este mundo. Cambiaremos los apuntes por los cócteles molotov y los deseos por las acciones. Intentad frenarnos, si podéis, o corred a refugiaros tras vuestros amados policías, o poned excusas para no dar la cara como habéis hecho ayer, da igual, os terminaremos encontrando y os devolveremos toda la rabia que día a día provocáis y alimentáis.