"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Carta de Massimo Passamani desde la cárcel de Alessandria


A continuación, reproduzco la carta escrita por el compañero Massimo Passamani desde la cárcel de Alessandria, donde habla de la difícil situación que atraviesa otro compañero, al cual Massimo conoció durante su paso por Tolmezzo, y llama a acciones solidarias para apoyarle.

-------------------

Queridxs compañerxs:

Con esta carta os quiero decir algo que me llega al corazón y avisaros de una intención. Cuando me llevaron, el pasado 27 de agosto, a la sección de aislamiento de la prisión de Tolmezzo, conocí a algunos chicos allí encerrados. Me recibieron, no solo de forma solidaria, sino también fraternal. Aunque solo fuera durante una semana (después me trasladaron la sección de Alta Vigilancia aquí, en Alessandria), compartimos comida, café, cigarros, gritos y golpes en los barrotes por protesta. La cárcel de Tolmezzo es una prisión punitiva, donde son cotidianos los abusos y palizas. Denuncié todo esto al juez de instrucción, ante el que ejercí el derecho a permanecer en silencio.

Maurizio Alfieri es uno de los que conocí, que está en la cárcel desde hace dieciocho años sin haber nunca disfrutado de los días de salida anticipada por haber siempre luchado con la cabeza alta. Lleva en aislamiento más de tres meses por las numerosas denuncias de palizas que ha reunido y hecho salir, y vive bajo continuas amenazas (la última, en represalia hacia la manifestación de solidaridad organizada allí en Tolmezzo por lxs compañerxs: negación de llamadas telefónicas, Junta disciplinaria para él y los otros chicos). La capacidad y la bondad fraternal de Maurizio me han llegado directamente al corazón. Al igual que a lxs compas con lxs que Maurizio está en contacto, más fuerte y más decidido que antes. Amenazan, después de haberlo dejado que sufra durante mucho tiempo, con  someterlo de nuevo al régimen 14bis (sin televisión, la ventanilla de la puerta siempre cerrada,  restricciones sobre la salida al patio, etc.).

Con esta carta declaro anticipadamente –para que cada unx asuma sus responsabilidades– que si la directora de la prisión de Tolmezzo aplica tal medida vengativa y cobarde, iniciaré en seguida una huelga de hambre. No siento gran simpatía por las huelgas de hambre (por el principio de que, si son lxs opresorxs lxs que cometen las injusticias, no veo por qué tenemos que ser nosotrxs lxs que sufren….), pero otras formas de lucha, por ahora, las quiero reservar para eventuales cuestiones que atañan también a los demás compañeros presos conmigo en Alta Vigilancia. Esta forma de protesta serviría, en principio, para mantener vivo el pensamiento y la cercanía con Maurizio. Esta sección tiene el objetivo de aislarnos, no solo del resto del mundo y de las luchas, sino también de lxs otrxs presxs y, más en general, de nuestra clase. Mi esfuerzo quiere ir en una dirección obstinada y contraria. A menudo, hablamos en nuestros panfletos y en nuestros textos de juventud salvaje, de clase peligrosa, de rebeldes sociales que son nuestrxs cómplices “naturales” en la revuelta y la sublevación. En el fondo, el poder, con sus supuestas “asociaciones” ataca preventivamente nuestra disposición, en una sociedad que es un “hormiguero de hombres/mujeres solitarixs”, a compartir ideas, sueños, necesidades, prácticas, vida. Tal y como hizo un atracador llamado Maurizio con un desconocido como yo. Pido a quien comparte sentimientos y visiones de la vida similares que se movilice hasta conseguir que este 14 bis -cárcel en la cárcel- no pase. Para ser un poco más libres. Para no olvidar a quien sigue luchando, también en la cárcel, también solo.

Aprovecho esta carta –dado que la anterior nunca llegó– para dar las gracias a todxs por la calurosa solidaridad que aclara mis días.

Un abrazo llegue a lxs compas presxs, a mis hermanos encerrados en aislamiento en Tolmezzo, al Valle (del Susa) que resiste y a aquellxs que luchan por la libertad de todxs, aun a riesgo de jugarse la suya.

Massimo Passamani

Para escribir a Maurizio:
Maurizio Alfieri
c.c. via paluzza 77
33028 Tolmezzo (Udine)
Italia

También serían útiles cartas y postales a la directora

Para escribir a Massimo:
Massimo Passamani
Carcere San Michele strada Casale 50/A
15122 Alessandria
Italia