"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 30 de agosto de 2012

Cuando el río suena... A menos de dos meses de la muerte de Juan Pablo Torroija, nueva muerte bajo custodia policial en Cataluña.

Aquí la fuente, en Rereguarda en Moviment.

Hace menos de dos meses de la muerte, tan escabrosa como trágica, de Juan Pablo Torroija, quien se encontraba bajo custodia policial y, pese a la versión de los maderos de que la muerte fue a causa de un presunto intento de suicidio, su cuerpo antes incluso de la muerte presentaba claros síntomas de torturas y golpes que un ahorcamiento no provocaría. Esto, junto con las numerosas irregularidades en el procedimiento y el secretismo general tanto de la policía como del hospital, como de lxs jueces/zas, y las mentiras de la prensa burguesa, conducían a la familia de Juan Pablo, muy influyente en Argentina, a trasladarse a España para buscar justicia, encontrándose con una jueza bastarda que cerró el caso sin dar opción a la familia a ver el cadáver ni a comprobar las presuntamente existentes grabaciones de seguridad donde se vería el suicidio de Juan Pablo. Aún así, la familia ha dicho que seguirán luchando para que "se haga justicia". Aquí más información en la noticia en este blog.

Pues bien, ahora, Wandi Ferreira, un chaval dominicano de 21 años preso del talego de menores de Quatre Camins, se suma a la triste lista. El 16 de agosto, a aproximadamente las 5 de la madrugada, Wandi murió en su celda, sólo unas horas después de haber ingresado en el centro penitenciario. La versión de lxs funcionarixs fue que se suicidó estrangulándose con los cordones de sus zapatos (¿?¿?). Sin embargo, según informa el artículo del colectivo Rereguarda en Moviment su cuerpo, así como el de otra víctima de las palizas sádicas de lxs estupas que les trincaron, mostrarían varios golpes, lo que conduce a pensar que como en el caso de Juan Pablo, las hostias se le fuesen de la mano a la policía y se produjese la desgracia. Por otro lado, estamos ante una irregularidad bastante grave, pues en el caso (muy improbable) de que la versión policial fuese cierta, ¿cómo se explica que tuviese los cordones de sus zapatos dentro de su celda?, si incluso cuando te llevan a calabozo en comisaría te quitan todo, incluidos los cordones, incluyendo el que cuelga del cuello de la sudadera (no preguntéis cómo lo sé).

Además, no tiene sentido que Wandi se haya suicidado ya que, según declaró su familia, al llegar al talego habría tenido permiso para llamar y habría dejado un mensaje en el contestador de su hermana, Wendi, donde decía que se encontraba muy bien, que no se preocupasen y que le llevasen ropa de muda.  ¿Por qué después de decir eso a su familia iba a ahogarse estrangulándose con los cordones de los zapatos? Además, la familia del chaval se habría quejado de que cuando a las 7 de la madrugada llamaron a la prisión para saber cómo estaba Wandi (ya que no les habían avisado correctamente y en su momento) no les habrían informado de la muerte y les habrían ocultado la información, que finalmente les fue proporcionada, según la familia, de forma fría y desconsiderada.

Por estas y otras circunstancias raras, la familia no cree en la versión oficial. A esto ayuda también el más que claro ensañamiento de los cuerpos policiales y de los funcionarios de prisiones con las personas migrantes. Si miramos los datos proporcionados por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura, observamos que de los 280 casos conocidos (y es importante hacer hincapié en lo de "conocidos") de torturas y malos tratos a peña bajo custodia registrados en el 2011, 110 corresponden a personas migrantes (para constatar tales datos, mirad aquí). Estas cifras son el reflejo manifiesto de un sistema que utiliza el racismo y la exclusión social como fuentes de rentabilidad, mediante los negocios carcelarios, la corrupción y la represión salvaje y encubierta a personas migrantes que molestan dentro de su "pulcra" sociedad.

Las cifras del Departament de Justícia de la Generalitat de Cataluña (fiabilidad cuestionable), serían con esta ya 4 las muertes por "suicidio" (presunto suicidio) registradas en lo que va de año entre la población presa (si bien es cierto lo que dice el artículo de Rereguarda, que no se puede verificar si dichas muertes se han producido en recinto penitenciario o durante permisos, aunque por no poder verificar, no podemos verificar siquiera si fueron suicidios o asesinatos aunque, en ciertos casos, como el de Juan Pablo o el de Wandi, los hechos parecen hablar por sí solos). Estas cifras doblarían las muertes por suicidio de personas presas registradas en la comunidad de Cataluña en el 2011. En cuanto a muertes en general, el número que la propia Generalitat ha reconocido de muertes bajo custodia en 2011 (es decir, el Estado, lo que invita una vez más a dudar de la exactitud de la cifra), es de nada menos que 619, lo cual es más escalofriante aún si pensamos que la Generalitat sólo tiene competencia en cárceles catalanas (sin hablar del resto del Estado).

En el informe del Centre De Documentació contra la Tortura (CDDT) constató tales datos en su informe anual del pasado 2011, que podéis consultar aquí.

No sois más que escoria, maderxs, cerdxs, asesinxs.

A continuación, dejo un vídeo donde se entrevista a familiares de Wandi: