"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 4 de agosto de 2012

Operación Osadía. Cartas de los compañeros Giuseppe, Gabriel y Marco, y nuevas direcciones para escribir a lxs represaliadxs en Italia tras el traslado.

Son varias las cosas que han sucedido en torno a la Operación Osadía y el proceso judicial que esta lleva intrínseco contra lxs compañerxs italianxs. Intentaré a continuación difundir la información que he ido recibiendo o encontrando últimamente. Para ver entradas anteriores en este blog: aquí y aquí.

Empiezo difundiendo una carta del compañero Gabriel Stefano Fosco, que saco del blog de la nueva publicación "Refractario" (aquí), que por cierto, agradezco que contactasen conmigo vía e-mail para difusión etcétera, os añado a enlaces. 

----------------------------------

Un bandido enjaulado

Con el fraterno apoyo solidario de lxs compañerxs de la “Cassa antirep delle Alpi occidentali” , comunico lo siguiente:

El 13 de Junio de 2012 fui arrestado en Pisa, junto a mi compañera Elisa, dentro de la “Operación Ardire” (Valentía) de la fiscalía de Perugia. Los carabineros del ROS tiraron abajo la puerta y me condujeron a comisaría, donde fui fichado, me tomaron muestras de ADN y donde sufrí graves provocaciones. A continuación fui recluido en la cárcel Don Bosco de Pisa. El 16 de Junio fui interrogado por la juez de instrucción, pero –obviamente- me acogí a mi facultad para no responder. El paso siguiente a nivel legal será el tribunal de re-examen.

Por razones que explicaré pronto, he estado imposibilitado para acceder a cualquier canal informativo y por tanto tengo una visión muy reducida de lo que ha sucedido. Por ejemplo, no sé quiénes son lxs encausadxs, más allá de lxs diez detenidxs, y mucho menos conozco donde se han efectuado los 40 registros.

La orden de detención preventiva contra mí es de más de 200 páginas, y en ella las acusaciones que me son imputadas son muy graves: ideólogo y ejecutor de una serie infinita de acciones directas, además de coordinación y propaganda de campañas solidarias con lxs presxs anarquistas de todo el mundo. Pero, al tema de las acusaciones ya volveremos en un futuro tras un análisis atento de los documentos procesales. Sólo anticipo que el esquema seguido por lxs investigadorxs recuerda totalmente a la multitud de montajes acusatorios de los años setenta y ochenta. La diferencia fundamental es que esta vez el centro de atención es el blog anarquista “Culmine”. Sobre este punto, sobre la supuesta libertad de contra-informar en los tiempos de Internet, es necesaria una reflexión en el interior del movimiento anarquista internacional.

Estando imputado de los artículos 270 bis y 280 he sido clasificado en A.S.2 (n. del t., un régimen de alta seguridad como el FIES español), o sea que debo pasar la prisión preventiva en un régimen de Alta vigilancia. Pero la cárcel de Pisa, en la que me encuentro, no tiene una sección para el A.S., así que no tengo contacto con nadie y salgo al patio sólo en una especie de aislamiento informal. Es muy probable que me trasladen a una cárcel que tenga una sección A.S.

Todxs lxs compañerxs que me conocen desde hace tiempo saben lo importante que es para mí el contacto con lxs anarquistas. Si en este tiempo no habéis tenido noticias mías, ni siquiera un saludo, es porque me ha sido imposible hacerlo. En la práctica, desde el día de mi arresto hasta el 22 de Junio, día en que me fue notificada la intervención del correo, no he recibido nada, nada de parte de lxs compañerxs, a pesar de que me hayáis enviado telegramas, postales, cartas solidarias. En ese tiempo he escrito 13 cartas, utilizando las pocas direcciones que tenía memorizadas, y no tengo ni idea de si han sido recibidas. Por tanto en diez días de prisión he sufrido un bloqueo y secuestro total de toda la correspondencia, de entrada y de salida. No tengo ni idea de lo legal que sea este tratamiento, y como anarquista, no me interesa impugnarlo. Sólo quiero dar a conocer este peligroso precedente negativo con un anarquista. Arrestado he “desaparecido” del Estado italiano durante diez días, sin tampoco poder recibir telegramas solidarios. Por favor, ningún victimismo, sólo una constatación de lo que el sistema se prepara a hacer contra nosotrxs lxs anarquistas.

