"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

viernes, 31 de agosto de 2012

Garrapata de Estado

Recibo en el correo electrónico el presente texto, sobre la represión al NO-TAV y en concreto a dos compañerxs, el conocido escritor y activo anarquista del marco del anarquismo revolucionario Massimo Passamani, y la compañera Daniela Battisti, que también luchó activamente y aportó grandes esfuerzos a la lucha contra el TAV y contra la presencia de intereses desarrollistas y capitalistas en Val Susa y demás regiones amenazadas de Italia, además de todas las personas que están siendo objeto de investigaciones, hostigamiento y vigilancia constante por su participación e implicación incondicional en las luchas contra el dominio del capital tecno-industrial sobre toda forma de vida.

Ningún/a compañerx está solx.

------------------------------

En un mundo al revés las guerras se llaman «misiones de paz» y la devastación de los territorios es definida como «desarrollo». Como resultado de esta distorsión de términos, quien se opone a ello por fuerza es un terrorista.

Quien dispara armas químicas (prohibidas en los conflictos externos, pero en uso por las fuerzas del orden) a la altura de la cabeza destrozando los rostros de lxs manifestantes y envenenando sus pulmones, es invocadx, aplaudidx y defendidx por todos los medios de comunicación serviles a los partidos políticos (es decir, la totalidad de la información oficial), mientras que quien responde a esta violencia es siempre el/la mismx «terrorista», anarquista o no, poco importa.

El PD [Partido Democrático] es uno de lxs defensorxs de esta neo-lengua y, en el Piamonte, Stefano Esposito es uno de lxs máximxs responsables de la presencia del ejército en Val di Susa, el instigador que dio la bienvenida a las torturas que tuvieron lugar el 3 de julio de 2011 contra cuatro manifestantes detenidxs durante el asalto a la no-obra, el responsable moral de la criminalización de lxs anarquistas trentinxs y, en particular, del arresto de nuestro compañero Massimo, por él mismo señalado como un líder de la revuelta valsusina. Su única neurona no le permite entender que lxs anarquistas no tienen líderes y mucho menos aspiran a serlo. Siglas, líderes, jefxs carismáticxs y todas las miserias que de esto derivan las dejamos con placer para un poder que intenta dar forma a su enemigo a su propia imagen y semejanza en un vano intento por encasillarlo para así reprimirlo de manera histérica y vengativa.

Por otra parte, parece que la pelea de lxs valsusinxs en lucha, y todos/as aquellos/as que se oponen a la destrucción de las montañas y los ríos, realmente no necesita de alguien que les diga «qué hacer», ya que bien se puede hacer por cuenta propia.

En un mundo al revés los lazos de amistad y complicidad se transforman en «asociaciones criminales» a los que, para poder configurarlos mejor, les son atribuidas siglas nunca leídas en ninguna parte, inventadas de la nada por lxs investigadorxs de turno.

Así es como dos días antes del campamento NO TAV en Rovereto, la Fiscalía de Trento detiene a dos anarquistas locales e investiga a otrxs 43 por diversos delitos, desde la ocupación de un edificio abandonado hasta actos anónimos de sabotaje ocurridos de 2009 a la actualidad. El vínculo con la lucha en Val di Susa es más que evidente, así como el generoso aporte que han hecho lxs compañerxs trentinxs.

Con esta operación, unido a otros acontecimientos de los últimos meses en toda Italia contra realidades e individuxs que participan en la lucha contra las nocividades y la devastación de los territorios, se busca eliminar de los conflictos la presencia de lxs anarquistas. El juego es siempre el mismo y muy viejo, cuando el orden constituido piensa que va a encontrarse con momentos históricos que podrían ponerlo en discusión se encarga de deshacerse de los elementos más activos en la lucha y trata de aislar a todos/as aquellos/as que se niegan a cualquier trato con el Poder y que, en la lucha, no promulgan ninguna pantomima construida ad hoc para la prensa, que ya sabemos de qué lado está.

Anarquistas que de siempre han dado más que un apoyo, luchando y arriesgándose en primera persona a pesar de la represión, por una parte, y a las acusaciones de «ciudadanismo» por otra.

Para que esta cloaca desaparezca de nuestras calles y de nuestras montañas alentamos la generalización de la revuelta en cada territorio. Solidaridad con quien se oponga a la autoridad en todas partes.

LIBERTAD PARA MASSIMO Y DANIELA, LIBRES TODOS Y TODAS
NI TAV NI ESTADO.

Individualidades anarquistas asociadas para la ocasión, en Milán 30/08/2012

*Zecca (garrapata) hace referencia al nombre de la operación represiva en curso (de hecho se llama Ioxididae el nombre en latín para la familia de garrapatas que tienen una coraza dura). Zecca era la forma despectiva que lxs fascistas utilizaban para denominar a sus enemigxs.