"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Carta de Sergio Maria Stefano desde el talego, uniéndose a la huelga de hambre de Marco y Elisa.

A continuación, con un poco de retraso, dejo la carta del compañero Sergio María Stefano, uno de lxs presxs de la Operación Osadía en Italia, donde se une oficialmente a la huelga de hambre que iniciaron Marco Camenisch y Elisa Di Bernardo, con la intención tanto de denunciar el carácter de montaje represivo que tiene la Operación Osadía como las nefastas condiciones de vida de ciertos centros penitenciarios de Italia.

---------------------------

Cállate, el enemigo esta escuchando.

¿Alguna vez has visto esos carteles antiguos fascistas con el soldado con su dedo índice en la boca y las palabras: "Cállate - El enemigo está escuchando”? Siempre me ha fascinado su absurdo grotesco, siempre me pregunté a qué enemigo podría referirse que sea peor que el que el mismo poder Fascista purgaba y asesinaba con represalias.

Vuelvo a pensar en ese cartel incluso ahora con mas frecuencia cuando acabo por enésima vez en la cárcel por la operación de la R.O.S denominada “Osadía”. Desde luego no era solo la obvia estética fascista del nombre, sino la fuerte convicción de que estas detenciones son la versión moderna del cartel que advertía: “Cállate - El enemigo está escuchando”.

Siempre he sido un enemigo declarado de lo existente, así que nunca me sorprendieron o lamentaron los disparos que el enemigo nunca escatima. No tengo ningún interés entonces de hablar de montaje o menos de “injusticia”, me gustaría señalar que los objetivos de esta venganza que de otra manera podría acabar eclipsado por las historias personales de nuestros arrestos.

Es evidente que la intención no es perseguir a lxs presuntxs autorxs de determinadas acciones, sino a quien públicamente siempre ha reivindicado su propia irreductibilidad al querer derrocar el poder.

Esto es para aquellxs que, aunque prisionerxs, no se doblan o aquellxs que buscan crear una confrontación y dar visibilidad a las acciones directas de individualidades y grupos antiautoritarios, debe ser transformado como una advertencia a cualquier otra persona que no se dan por vencidxs ni lxs hacen rendirse a la soporífera resignación.

Desde luego, no acepto el papel que se me asignó y por eso decidí unirme a una huelga de hambre de carácter no reivindicativa con mis compañerxs y co-imputadxs Marco y Elisa. Dejo a lxs que no tienen nada mejor que hacer de juez y filosofar sobre la critica a la acción y a este método de lucha.

Para mi es claro, el motivo de mi elección, quiero aprovechar ahora y para siempre cualquier instrumento de lucha a mi disposición. Cerrado en estas cuatro paredes, no me quedan muchos, pero nunca me doy por vencido y espero poder transmitir mi determinación absoluta de no dejar de luchar, con la esperanza de que los compañeros y las compañeras de afuera, que bien pueden tener herramientas mas afiladas, no se queden atrás.

Se nos ordena que nos callemos, pero transformamos nuestros gritos en rugidos para que salten de sus asientos.

“- Voy a negar todo o para decirlo mas exactamente, Destruir todo… pero también es necesario construir.

- Esto ya no es asunto nuestro… antes debemos despejar el lugar”.

Sergio Maria Stefani.
Carcel San Michele , calle Casale 50/A.
15122 Alessandria.