El mismo día de nuestro arresto intervino también el ministro de Interior, en una copia de lo visto en el arresto de lxs compas chilenxs encausadxs en el "Caso Bombas”, de lxs compañerxs griegxs de la “Conspiración de las Células de Fuego”, de lxs arrestadxs en Bolivia... También sobre esto, sobre la internacional de la represión anti-anarquista, debería reflexionarse.

Además de la intervención de la correspondencia, tengo la prohibición de encontrarme y escribirme con mi compañera Elisa, presa en la sección femenina de la cárcel de Pisa.

Hasta hoy, por los motivos expuestos, no me ha sido posible contactar con mis co-imputadxs, de lxs que incluso carezco de sus direcciones. Anuncio que, apenas pase por el tribunal, empezaré a preparar mi defensa técnica con la cual desmentiré, punto por punto, todas las falsedades difundidas estos días. Lxs compañerxs anarquistas que me conocen desde hace tiempo saben bien que no soy inexperto, como quieren hacer creer. Este es mi quinto 270 bis, anteriormente he sido absuelto o se han archivado antes de llegar a juicio acusaciones análogas por asociación subversiva provenientes de las fiscalías de Génova, Lecce, Turín y Florencia.

Como individualista que soy, siempre he encontrado fascinante el recorrido del anti-juridicismo anarquista, y sobre mis propias espaldas de prejuzgado llevo una condena por “ultraje al honor y al prestigio del cuerpo judicial”, pero creo que tal recorrido tiene unos límites, sobre todo cuando se topa frente a un montaje acusatorio lleno de falsedades, manipulaciones y clamorosos errores de traducción.

Para preparar mi defensa técnica – sin aceptar ningún interrogatorio por parte de la justicia- preciso de una gran ayuda por parte del movimiento anarquista, no sólo italiano. En la práctica, debo reconstruir con documentos, comunicados, artículos y libros la historia del anarquismo de acción de las últimas décadas. De vez en cuando señalaré los materiales que iré necesitando. Obviamente espero que algún/a compañerx manitas salve toda la base de datos de “Culmine”, con una especial atención a la cronología de los correos publicados. Cuantas más copias sean salvadas mejor será (ojo, cuando consultéis “Culmine” evitar hacer comentarios en voz alta, ¡podéis ser arrestadxs al instante!).

Todxs nosotrxs, lxs anarquistas, sabemos que un día u otro podemos acabar tras los barrotes, pero el que golpea en esta ocasión es el feroz encarnizamiento contra dos queridísimos amigos y compañeros: Marco y Gabriel, que por razones diversas, estaban cerca de acontecimientos decisivos en su larguísima situación de detención. Golpea sobre todo lo que se dice contra Marco y pienso que es urgente que el movimiento anarquista internacional se ponga el objetivo de valorar como apoyarlo de manera eficaz.

No tengo ni idea de si me será devuelta toda la correspondencia. Yo responderé a todas las cartas y postales que reciba. Debido a la censura, os aconsejo enviarme de manera separada material escrito en italiano de aquel escrito en otras lenguas (español o ingles).

Envío un fuerte abrazo a lxs compañerxs que me han expresado su solidaridad, como la manifestación espontanea de Trento, la de Perugia o el manifiesto de Pisa.

¡Un abrazo lleno de cariño al Tortuga!
¡Un cálido saludo rebelde del bandido enjaulado!

24 Junio 2012

Stefano Gabriele Fosco
C.c. di Pisa, via Don Bosco 43, 56127 Pisa

----------------------------------

A continuación, añado también la carta de Giuseppe Lo Turco, compañero también preso por la Operación Ardire y de cuyo caso particular también he hablado aquí.

----------------------------------

¿Terrorista? ¿Ideólogo? ¿Estudiante? ¿Promotor? ¿Seguidor? ¿Filósofo?

