"A la vida es necesario brindarle la elevación exquisita, la rebelión del brazo y de la mente" Severino Di Giovanni.

sábado, 7 de julio de 2012

Herida una niña de sólo 5 años por una pelota de goma tras una batalla campal por la huelga de lxs minerxs

Noticia redactada por mí con la información que he recibido en el correo electrónico de la mano de una compañera (gracias por difundir).

Ya ha trascendido, a través de diferentes medios y espacios de la red, que la guardia civil está utilizando una estrategia de guerra sucia para intentar sofocar las protestas en la cuenca minera de Asturias, en el marco de la huelga que dicho sector desenvuelve desde hace más de 40 días. Una huelga que, ciertamente, se ha ido radicalizando poco a poco, y que paulatinamente, va mostrando a cada vez más personas y colectivos descontentos y desengañados de las tesis reformistas, las estrategias de posibilismo demócrata y las protestas dentro de la legalidad establecida, razón por la cual optan por métodos más afines que ponen una vez más sobre la mesa las herramientas y prácticas de la guerra social y la lucha de clases, tales como el sabotaje, el corte de carreteras, la auto-defensa contra los embates represivos de la policía y las leyes y la construcción sobre la marcha de comunidades de lucha no sujetas a dictámenes sindicales o de ninguna otra entidad política interesada que busque recuperar las luchas y llevarlas por cauces inocuos, o donde puedan extraer algún beneficio aprovechándose de ellas.

Hacia las 22.30 de la noche del jueves al viernes, uno de tantos ejemplos de esa conducta cobarde por parte del Estado y sus perros guardianes terminó en tragedia cuando, en el marco de una batalla campal desatada en Pola de Lena (Asturias), cuando el pueblo respondió al asalto policial, una niña de tan sólo 5 años que se encontraba junto a su madre en el domicilio, recibió un pelotazo de goma por parte de la guardia civil. El impacto destrozó la ventana y alcanzó a la niña, que además del golpe de la pelota, sufrió también cortes profundos en la cara, al clavársele algunos de los cristales que se desprendieron de la ventana rota. La niña fue trasladada primero a un centro de salud cercano, donde la atendieron pero, ante la gravedad de sus heridas, decidieron enviarla a los hospitales de la localidad de Mieres, y también al de Oviedo.

La guardia civil está hostigando, por lo general, a toda la cuenca minera. No obstante, está focalizando su represión en dos localidades: Pola de Lena (donde esta niña fue herida) y Ciñera. En estas localidades, y según recoge la información que he recibido en el correo electrónico, la guardia civil bombardea literalmente con gases lacrimógenos que causan daños y problemas de respiración a embarazadas, ancianxs, niñxs y personas con problemas de asma u otro tipo de dificultades respiratorias. De hecho, y además de la menor de 5 años herida por la pelota de goma, otro menor habría tenido que ser hospitalizado por una intoxicación a causa de los gases. Otras muestras de represión son pinchar las ruedas de los coches de lxs minerxs para evitar que puedan desplazarse, amenazar a familias con represalias, identificaciones a diestro y siniestro, asaltar caseríos en helicóptero para realizar registros completamente ilegales y sin razón y otras prácticas que tienen como único objetivo amedrentar a las personas que, si bien no están participando directamente de la lucha, sí la apoyan abiertamente.

Insisto por vez enésima en que yo encuentro varios aspectos criticables en la lucha minera, y por supuesto, me reitero en lo que llevo diciendo desde que empecé a difundir noticias referentes a esta huelga y a las protestas de lxs minerxs, y es que creo que la minería es una práctica que explota desmesuradamente la tierra y causa graves problemas medio-ambientales al ser bastante contaminante, no obstante, creo que todavía puede tomar un cariz que no cuestione sólo las condiciones en las que actualmente han de realizar su trabajo, sino la raíz misma de este sistema y de cómo su funcionamiento, sea en las condiciones que sea, supone a largo plazo el saqueo de nuestras vidas, la explotación, la servidumbre, el chantaje y la destrucción de modos de vida sostenibles que no conviertan este mundo en una ruina a punto de venirse abajo.

Por eso yo, pese a mis reticencias, quiero mostrar mi apoyo a la lucha minera y llamarles a no morir ahí, a que la revuelta se extienda y a que sus fuegos se junten con otros para poner en jaque a este sistema asesino y sus estructuras.

Os estamos perdiendo el miedo, y cuanto más fuertes nos hacemos, más crece vuestro pánico, más aumenta vuestra represión y más grande e irreconciliable es nuestro profundo odio hacia vosotrxs y vuestro mundo.

A continuación, reproduzco tal cual la información que me llegó a mí al correo electrónico, y en la que me basé para escribir lo anterior:

------

Una niña de 5 años herida en la cara por una pelota de goma tras la batalla campal de anoche en Pola de Lena

La guardia civil ha tomado varios pueblos de la cuenca minera de Asturias, causando heridas a vecinos de dichos pueblos, casi  asfixian a un menor con los gases lacrimógenos y una menor ha recibido un pelotazo cuando se encontraba con su madre en el domicilio.

Hacia las 22:30 horas de anoche, una de las pelotas de goma lanzadas por los represores alcanzó a una niña que se encontraba junto a la ventana de su casa, lejos de los enfrentamientos, y le provocó heridas y profundos cortes de cristales en la parte derecha de la cara, de las que tuvo que ser atendida, en un primer momento en un centro de salud y, posteriormente por la gravedad de sus heridas, en los hospitales de Mieres y de Oviedo.

"A uno de los compañeros detenido ayer mientras luchaban por mantener su puesto de trabajo y el futuro de nuestras comarcas, y una vez metido en el furgón de la guardia civil, seis miembros de este cuerpo se metieron con él y le dieron una paliza, IMPRESENTABLES , REPRESORES , TORTURADORES , FASCISTAS.

Hoy en uno de los cortes,los del mismo cuerpo les gritaban a los compañeros en lucha que bajaran del monte si tenian cojones , gritaban que estaban hasta los güevos de los ASTURIANOS , nosotros sí que estamos hasta los güevos de vosotros"

Ya son muchas las denuncia públicas de la represión que está teniendo lugar en las cuencas mineras, tales como identificaciones a diestro y siniestro, pinchar las ruedas de los coches de mineros para evitar que salgan al día siguiente, presencia desmesurada para atemorizar a los vecinos y vecinas y evitar que siga apoyando la lucha, aterrizaje de helicópteros en caseríos para efectuar registros de forma ilegal, palizas... es una muestra mas de como funciona este sistema, de como se acallan o se intentan acallar en este caso, las voces de las personas que luchan por lo que es suyo.

------

Maderos, cerdos, asesinos.