"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

jueves, 16 de agosto de 2012

Rusia. Piden finalmente 3 años de cárcel para las Pussy Riot detenidas.

Aquí y aquí más información al respecto de este caso en este blog.

3 años de cárcel pedía la fiscalía para las compañeras de Pussy Riot, en lugar de los 7 años que pedía al principio, para las 3 punks que realizaron la llamada "Oración Punk" exigiendo el fin del gobierno patriarcal, conservador y reaccionario de Vladimir Putin, en la catedral de cristo salvador en Moscú, siendo detenidas y acusadas de "incitación al odio religioso" (el odio se lo ganan ellxs solxs, no hace falta incitarlo) y de "vandalismo", mientras la propia iglesia entonaba acusaciones tales como "declararle la guerra a Dios y a la iglesia" (¿?¿?). La razón de que el fiscal haya reducido su petición inicial de 7 años a otra de 3 años, es que considera algo a tener en cuenta que las compañeras carecen de antecedentes penales y, además, dos de ellas son madres de niñxs pequeñxs. Sin embargo, su faceta "compasiva" se ve un poco oscurecida cuando vemos las declaraciones del fiscal Alexander Nikiforov, donde acusa a las compañeras de "oponerse al mundo ortodoxo" y asevera que el delito es "grave" y su reparación sólo es posible en condiciones de "aislamiento de la sociedad", opinando él por tanto que el castigo debe pasar por "una verdadera privación de su libertad".

Esto de que por "oponerte al mundo ortodoxo" tengas que ser "aisladx de la sociedad" me recuerda a aquella pesadilla orwelliana en la que en pleno 1984, el ministerio del "amor" (torturas y asesinato de disidentes y personas culpables de pensar) te enseñaba a "amar" (obedecer ciegamente) al Gran Hermano. Ahora repetid todxs conmigo, líder, líder, líder... bien, ahora seguid así hasta que os estalle el cerebro o el ministerio del amor vendrá y os "aislará de la sociedad" por haber osado pensar distinto. ¡El crimental es un delito muy grave!

En fin, volviendo al presente (que no es muy distinto a aquel ficticio y distópico 1984) las compas, últimamente, han sido noticia en la televisión, pero no penséis que ello se ha debido a una supuesta sensibilidad o afinidad de quien controla los medios de comunicación masivos y oficiales para con la acción de las 3 chicas, no. El hecho de que saliesen en la tele no fue sino puro morbo periodístico, después de que las punks recibiesen apoyo de grupos de música famosos como Sting y Red Hot Chilli Peppers, además de "artistas" como Madonna (que llegó a salir al escenario en una de sus audiciones en Rusia con el nombre de "Pussy Riot" escrito en la espalda, además de pedir expresamente la puesta en libertad de las tres compañeras). Sin embargo, menos da una piedra, y las compañeras han recibido apoyos incluso de varios sectores que pese a no renegar activamente del espectáculo capitalista y la democracia burguesa, sí se han solidarizado (verbalmente, al menos, aunque desgraciadamente no baste pero algo es algo) al considerar esto un atropello religioso y fascista a unas activistas que únicamente reclaman la superación de los retrógrados valores de la Rusia de Putin.

Otro dato destacable es que las tres compañeras han sido víctimas de tratos nefastos que, según establecen los derechos humanos con los que presuntamente contamos todxs, son constitutivos de tortura. Tales actos son privarlas del sueño, humillarlas constantemente y alimentarlas mal a propósito. Por esto, la abogada de una de las detenidas, Violeta Volkona, ha asegurado que acudirá a la corte europea de derechos humanos para presentar una demanda.

El dictado de la sentencia ha quedado fijado para el viernes 17 de Agosto. Veremos qué sucede mañana.

¡Libertad para las Pussy Riot!

16 de Agosto.
Año 28 de la era Orwell.