Esta es una breve lista de categorías y etiquetas preparadas y vomitadas a toda prisa por el Estado y sus medios de masas. Sin embargo, definirme es una tarea que, si fuese necesario, solo le incumbe al abajo firmante. Antes de nada, como individualidad anarquista, sólo yo puedo juzgar y valorar lo que hago y cómo actúo. Me posiciono en un conflicto constante contra todo lo existente y reivindico mi independencia de pensamiento y de juicio y rechazo los roles de guía o de gregario, de promotor o de seguidor de cualquier experiencia anarquista, colectiva u organizada. Últimamente, me he puesto a traducir y a difundir textos, cartas, contribuciones, comunicados, panfletos y crónicas judiciales de lxs muchxs compañerxs presxs del mundo. Todo lo que he hecho lo he realizado en un principio para mí, porque me interesa conocer la realidad anarquista y revolucionaria en el mundo, y también para difundir estas experiencias en el contexto italiano. Mi inquietud por implicarme en esta actividad editorial ciertamente no fue en absoluto una tarea dada o un papel a cumplir en el seno de algún grupo, sino la realización de un sentir individual. Por lo tanto, acerca de lo que me atribuyen lxs represorxs con y sin toga, considero fundamental poner en primer lugar mi coherencia y rechazo papeles y afiliaciones que no tienen nada que ver con mi individualidad ni con mi actividad editorial. No obstante, no me sorprende nada de lo sucedido, de hecho, aumentan los intentos de fabricar teorías acusatorias sobre las denominadas “asociaciones delictivas”, ténganse en cuenta los recientes casos italianos o foráneos, para hacer frente a los crecientes ataques contra el dominio.

Son ejemplificadores el “Caso Bombas” en Chile o las distintas fabricaciones en Grecia de presuntos grupos terroristas anónimos, excusas para usar leyes ad hoc y encarcelar a anarquistas que, a menudo ni se conocen entre ellxs. El Estado, atacado de modo imprevisible, intenta histéricamente llevar a cabo su propia vendetta, golpeando a sus oponentes mediante presiones judiciales y el uso instrumental de los medios de información. La represión se suma a las duras condiciones de las prisiones, reservadas a lxs enemigxs de siempre, el aislamiento se convierte en una práctica sistemática orientada a la aniquilación del/de la presx. Así que, también en la cárcel, se corre el riesgo de que el virus de la insubordinación y el amotinamiento se difunda. Lo que pasó el 13 de Junio demuestra el interés de atacar a compañerxs ya presxs desde hace años, agravando así los cargos de los procesos y alejándolos de la libertad, intentando delinear entendimientos y afinidades hasta con individualidades que ni se conocen, al menos, por lo que a mí respecta. Por otro lado, para confirmar siempre mi irreductible individualidad y la naturaleza de mi actividad editorial, no puedo aceptar la definición de “instigador”, papel que minaría tanto mi autonomía como la de tantxs compañerxs anarquistas que forman parte del multiforme debate anarquista por todo el mundo. Entre individualidades bien conscientes del propio yo, no hay necesidad alguna de instigar nada. Todx anarquista, gracias a la reapropiación progresiva de sí mismx, es capaz, sin duda, de discernir y plasmar sus ideas y acciones de modo individual sin necesidad de que lx alienten o dirijan.

Me pareció importante escribir todo esto para dejar clara mi posición tanto a lxs que están fuera como a mis co-acusadxs, presentándome de tal forma que hasta quien no me conozca pueda relacionarse conmigo si lo desea. Desde luego que no será el cautiverio o el aislamiento al que estoy sujeto lo que me haga renegar de mi identidad o menospreciar lo que he hecho, el dominio no obtendrá mi rendición. Este encarcelamiento político será una ocasión para reforzar mi coherencia y mi dignidad, sabiendo que tantxs enemigxs de lo existente están de mi parte. ¡Sé que no estoy solo!

Mando cariño y fuerza a todxs mis co-acusadxs, aunque nunca he intercambiado una mirada con muchxs de vosotrxs, ¡estoy seguro de que el mismo fuego nos ilumina los ojos! Expreso mi solidaridad con lxs miembros presxs de la Conspiración de Células del Fuego atacadxs de nuevo por las autoridades italianas, ¡seguid fuertes, como habéis hecho hasta ahora! ¡Siempre con la cabeza alta!

