"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 9 de agosto de 2012

La noche de los cristales rotos llega a Grecia. Pogromo policial racista acaba con 6.400 detenciones de inmigrantes.

Como han informado los portales contra-informativos con base en Grecia Occupied London (contra-información en inglés desde Grecia, aquí) y Contrainfo / Red Traductora de Contrainformación (aquí), así como también otros como Abordaxe (donde yo encontré la noticia primero, en galego AGAL, normativa lusófona, aquí), un terrible pogromo racista ha sido ejecutado estos días por la policía griega comandada por el Estado fascista y asesino al servicio de la Troyka y sus intereses.

En sólo 3 días, operaciones represivas en la zona centro de Atenas y en Evros (ciudad situada en la frontera noreste con Turquía) alrededor de 6400 personas fueron maltratadas, perseguidas y detenidas por el simple hecho de ser extranjeras, independientemente de si tenían los papeles de la nacionalidad y la documentación en regla o no. Los dos primeros días de la operación, 2 y 3 de Agosto, se efectuaron sobre 1.500 detenciones, mientras que el tercer día, 4 de Agosto, la estratosférica cifra de arrestos ascendió a la friolera de 4900. De todas estas personas, se sabe que por lo menos 1.630 permanecen bajo arresto y afrontan ahora la posibilidad de la deportación.

La represión continuó en Atenas el domingo 5, centrándose nuevamente en el centro de la ciudad y en concreto, en la zona de la plaza Omonia, plaza Monastiraki, el parque de Pedion Tou Areos y la plaza Vathis. Una vez más, toda persona extranjera que cometía el error de cruzarse con la policía era perseguida, humillada y detenida en el acto.

Tiene la misma gracia que una hemorroide el nombre con el cual han bautizado tamaña operación represiva: "Operación Zeus Xenios". El nombre de Zeus Xenios viene a referirse, según información de los portales contra-informativos en Grecia, a un antiguo Dios de la mitología cuyo cometido sería proteger a lxs viajerxs y garantizarles hospitalidad. Ironías del destino que ahora en nombre de la hospitalidad y el cuidado, se dispensen violencia, torturas, racismo, xenofobia, sufrimiento, marginalidad, pobreza y muerte, tanto por parte de lxs cerdxs nazis de Amanecer Dorado como por parte de la policía fascista griega que colabora abiertamente con ellxs.

No se sabe nada más, a la espera de más actualizaciones. A ver si estos días puedo hablar con algún/a compañerx en Grecia para que me resuma cómo está el percal y si se conoce algún avance en la situación legal de estas personas que permanecen bajo custodia.

Un pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla. Parece que esta máxima tiene razón ahora que el pueblo griego, tan castigado por la represión desatada en su día tanto por lxs nazis como por la dictadura de la junta de coroneles, reconoce y obedece a quienes se comportan con la misma sed de sangre irracional que sus antecesorxs fascistas, aunque ahora lo llamen "Democracia" y "Estado de desecho", perdón "de derecho".

¡Ninguna persona es ilegal!
Maderxs, cerdxs, asesinxs.