¡Honor a todxs lxs compañerxs caídxs siguiendo el camino multiforme de la anarquía!
¡Solidaridad con todxs lxs presxs anarquistas en el mundo secuestradxs en las mazmorras de la democracia!

¡LARGA VIDA A LA ANARQUÍA!

Giuseppe Lo Turco
Individualidad anarquista presa

----------------------------------

Con el fin de no volver interminable esta entrada, y sin ánimo de menospreciar o restar relevancia a estos aportes (os aseguro que nada más lejos de mi intención), he optado por no reproducir íntegramente aquí las dos cartas difundidas por el compañero Marco Camenisch (Eco-Anarquista preso en Suíza, acusado también en este proceso) hasta el momento.

Os enlazo sin embargo a ambos escritos para que podáis leerlos y difundirlos. La primera la podéis leer en el blog Viva La Anarquía (aquí). La segunda carta la he recibido en el correo electrónico, por parte de lxs compañerxs de la publicación Refractario, pero podéis encontrarla en su blog, aquí.

Sobre los traslados.

Como ya pronosticaba el compañero Gabriel en la carta (la primera de esta entrada), lxs compas han comenzado a ser trasladadxs estos días a otras cárceles donde existen secciones de Alta Seguridad (A. S. 2). Según el colectivo Aracnide, lo que se cree es que finalmente todos los compañeros serán trasladados al talego de Alejandría, mientras que las compañeras ya han pasado a la prisión de Remibia. Por ahora sin embargo se sabe que dos compañeros han sido trasladados a la prisión de Alejandría (Gabriel Stefano Fosco y Alessandro Settepani). Mientras tanto, Giuseppe Lo Turco todavía no se sabe en qué cárcel está ni a dónde ha sido trasladado, y por último, el compañero Sergio Maria Stefani permanece todavía en la cárcel de Regina Coeli.

En cuanto a las compañeras Giulia Marziale, Paola Francesca Iozzi, Katia di Stefano y Elisa di Bernardo se encuentran en Remibia.

Por si queréis solidarizaros, expresar vuestro apoyo o simplemente romper los muros del aislamiento carcelario y el silencio de la soledad que intenta hundir a lxs compañerxs, sabed que lxs afines del grupo Aracnide se han ofrecido a traducir las cartas y textos para que puedan llegar a lxs compañerxs (a lxs cuales, pese a haberle sido revocada la prohibición de tener correspondencia, sólo pueden ser contactadxs en Italiano). Por lo tanto, sólo tendréis que enviar un e-mail a aracnide@autistici.org comentando que queréis escribir a lxs compañerxs y enviar vuestros escritos para que lxs compañerxs sirvan de puente entre lxs encarceladxs por el Estado italiano y lxs solidarixs que están al otro lado.

Las direcciones de lxs compañerxs serían las siguientes actualmente:

DIRECCIÓN DE LA CÁRCEL DE ALESSANDRIA:

CC San Michele,
Strada Casale 50/A
15040 – Alessandria San Michele (AL)

-  Compas que están allí

* Stefano Gabriel Fosco
* Alessandro Settepani

DIRECCIÓN DE LA CÁRCEL DE REMIBIA

CC Rebibbia Femminile
Via Bartolo Longo 92
00156 Roma

- Compas que están allí

* Giulia Marziale
* Paola Francesca Iozzi
* Katia Di Stefano
* Elisa Di Bernardo

En lo relativo a los otros compañeros, se encuentran en:

Compañero Sergio Maria Stefani
CC Regina Coeli
Via Della Lungara, 29
00165 Roma

El compañero Giuseppe Lo Turco, por su parte, como ya he aclarado, está en paradero desconocido pues no ha trascendido todavía el centro penitenciario a donde enviaron

Direcciones de lxs compañerx extraídas de Viva la anarquía aquí (para la dirección del compañero Sergio, preso en Regina Coeli) y el resto de la noticia aparecida en Refractario (aquí).

--------------------------

Por ahora nada más, esperamos nuevas actualizaciones. Por ahora a difundir y a solidarizarse.
¡Stop montajes!